Combate aeronaval en la Isla la Blanquilla

Segunda Guerra Mundial en Venezuela: el submarino U-615 es alcanzado por bombas y fuego de ametralladoras de la aviación norteamericana.  Desde mediados de 1943 el sumergible estuvo asechando en aguas del Caribe, donde logró hundir varios buques aliados, entre ellos el “Rosalía” al que destruyó frente a las costas del estado Falcón, luego de salir del Lago de Maracaibo cargado de petróleo. El submarino  fue ubicado desde finales de Julio, cuando se inicia uno de los combates más épicos de la guerra, y el más largo de toda la contienda contra un solo buque. Día y noche el submarino es atacado por los bombarderos aliados y este repele los ataques, matando e hiriendo a varios aviadores, incluso el 6 de agosto se traba un fiero combate entre un bombardero “Mariner” y el buque que recibe varios impactos, pero la certera artillería antiaérea del submarino logra hacer blanco contra el avión, que explota en el aire.  Sucesivamente van llegando más aviones desde Trinidad, Curazao y Panamá a  las inmediaciones de la isla venezolana de La Blanquilla, donde navega el U-615, quien se bate contra los aviones que se relevan uno tras otro o tienen que retirarse con averías en sus fuselajes o con los tripulantes heridos.  Finalmente el 7 de agosto, el subarino está averiado y su capitán ha muerto y la tripulación decide hundirlo.  Cuarenta y tres de los bizarros submarinistas son rescatados por un destructor que llegó al sitio. (Luis Heraclio Medina Canelón)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *