Competencia comercial entre Barquisimeto y Carora en 1880

 

Omar Garmendia
Cronista


Hasta fines del siglo XIX los comerciantes del estado Lara dueños de bodegas y pulperías se dedicaban al comercio intermediario al adquirir en grandes casas comerciales café, papelón, maíz, cueros de chivo y otros productos. En lentas recuas de burros estas mercancías eran llevadas a la costa y regresaban con mercancías de importación que luego vendían tanto en sus propios locales comerciales o en otras tiendas de la ciudad o de la región.

 
El comercio estaba en un nivel limitadamente sencillo, no especializado en un rubro especial de mercancías al por menor, como intermediario o como dueño de recuas para el transporte. En algunos casos tenían la función de prestamistas o fiadores y estas se hacían de palabra. Las transacciones comerciales se efectuaban directamente entre el vendedor y el comprador.
 
Comerciantes de esta clase se encontraban en Barquisimeto y en todos los pueblos circundantes como Carora, El Tocuyo, Yaritagua, Acarigua o Guanare. Aparte de la fabricación de alpargatas, ganadería, cría y uso de burros para el transporte de personas y mercancías (sal y café principalmente), caña de azúcar, cocuy y chimó, para finales del siglo XIX, Carora mantenía una actividad comercial importante, hasta el punto que se mantuvo una competencia comercial con Barquisimeto.
 
Explica Cecilio “Chío” Zubillaga Perera, en su obra La voz del común (s/f, p. 111) lo siguiente:
 
“Para el año de 1880 Barquisimeto tenía 26 Bodegas. Carora tenía 24. Barquisimeto tenía 2 barberías. Carora tenía 4. Barquisimeto tenía 3 boticas pero todas de un solo dueño. Carora tenía una que hacía importaciones directas y vendía al dueño de las boticas de Barquisimeto. Barquisimeto tenía 3 carpinterías. Carora tenía 6. Barquisimeto tenía 3 talabarterías. Carora tenía 5. Barquisimeto tenía 3 zapaterías. Carora tenía 8. Barquisimeto tenía 3 herrerías. Igual número tenía Carora. Carora tenía 3 platerías y una latonería. Barquisimeto no tenía ni platerías ni latonerías.
 
De modo que si no la superase la capital en la cifra de 13 casas de mercancías y 61 de ventas de víveres que tenía aquélla, contra solo ninguna casa especial de venta de víveres y 12 casas fuertes de mercancías y quincallerías que tenía Carora, esta subalterna se hombreaba, casi, con Barquisimeto en varios aspectos económicos, superándola en el número de algunas industrias. Para entonces tenían los municipios que capitaliza Barquisimeto, 29000 habitantes”.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *