Cuentos de terror en el Museo de Barquisimeto

 

Freddy Escalona Rangel
Escritor y cronista

 

Una tierra fecunda, de hechos y personajes emblemáticos para la historia de nuestro país; a propósito del próximo cumpleaños de la capital larense, te contamos los mitos más espeluznantes que han pasado de generación en generación y cada día, cobran más vida…

 
En esta plaza de majestuosos crepúsculos, hay cuentos de caminos que para algunos barquisimetanos nos parecen de película, pero para otros, que han vivido en carne propia y afirman que existen leyendas basadas en hechos sobrenaturales, no lo es. Son cientos de mitos que se han construido entre la cotidianeidad desde que la ciudad fue establecida, pero en esta oportunidad, te contamos de primera mano, las crónicas de voces reconocidas y de aquellos ciudadanos, que con su empeño, levantaron esta metrópoli y preservaron para las generaciones futuras, los testimonios del Barquisimeto de ayer.
 
Distintas son las fábulas que se fabrican entre los vecinos, están los supuestos túneles que comunican el museo con el cuartel Jacinto Lara, la iglesia Concepción y San Francisco;  así como también, los cuentos que se tejen sobre los espantos y asesinatos que ocurrieron en el siglo pasado.
 

Horror en el museo

El Museo de Barquisimeto, es una maravilla arquitectónica que desde su fundación en 1878, oculta historias que para muchos de nosotros son difíciles de creer; todas estas leyendas, conforman el gran misterio que envuelve a sus pasillos, que hasta hoy en día, siguen avivándose…
 
Todo inocente que llega a trabajar allí, renuncia, por los sustos y cosas que se llegan a ver, los espantos y hechos paranormales pasan tanto en día como en la noche.
 
Diversas son las historias relatadas por visitantes y trabajadores de este simbólico lugar que es patrimonio de la cultura larense, el cual funcionó en sus inicios como el antiguo Hospital “La Caridad”; la creencia local, se inclina a que las supuestas historias que surgen de este museo, puedan tratarse de pacientes y empleados.
 

La dama de blanco

La mayoría de las historias referentes a espíritus y experiencias paranormales en este recinto, apuntan a la existencia de una mujer que viste de blanco, como si se tratará de un uniforme y ha sido vista por algunos vigilantes y visitantes merodeando en la capilla “San Miguel”. La describen como una mujer descalza y con la cabeza hacia abajo, a la que no se le ve el rostro. De ser cierta esta aparición, se presume que sea el alma de alguna paciente tratada en el antiguo Hospital.
 

Invitados nocturnos

Una de las leyendas que cobra fuerza en los pasillos del Museo, es la de un joven que ha sido visto por algunos trabajadores, contemplando las obras de arte cuando ya la sede está cerrada, se trata de un joven, que viste con camisa de cuadros rojos y pantalón negro; según se comenta, se trata del alma de algún estudiante o visitante fallecido. Cuando los trabajadores que hacen el turno nocturno se han acercado al chico para preguntarle que hace en el recinto, este no contesta, no da la caray se retira pacientemente, caminando hacia el pozo que se encuentra adyacente a la capilla y desaparece.
Hospital de la Caridad
 

Golpes y cadenas

Según la cultura popular barquisimetana, suelen escucharse golpes a las puertas de la institución, así como pisadas lentas y misteriosas cuando no hay gente en la sede. Se comenta que estos hechos sobrenaturales ocurren mayormente los días lunes, cuando cierran sus puertas para realizar labores de mantenimiento; las trabajadoras del área administrativa, aseguraron que una vez que se encontraban en las oficinas, escucharon una cadena que se arrastraba por uno de los pasillos, al asomarse con mucho cuidado, el lugar estaba despejado.
 

Obras que cobran vidas

Estudiantes y guías de este importante centro cultural, aseguran sentirse intimidados por algunas pinturas de las cuales sienten malas energías, específicamente las que tienen personas que “pareciera que te observaran y te siguieran para todos lados”. Asimismo, en varias ocasiones, se ha especulado sobre una música que resuena dentro de un salón clausurado de música, así como narran haber observado animales un poco extraños caminando por el museo, perros con apariencia de lobos y otras representaciones extrañas.
 
Las consecuencias del soldado ahorcado
 
Se cuenta una historia muy particular ocurrida en el cuartel militar, donde se dice que un soldado perturbado, se ahorcó en una mata de mamón que se encuentra aún allí. Según los cuentos de camino, un hombre que trabajaba anteriormente en el museo como vigilante, se le apareció el fantasma del ahorcado y del miedo, decidió encerrarse en un cuarto y en la parte de afuera, se escuchaba el relinchar de un caballo que golpeaba fuertemente la puerta; al día siguiente del espanto, hallaron en shock al vigilante, su perturbación fue tal que ahora deambula por las calles como un mendigo.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *