Del gasto republicano

Douglas Zabala
Investigador

José Domin­go Díaz, en su libro “Recuer­do de la Rebe­lión de Cara­cas” nos pasea por la Primera Repúbli­ca y su abul­ta­do Pre­supuesto de Gestión. Allí señala como la Admin­is­tración Públi­ca de Cara­cas, en tiem­pos de la Coro­na, no importa­ba anual­mente sino cuarenta y cin­co mil pesos fuertes, entendién­dose por ella: La Cap­i­tanía Gen­er­al, la Inten­den­cia, la Audi­en­cia del Dis­tri­to y la Audi­toría, con sus respec­ti­vas secretarías.

Cuen­ta el redac­tor de la “Gac­eta de Cara­cas” como los inde­pen­den­tis­tas establecieron un gob­ier­no para un grande y rico Esta­do. Noven­ta y cua­tro mil pesos fuertes (94.000), en sólo las tres Cor­po­ra­ciones que lo com­ponían y que lla­maron, Con­gre­so, Poder Ejec­u­ti­vo y Alta Corte de Jus­ti­cia; sin incluir catorce mil (14.000) que importa­ban anual­mente, los de la casa des­ti­na­da para la primera y que con­sistían en plumas, papel, tin­tero, tin­ta, obleas, luces, agua y demás. En con­se­cuen­cia, los gas­tos fueron aumen­ta­do, solo en este ramo en sesen­ta y tres mil pesos fuertes (63.000).

Otra curiosa demostración de cómo comen­zamos a exager­ar en gas­tos mil­itares, la ten­emos en el caso del  Batal­lón Vet­er­a­no de Cara­cas, cuya insti­tu­ción importa­ba en aque­l­la ciu­dad, has­ta  el año 1810, de 8 a 9.000 pesos men­su­ales; el de la Reina, en los últi­mos años, de 3 a 4.000; el Cuer­po de Artillería, de 3 a 4.000, y las planas may­ores de los Cuer­pos de Mili­cias de la Provin­cia, y los oficiales de par­dos, sar­gen­tos y tam­bores de estos cuer­pos, de 5 a 5.500, lo que forma­ba un total en sus tér­mi­nos medios de 20.725 pesos fuertes al mes o de 243.800 pesos al año.

Aho­ra bien; en los días de la Primera Repúbli­ca, en la gestión de Miran­da y Bolí­var, el mis­mo Batal­lón Vet­er­a­no de Cara­cas, importa­ba men­su­al­mente la mis­ma can­ti­dad. El Cuer­po de Artillería de 7 a 8.000; el de Zapadores de 2 a 3.000, y las planas may­ores de los Cuer­pos Mil­itares, que forma­ban nue­stro inmen­so ejérci­to 17.200 pesos, lo cual, en su tér­mi­no medio, forma­ba un gas­to de 35.700 al mes, o de 428.400 al año. Había, por con­sigu­iente, un exce­so anu­al de 184.600 pesos.

Como ven esta manía de andar gas­tan­do más de la cuen­ta y dar­les a manos llenas al esta­men­to mil­i­tar, surgió de las emer­gen­cias que imponía los Esta­dos de excep­ción, deriva­do de las guer­ras inter­minables que siem­pre han acom­paña­do a esta ator­men­ta­da y her­mosa República. 

Será por esa razón que Venezuela está entre los 20 país­es donde más se ha gas­ta­do en la car­rera arma­men­tista y el úni­co Esta­do de Lati­noaméri­ca que figu­ra en este con­teo, según el Insti­tu­to Inter­na­cional de Esto­col­mo para la Inves­ti­gación de la Paz. Este es otro saber republicano.

 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *