Descripción pintoresca de Venezuela, el más bello país del trópico (1866-1874)

 

Omar Garmendia
Cronista y escritor

Anton Goering, nacido en Schönhaide, Prusia, el 18 de septiembre de 1836 y fallecido en Leipzig, Alemania, el 7 de diciembre de 1905, fue un naturalista alemán, zoólogo y ornitólogo, taxidermista, pintor, dibujante y cronista, que emprendió en 1866 un viaje de investigación a Venezuela a instancias de la Sociedad Zoológica de Londres


Ocho años le llevó el periplo a Anton Goering por las tierras venezolanas, así como también Trinidad y Curazao, lo que le permitió recopilar una significativa colección de especímenes y ejemplares disecados de aves y otros animales destinados al Museo Británico, además de una importante producción pictórica acuarelista, dibujos y notas de viaje (Diccionario de historia de Venezuela).

En 1892 publica su libro escrito en idioma alemán, cuyo título original es Vom Tropische tieflande zum ewigen schenee (De las bajas tierras tropicales hasta la nieves perpetuas), con el añadido del sugestivo subtítulo de “Descripción pintoresca de Venezuela, el más bello país del trópico”. En dicha obra Goering reúne la mayoría de sus paisajes y dibujos producto de sus experiencias vividas en los ocho años en los que recorrió Venezuela desde 1866 a 1874.

Se trata de un libro documentado de carácter divulgativo, escrito en un lenguaje llano y familiar sin pretensiones literarias, de narrativa separada de lo científicamente estricto, como sí lo hicieran otros científicos naturalistas como Humboldt, Sievers, De Pons, Koch-Grünberg, entre otros. En él se describen peripecias y aventuras por selvas y cordilleras venezolanas, en lo que sería un país remoto, extraño y exótico, ajeno al ambiente alemán y europeo, Toda la idea del viaje de Goering es mostrar el fuerte contraste entre la ubérrima vegetación tropical y las yermas y eternas nieves de la Sierra Nevada de nuestros Andes.

En él se muestran 12 acuarelas y 64 dibujos que intentan reproducir fielmente la realidad exterior de la espléndida e imponente naturaleza tropical. El interés de este libro radica en que no basta solamente la descripción naturalista de un paisaje, plantas y animales, sino que debe reproducirse asimismo de manera visual, los elementos observados, sobre todo en una época en que las comunicaciones, el comercio y aun la fotografía todavía no estaban desarrollados (De Blay, María, 1958, p.8).

Goering entra por Carúpano en 1866 y durante su estadía de 8 años en el país, explorará Puerto Cabello, los Valles de Aragua, los Andes y Caracas entre mayo y junio de 1867. Durante un período de dos años, entre 1868 y 1870, permanecerá en la región central de Venezuela. Luego se establecerá en Mérida y explorará la Sierra Nevada y los paisajes andinos.

Dentro de su diario de viajes y excursiones presentado en ocho capítulos, de amena narración, describe sus incursiones por diversos puntos de la geografía venezolana, con pinceladas pintorescas y aun humorísticas de sus peripecias del paso por ignotos parajes todavía vírgenes y poco explorados. En la introducción nos advierte que pocos países brindan a los científicos, investigadores y naturalistas la posibilidad de estudiar todas las zonas de hábitat de la flora y la fauna en una misma latitud.

Como lo hiciera Humboldt anteriormente, contempló las lejanas formas montañosas del continente al acercarse por primera vez desde Trinidad hacia Carúpano, alcanzando su bahía en una noche oscura y calurosa.

Cuenta Goering cómo fue su desembarco en Venezuela:

En la playa ya nos aguardaban algunos indios guaiqueríes, morenos y semidesnudos, descendientes todavía de los primitivos habitantes de la región. (…) Por un accidente al apearme, vine a dar con mi cabeza en el suelo, por fortuna, blando de la playa. (…). ¡Este fue, pues, mi desembarco en Venezuela!… (Goering, 1959, p.22).

 

Por sobre todo, Goering fue un dibujante, pintor y naturalista, y en sus escritos hace continuas referencias y alusiones a las ilustraciones contenidas en sus apuntes tomados del paisaje, exentas de descripciones puramente técnicas o científicas, limitándose, en este caso, a consignar los nombres científicos de aves y animales de todo tipo y la diversidad de plantas.

Al ser una obra dirigida a compatriotas lectores alemanes, en ocasiones Goering hace comparaciones y aclaraciones sobre ciertas expresiones de los nativos venezolanos y su significado para una mejor comprensión: “chubasco”, aguacero repentino y violento, acompañado de fuerte viento; “-cuchi-cuchi”, plantígrado conocido por su mansedumbre y domesticidad, estimado por su gracia y viveza: “velorio”, ceremonia fúnebre acompañada de jolgorios, música y plañideras.

Es indudable, dado en carácter intimista de la obra de Anton Goering, a ratos llena de expresiones admirativas ante el paisaje, a veces con descripciones de peripecias no exentas de cierta ingenuidad, junto con la sublime declaración de estar en el “más bello país del trópico”, nos induce a pensar que efectivamente el autor quedó completa y verdaderamente prendado de Venezuela.

Lleno de nostalgia, debió llegar el tiempo de la partida final. Con sentimientos encontrados, expresa en las últimas líneas de su libro de viajes las emociones que lo embargaban:

Venezuela para mí fue casi una segunda patria. Cuando llegó el día de mi separación después de ocho años de larga permanencia y viajes en todas direcciones, al divisar desde la cubierta del barco las montañas costaneras de Puerto Cabello y la majestuosa Silla de Caracas, me embargó un sentimiento contradictorio de tristeza porque debía abandonar el país, de gozo porque finalmente volvía a ver a los míos. Luego se dio la señal de partida; la hélice comenzó a trabajar y paulatinamente las principales alturas de la costa fueron desapareciendo en la lejanía brumosa del horizonte.

Este cuadro encantador ha quedado de manera indeleble grabado en mi mente, junto al ardiente deseo, de verlo otra vez convertido en realidad. ¿Podré realizarlo alguna vez? (Goering, Anton, 1959, op.cit. p.172).


REFERENCIAS
De Blay, María Luisa (1958). Prólogo en Goering, Anton (1959). Venezuela. El más bello país tropical. Mérida: Talleres Gráficos Universitarios
Diccionario de historia de Venezuela. Goering, Anton. [Documento en línea] Disponible: http://bibliofep.fundacionempresaspolar.org/dhv/entradas/g/goering-anton/ Consulta: 27-01-2019
Goering, Anton (1959). Venezuela. El más bello país tropical. Trad. M. Luisa G. de Blay. Mérida (Venezuela): Talleres Gráficos Universitarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *