Educación pública en el Distrito Cabudare 1900 – 1935

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

Desde la creación de la Provincia de Barquisimeto en 1832 hasta 1869, las escuelas   de primeras letras, o provinciales (Hoy escuelas estadales) eran sostenidas por las Diputaciones Provinciales (actuales Asambleas Legislativas). Además existían las escuelas municipales, y más tarde, las escuelas federales sostenidas por el Estado Nacional (hoy escuelas nacionales) creadas en 1870, por el Presidente Antonio Guzmán Blanco cuando decretó la educación pública gratuita y obligatoria


       Los inicios del siglo XX en Venezuela, se caracterizaron por una inestabilidad política arrastrada desde el siglo pasado. Ejerció la presidencia del país el General Cipriano Castro desde 1899 hasta 1908 y le continuará el General Juan Vicente Gómez hasta 1935. Se produjo el alzamiento fallido del Mocho Hernández (1900), el bloqueo económico de Alemania e Inglaterra por deudas que Venezuela tenía con ellos (1904),  las protestas estudiantiles de 1928, el bicentenario de la muerte del Libertador (1930), y la muerte de Juan Vicente Gómez en 1935.

        La actividad económica sustentada en lo agrícola y pecuario caracterizó al país y al actual municipio Palavecino. En este último, los principales productos fueron caña de azúcar, café, maíz y ganado vacuno. En la década de los años treinta inició la actividad petrolera, que transformó progresivamente la vida económica y cultural del país.

Fotos referenciales

       El paludismo, el mal de Chagas y el cólera, serán frecuentes en la población desasistida de centros médicos y con graves problemas sanitarios. El país deberá enfrentar la epidemia de la gripe española, en 1918-1919, con los pocos recursos sanitarios que existían, mientras a nivel internacional se había desarrollado la Primera Guerra Mundial entre 1914-1918 y la crisis económica o crack de 1929.

       La educación estaba reducida a un pequeño número de instituciones que atendían a un bajo porcentaje de la población. Cuatro Códigos de Instrucción Pública  (1904 – 1905 –1910 y 1912) y tres Leyes de Educación (1915– 1921 y 1924), dictaron las orientaciones en lo referente a la educación, en las tres primeras décadas del siglo XX. Las escuelas primarias  se dividían en federales, estadales, municipales y particulares.

       El entonces, Distrito Cabudare, (actuales Municipios Palavecino y Simón Planas), se dividía en los Municipios Cabudare, los Rastrojos y Sarare. En 1929 contaba con una población de 14.723 habitantes, y durante el período abordado, no contó con instituciones de educación secundaria, ni universitaria.

       Ofrecemos esta contribución sobre la educación entre los años 1900 y 1935, en el actual municipio Palavecino, partiendo de la revisión de las Memorias que aporta el Ministerio de Instrucción Pública de esos años, y otros documentos, donde se ofrece información y datos, que permite reconstruir, a grandes rasgos, la situación educativa en el distrito Cabudare, y resaltar a sus maestros.

     

Plaza Bolívar de Cabudare

La Memoria de Instrucción pública de 1910, señala que en el distrito Cabudare funcionaban 4 escuelas federales. En Cabudare: la Escuela Federal de Niñas, con 36 alumnas, atendida por Mercedes Ponte de Meleán, asignada allí desde el 17 de mayo de 1909 (pero ella ejercía de maestra desde 1882), y la Escuela Federal de Varones, con 40 niños, a cargo del Bachiller Virgilio García. 

En Sarare: la Escuela Federal de Varones con 34 alumnos, era atendida por Felipe Ramírez y la de Hembras, con 33 niñas, por María de Dávila. (p. 137). En ese mismo instrumento del año 1911, se aprecia que continúan los mismos docentes, excepto por María de Dávila, sustituida por Flor de María Cadevilla. (p. 239).

        El 24 de diciembre de 1909 con el decreto 1.855, se creó una escuela diurna de varones estadal, regentada por Héctor Rojas Meza (Sección de Hacienda y Fomento del estado Lara). El Prof. Taylor Rodríguez señala que entre 1907 y 1911, este educador y Petra de Orozco daban clases particulares en Los Rastrojos, y que, Pedro S. Pacheco estableció una escuela privada en Cabudare.

      El Código de Instrucción Pública de 1912, marcó muchos cambios en educación.  Las escuelas eran atendidas por un solo maestro, pero a partir de ese año, se empiezan a crear en el país, las escuelas federales graduadas, donde se dictaban 6 grados con 6 maestros, se inició la creación de maternales o jardines de infancia, se crearon también las escuelas mixtas (varones y hembras juntos), se inicia la práctica de darle a cada una, nombre de próceres y servidores ilustres y se establecen los programas escolares.

       Ese año se crearon en el país 43 escuelas federales graduadas completas. En Barquisimeto se crearon la Escuela Lara y Wohnsiedler. En el distrito Cabudare, ese año, había 4 escuelas federales, 2 provinciales (estadales) y una privada. (p. 346).

       Según informe que presenta en 1913, la Superintendencia de Instrucción Popular de los Estados Lara y Yaracuy, había un total de 108 planteles de instrucción primaria, de los cuales, 66 pertenecen a Lara y 42 a Yaracuy. De estas 108 escuelas: 71 eran federales, 12 provinciales, l6 municipales y 9 privadas. Distribuidas por sexos, corresponden 56 a varones, 40 a hembras y 12 eran mixtas.

       En el distrito Cabudare, ese año, siguen funcionando 4 escuelas federales, 2 provinciales y 1 privada. Las escuelas federales estaban asignadas con los números 16, 17, 18 y 19.  En Cabudare la número 16, era una escuela de varones atendida por Manuel Felipe Sosa; y la número 17, de hembras a cargo de Mercedes Ponte de Meleán.  Las números 18 y 19 estaban ubicadas en Sarare y eran de varones y hembras  y eran atendidas por Eduardo Bernal y Palmacia Carrasco, respectivamente.  No tenemos información de las provinciales, y la privada, se presume, pudiera referirse a la de Omaira Sequera Salas.

       En 1914 seguían los mismos docentes, pero Manuel Felipe Sosa es sustituido por Manuel Guevara, asignado desde el 9 de mayo de 1913. En 1915, Palmacia Carrasco es reemplazada por Inés Sánchez, nombrada el 29 de octubre de 1915. Ellos en  1919, continuaban en el cargo.

       El 1º de junio de 1921 se creó la escuela federal primaria de niñas de un solo maestro Nº 44 en Los Rastrojos y Omaira Sequera Salas fue designada como maestra. Sin embargo, esta educadora venía atendiendo a los niños de la población de Los Rastrojos en una escuela particular fundada por ella en 1906.  

       En la edición aniversaria de El Impulso, del 1º de enero de 1924, se señala que en el distrito Cabudare había 3 escuelas federales unitarias, dos escuelas estadales, una en los Rastrojos y otra en Cabudare y una escuela de corte y costura. Esta última se creó en 1922 y estaba a cargo de Mercedes Ponte de Meleán. Ese año, la educación primaria se dividía en elemental (4 años) y superior (2 años).

Las asignaturas que se dictaban eran:

Elemental: Lectura, escritura y elementos de lengua castellana; elementos de aritmética y nociones sobre el sistema legal de pesas y medidas; rudimentos de geografía  e historia de Venezuela; rudimentos  de moral e instrucción cívica; rudimentos de urbanidad e higiene; el himno nacional y cantos escolares; elementos de trabajo manual y de labores de mano (niñas);  nociones de las funciones del cuerpo humano y las enfermedades más comunes en Venezuela y modos de prevenirlas; las plantas y los animales, cultivos y cría de animales; ejercicios gimnásticos.

Superior: elementos de gramática castellana; elementos de aritmética y nociones sobre el sistema legal de pesas y medidas; geografía de Venezuela; Historia de Venezuela; nociones de geografía e historia universales; elementos de ciencias físicas y naturales; instrucción moral y cívica; urbanidad y elementos de higiene; nociones de dibujo y perspectiva y nociones de geometría y música; trabajos manuales y nociones de agricultura y cría (varones) y labores de mano, costura y nociones de economía doméstica (niñas)

       En 1929 se señala la existencia de seis escuelas federales en el distrito Cabudare. En la población de Cabudare funcionaban dos instituciones, una de varones a cargo de Jorge W. Ferrer Martínez, y la de hembras a cargo de María Ledezma, ambos nombrados en 1927. En Los Rastrojos, había una escuela de hembras dirigida por Omaira Sequera Salas y una de varones con el maestro Tobías Ramos. En Sarare, existían, dos de hembras con las maestras: Teresa Borges y Angelina Araujo de Lozada y en La Miel, una a cargo de  Rosario de Mendoza. En 1927 era maestro de la escuela federal No. 13 en Los Rastrojos, Miguel Bernal.

Ramón Díaz, estudiante de agronomía de la UCLA, en un trabajo mimeografiado realizado en 1966, menciona, que por tradición oral, se dice que en la década de los años 30, en Agua Viva, el Sr. González Meléndez tenía una escuela particular, y Concepción Rotjes Cariel de Rodríguez (Concha), habría sido designada posteriormente, maestra de esa población.

       El Profesor Taylor Rodríguez, señala como hipótesis, que Rafael Domingo Silva Uzcátegui, quien heredó de su padre, Rafael Silva Riera, la hacienda Agua Viva, en 1918, “…organizó cursos libres de alfabetización dedicado a los peones que laboraban en aquella hacienda…” (p. 12). Este aporte constituye la segunda parte de un trabajo de investigación dedicado a reconstruir la historia de la educación, instituciones educativas y educadores del Municipio Palavecino.


Fuentes  Consultadas:
Códigos de Instrucción Pública  (1904 – 1905 – 1910 y 1912)
Díaz, Ramón. Estudio Socio-económico de la Comunidad  de Agua Viva. Cabudare, 1966. Mimeografiado 
Leyes de Educación  (1915 – 1921 – 1924)
Memorias del Ministerio de Instrucción Pública: 1913 – 1915 – 1919.
Rodríguez García, Taylor. Antecedentes, Orígenes y Desarrollo de la Educacional Institucional en la Parroquia Agua Viva. 1918-1958. Cuaderno de historia local No. 16. Serie Agua Viva. No. 2. Cabudare, 2002.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *