El coleccionismo y la historia

Dalí Álvarez
His­to­ri­ador

Un colec­cionista es aque­l­la per­sona encar­ga­da de colec­tar, rescatar, res­guardar y con­ser­var de man­era orga­ni­za­da deter­mi­nadas piezas de val­or históri­co, artís­ti­co, deporti­vo, reli­cario, numis­máti­co, notafíli­co, filol­u­meni­co, del­ti­o­logi­co, filatéli­co, but­is­fíli­co, antigüedades y vin­tage en gen­er­al. Con­for­man­do gabi­netes, museos o galerías pri­vadas que con­sti­tuyen parte del pat­ri­mo­nio cul­tur­al tan­gi­ble de la famil­ia, una comu­nidad, ciu­dad, región o país donde se encuen­tre dicha colec­ción. No debe­mos con­fundir un colec­cionista con un acu­mu­lador. El colec­cionis­mo es pasión y cul­tura. Un acu­mu­lador posee un trastorno psi­cológi­co lla­ma­do disposofobia.

Los grandes museos, pina­cote­cas y galerías en el mun­do que alber­gan colec­ciones ofi­ciales; tienen su ori­gen en colec­cionistas pri­va­dos, colec­ciones que pertenecieron a Reyes, Emper­adores, Faraones, Nobleza y la alta élite económi­ca  de algún país y pos­te­ri­or­mente fue a parar a manos del esta­do, por medio de dona­ciones o expropiaciones.

En relación con el ori­gen del colec­cionis­mo el inves­ti­gador de his­to­ria del arte español Jacobo Storch de Gra­cia señaló: 

“La afi­ción a obje­tos llenos de belleza es una pasión antiquísi­ma. El colec­cionista par­tic­u­lar es un pro­duc­to casi exclu­si­vo del mun­do romano, cuan­do los grandes mag­nates y algunos emper­adores desar­rol­laron un desme­di­do gus­to por poseer y ate­so­rar obras de arte”.

 Mar­co Tulio Cicerón tuvo una intere­sante colec­ción de estat­uas, gemas tal­ladas y envas­es de már­mol, Nerón fue un gran apa­sion­a­do del colec­cionis­mo, osten­tan­do numerosas joyas, obje­tos fab­ri­ca­dos en met­ales pre­ciosos, cuadros y escul­turas. Otros emper­adores romanos colec­cionistas eran Adri­ano y  Julio Cesar. El Rey Alfon­so X de Castil­la cono­ci­do como el sabio, fue un gran colec­cionista de libros, igual­mente Isabel la católi­ca y Juan I, Duque de Berry fueron promi­nentes coleccionistas.

En Améri­ca en el pala­cio azteca de Moctezu­ma habían dec­o­ra­do con tal­la­dos, pin­turas, escul­turas, mosaicos y demás ele­men­tos artísticos.

Fran­cis­co de Miran­da colec­ciona­ba libros. Rómu­lo Betan­court pres­i­dente de Venezuela en dos opor­tu­nidades, fue un gran colec­cionista de pipas de fumar.

El colec­cionis­mo a nue­stro modo de ver es un fenó­meno antropológi­co, soci­ológi­co y psi­cológi­co que con­siste en ate­so­rar, colec­tar y con­ser­var obje­tos de una deter­mi­na­da índole y épocas en especí­fi­co, para luego mostrar y recrear orga­ni­zada­mente dicho con­jun­to de piezas colec­tadas. El colec­cionista reúne obje­tos de acuer­do a su gus­to y expe­ri­en­cia, igual­mente influye el con­tex­to en que éste se ha desarrollado.

El colec­cionista comien­za ate­so­ran­do obje­tos famil­iares o de su infan­cia, el colec­cionis­mo impli­ca un sano fetichis­mo, un pasatiem­po cul­tur­al donde las emo­ciones y expe­ri­en­cias son úni­cas. El colec­cionis­mo impli­ca tiem­po: Pasa­do, pre­sente y futuro; espa­cio: ori­gen de las piezas y del colec­cionista. Igual­mente impli­ca las cat­e­gorías de memo­ria, iden­ti­dad, pat­ri­mo­nio, cul­tura, edu­cación y pedagogía. 

Las colec­ciones de antigüedades, arte, numis­máti­ca, etc. son una her­ramien­ta pedagóg­i­ca  muy impor­tante para la enseñan­za de la his­to­ria y otras áreas del saber, es una man­era de preser­var la memo­ria y cómo ha ido evolu­cio­nan­do la tec­nología, la obso­les­cen­cia pro­gra­ma­da, la pub­li­ci­dad y pro­pa­gan­da, el uso y las cos­tum­bres de los pueb­los, podemos val­o­rar la sociedad de con­sumo en sus difer­entes fac­etas y épocas. 

En el mun­do se cono­cen grandes colec­ciones numis­máti­cas y de obras de artes que for­man parte de un impor­tan­tísi­mo pat­ri­mo­nio cul­tur­al, entre las primeras podemos men­cionar el Depar­ta­men­to de mon­edas, medal­las y antigüedades de la Bib­liote­ca Nacional de Fran­cia, Colec­ción Numis­máti­ca del Museo Británi­co, la colec­ción numis­máti­ca del museo de Viena, entre otros.  En nue­stro país el Ban­co Cen­tral de Venezuela posee un museo donde alber­ga una gran colec­ción de mon­edas y bil­letes nacionales.

Otras colec­ciones las ten­emos en: museo Lou­vre de París, el Pra­do en España, La Casa Museo de Rem­brandt, Museo Van Gogh; por su parte colec­cionistas pri­va­dos como Eli Broad, Car­los Slim, Rober­to Polo, entre otros for­man parte de una cama­da de por­ten­tosos colec­cionistas de obras de artes; piezas pin­tadas por Mon­et, Picas­so, Van Gogh, Dalí, Miró, Goya, y otros artis­tas  son algu­nas de las fir­mas de estos coleccionistas.

En Venezuela se cuen­ta con la Galería de Arte Nacional, los Museos de Arte Con­tem­porá­neo de Cara­cas Arman­do Reverón, Lía Bermúdez de Mara­cai­bo, Jesús Soto de Ciu­dad Bolí­var, Museo Ale­jan­dro Otero, el Museo Boli­var­i­ano, Museo del Trans­porte Guiller­mo José Schael, Museo Arque­ológi­co y Antropológi­co de Quí­bor José María Cruzet, Museo del Béis­bol Vene­zolano, el Museo de tradi­ciones Emil­ia Rosa de Gil de Humo­caro Bajo, munici­pio Morán en el esta­do Lara la cual fue con­sti­tu­i­do por los mis­mos pobladores de la comu­nidad, por medios de dona­ciones, entre otros.

Chevro­let Fleet Deluxe 1951 colec­ción Museode Trans­porte de Caracas

Per­son­al­i­dades como la vene­zolana Patri­cia Phelps de Cis­neros una de las más grandes colec­cionistas de arte en Lati­noaméri­ca, el caraque­ño Ronald Har­rar colec­cionista de arte con­tem­porá­neo, el señor Rafael Andrés Montes de Oca (Pepi), quien fue gob­er­nador del esta­do Lara y Min­istro de Rela­ciones Inte­ri­ores, fue en vida un extra­or­di­nario colec­cionista de obras de arte.

La activi­dad del colec­cionis­mo en Venezuela es muy dinámi­ca, con­stan­te­mente se real­izan expo ven­tas,  mer­ca­dos, encuen­tros y otros even­tos afines. Ten­emos en el país grandes colec­cionistas de tal­la inter­na­cional, tan­to por su colec­ción como por sus conocimien­tos en la mate­ria, hom­bre como Manuel Rojas, un exper­to numis­máti­co que ha rep­re­sen­ta­do a Venezuela en esta área en var­ios país­es del mun­do, Rómu­lo Briceño y Juan Car­los de Abreus entre los más grandes colec­cionista de botel­las de Lati­noaméri­ca, Jorge Col­menares y Gilber­to Gil extra­or­di­nar­ios colec­cionistas de bara­ji­tas de béisbol.

En Aragua encon­traremos a Ger­mán Jaspe, colec­cionista de botel­las y avi­sos rela­ciona­dos con gaseosas y cervezas vene­zolanas. En Lara ten­emos al pro­fe­sor Astol­fo Bor­jas, Nés­tor Gon­za­les, Eddie Peña, entre otros. 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *