El diputado incómodo

Douglas Zabala
Escritor e investigador

Después de los sucesos del 19 de abril, Simón Bolívar junto a Andrés Bello, fueron comisionados a Europa para llevar la nueva noticia de lo acontecido en Caracas. De regreso trajo al Generalísimo Francisco de Miranda, para que se sumase, ahora sí, en territorio patrio, a la causa de la Independencia.

España ofreció 30.000 pesos por su cabeza: “Miranda, el general que fue de la Francia, maquinó contra los derechos de la Monarquía que tratamos de conservar, y el Gobierno de Caracas, por las tentativas que practicó contra esta Provincia en el año 1806 por la costa de Ocumare y por Coro”

Bolívar ignoró aquella advertencia donde España insistía: “Nosotros consecuentes en nuestra conducta debemos mirarlo como rebelado contra Fernando VII, y bajo de esta inteligencia si estuviese en Londres, o en otra parte, y si se acercase a ellos sabrán tratarle como corresponde”.

Miranda salió electo como diputado por El Pao para formar parte del Congreso General de Venezuela, el cual se instaló el 2 de marzo de 1811 y tan incómodo le fue al imperio español, que terminó su vida en la mazmorra imperial de La Carraca, España. Este es otro saber republicano.

Francisco de Miranda en La Carraca

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *