El Pachano: la primera moneda de oro acuñada en Venezuela

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista y cronista
luisperozop@hotmail.com
IG/TW: @LuisPerozoPadua

Cuan­do el gen­er­al Anto­nio Guzmán Blan­co fungía como min­istro plenipo­ten­cia­rio de Venezuela ante var­ios gob­ier­nos europeos, fir­mó un con­ve­nio en Lon­dres con Miguel Tejera para la insta­lación de una nue­va casa de la mon­e­da en Cara­cas. Cor­ría el año 1885.

Según las cróni­cas, la mate­ria pri­ma dis­pues­ta sería el oro extraí­do de las minas de Guayana, y para tal fin, se le otorgó la con­ce­sión a la empre­sa france­sa C. A. La Mon­naie, que era afín al grupo de nego­cios de los her­manos Péreire, cuyo con­tra­to se validó por 20 años, en donde estip­u­la­ba que la nue­va fábri­ca debía acuñar cua­tro mil­lones de bolí­vares en oro y plata.

El 16 de Octubre de 1886 el pres­i­dente Anto­nio Guzmán Blan­co inau­gu­ra la primera casa de mon­e­da de Venezuela con el nom­bre de Casa de la Mon­e­da de Caracas

Al poco tiem­po, Guzmán Blan­co fue nom­bra­do pres­i­dente de los Esta­dos Unidos de Venezuela para el perío­do con­sti­tu­cional 1886 a 1888, toman­do pos­esión del car­go el 27 de agos­to de 1886, por lo que se hicieron todos los prepar­a­tivos para que el nue­vo mag­istra­do nacional inau­gu­rara la Casa de la Mon­e­da, que se emplazó en la Aveni­da Norte 4, N° 48, en la antigua Calle del Com­er­cio, en una casona de dos pisos y, que con el paso del tiem­po se pop­u­lar­izó como Esquina del Cuño, nom­bre que aún conserva.

Tras la renun­cia de Adol­fo Ernst, quien desem­peñó el car­go por pocos días, el gen­er­al Jac­in­to Regi­no Pachano, mil­i­tar y políti­co naci­do en La Vela de Coro, esta­do Fal­cón, el 22 de abril de 1835, quien además era escritor; fue nom­bra­do Inspec­tor Nacional en la Casa de la Mon­e­da. Sus fun­ciones eran, entre otras, con­tro­lar debida­mente la activi­dad del cuño, así como fir­mar las actas de acuñación de la insti­tu­ción para así poder colo­car en cir­cu­lación las monedas.

Cien bolívares en oro

La primera mon­e­da que se acuñó fue una pieza de 100 bolí­vares en oro, ley 900, con un peso de 32,2 gramos y un diámetro de 35mm, que el pro­pio Inspec­tor Nacional le obse­quió al pres­i­dente de la Repúbli­ca quien al recibir­la exclamó: “¡qué bueno, Pachano!”, lo que dio ori­gen al nom­bre de “pachanos” con que han sido denom­i­nadas común­mente estas mon­edas. Luego Guzmán Blan­co des­tinó esa mon­e­da al Museo Nacional.

En su libro Mon­edas Vene­zolanas, Mer­cedes Car­lota de Par­do, fun­dado­ra de la Colec­ción Numis­máti­ca del Ban­co Cen­tral de Venezuela, rela­ta que, luego de una serie de encuen­tros y des­en­cuen­tros entre el Gob­ier­no nacional y la com­pañía france­sa La Mon­naie, el 28 de junio de 1889 se clausuró defin­i­ti­va­mente la Casa de la Mon­e­da de Cara­cas, últi­ma fábri­ca de este tipo en la ciu­dad cap­i­tal. La vida oper­a­ti­va de esta fábri­ca fue de ape­nas 33 meses.

Final­izó sus labores después de una últi­ma acuñación de 6.200 pachanos, cuyo oro había sido remi­ti­do por la C.A. Min­era Nacional El Callao.

Jac­in­to Regi­no Pachano

Tiene la efigie del Libertador

Fue acor­da­do que, para esta primera mon­e­da de oro, (Pachano), “se imprim­irá en su adver­so la efigie del Lib­er­ta­dor Simón Bolí­var, miran­do a la derecha. En el rever­so se grabará el Escu­do de Armas de la Repúbli­ca y el año de acuñación”.

Como dato rev­e­lador, la auto­ra de Mon­edas Vene­zolanas, pre­cisa que se acuñaron 87.429 pachanos, entre 1886 y 1889, sien­do los de 1886 los más bus­ca­dos por colec­cionistas, debido a que en ese año solo se pro­du­jeron 4.250 piezas.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *