El padre Liendo y Larrea y el Club de los sin Camisa

Mario R. Tovar G.
Profesor, Investigador y Columnista
mtovar60@hotmail.com

“Yo soy el sin camisa, yo soy el sin calzones, 
porque me los robaron los españoles.” 
Estri­bil­lo com­puesto por 
José Joaquín Lien­do y Lar­rea en 1810

El Club de los sin Camisa fue un grupo disidente de la Sociedad Patrióti­ca, quienes eran par­tidar­ios de emplear los medios más audaces para lograr su obje­ti­vo de acel­er­ar la Eman­ci­pación Nacional.

En este sen­ti­do, este grupo de exal­ta­dos patri­o­tas querían suplan­tar al Con­gre­so de 1811 y al no lograr su cometi­do des­de la Sociedad Patrióti­ca, optaron por sep­a­rarse de ella, para for­mar tien­da aparte en el denom­i­na­do Club de los Sin Camisa; grupo al que pertenecía el padre José Joaquín Lien­do y Lar­rea, cabeza de los revoltosos, quienes se reunían en casa de doña Micaela Del­ga­do, pri­ma del pres­bítero, en cuyo hog­ar éste hab­it­a­ba y además se fundó el cita­do Club de los sin Camisa; nom­bre que recuer­da a los sans-coulote de la época de la Rev­olu­ción France­sa, según reseña el his­to­ri­ador Manuel Vicente Mag­a­l­lanes en su impor­tante obra tit­u­la­do His­to­ria Políti­ca de Venezuela (1973).

Sociedad Patrióti­ca de Cara­cas. Ima­gen referencial

Pos­te­ri­or­mente, estas reuniones pasaron a la res­i­den­cia de don Andrés Moreno, quien, des­de el regre­so de su prisión en Puer­to Rico, mostra­ba un evi­dente descontento.

A este respec­to, el Con­gre­so había dec­re­ta­do en su hon­or una cade­na sim­bóli­ca, que llev­a­ba al cuel­lo, que decía: “La sufrí por la Patria”, pero ello no era sufi­ciente para sat­is­fac­er sus aspiraciones.

Según Manuel Vicente Mag­a­l­lanes, lo poco que se sabe del Club de los sin Camisa, se infiere por la per­son­al­i­dad y algu­nas de las acciones tomadas por el padre Lien­do y Lar­rea, nat­ur­al de San Felipe y de unos trein­ta y ocho años aprox­i­mada­mente; hom­bre de ideas rad­i­cales y con­sid­er­a­do por muchos como excén­tri­co y estrafalario; dota­do de cual­i­dades para la ora­to­ria, quien expresa­ba con soltura las ideas hil­vanadas por su mente lib­er­taria, con la may­or sinceridad.

En tal sen­ti­do, Lien­do y Lar­rea fue un nato pro­pa­gan­dista de la rev­olu­ción; creía en ella, así como en ben­efi­cios que le repor­taría a la nación.

Padre Lien­do y Lar­rea y el Club de los sin Camisa. Ima­gen referencial

Según la cróni­ca de la época, durante la cel­e­bración del primer aniver­sario del 19 de Abril de 1810, dicho pres­bítero orga­nizó una man­i­festación has­ta las oril­las del Guaire, por­tan­do un retra­to de Fer­nan­do VII y al lle­gar al río, lo sumergió tres veces en el agua para “ahog­ar” al infame rey.

Fer­nan­do VII, rey de España

En sus acciones le acom­pañó Juan José Lan­dae­ta, así como el francés Pedro Anto­nio Leleux, quien vino con Fran­cis­co de Miran­da des­de Lon­dres como su secretario.

Para 1813 Lien­do y Lar­rea se encon­tra­ba pri­sionero, enjui­ci­a­do y enfer­mo de “flu­jo hemor­roidal”, bajo el cuida­do de su ami­go el doc­tor José María Var­gas, en espera de ser lib­er­a­do bajo fian­za, para irse a Las Antil­las, como era su deseo.

Final­mente, el Club de los sin Camisa fue un grupo de jacobi­nos criol­los surgi­dos de la Sociedad Patrióti­ca, quienes rep­re­sen­taron la primera división reg­istra­da en la his­to­ria de los par­tidos políti­cos en el país. 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *