El servicio de agua en la historia del municipio Palavecino

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino
arisyoli1@yahoo.es

Esta investigación pretende abordar, algunos aspectos sobre el tema del servicio de agua potable para el consumo humano, transportada por acueducto, en el municipio Palavecino, a lo largo de la historia


El doctor Juan de Dios Ponte, fue abogado, y uno de los primeros jueces de la Provincia de Barquisimeto al constituirse ésta en 1832,  fue  además, gobernador de ella entre 1837-1841, y es considerado como el primer gobernante preocupado por el abastecimiento de agua de las diferentes poblaciones de esta entidad territorial, entre ellas, Barquisimeto y Cabudare.

Telasco Mac.Pherson en su Diccionario del Estado Lara publicado en 1883, señala, que entre las obras realizadas durante esa administración se encuentran: “…el haber atendido á la necesidad que tenía el pueblo de Cabudare de una fuente, ó pila de agua en la plaza de su Iglesia parroquial para conducir a ella las aguas de la Mata…” (p. 423)

En la esquina derecha de la foto, se aprecia la pila de agua, que estaba ubicada en la actual Plaza Bolívar de Cabudare

Juan de Dios Meleán, en el artículo que escribió sobre Cabudare, publicado  en el mencionado Diccionario del Estado Lara, sobre el servicio de agua en Cabudare, señala, que las aguas de la quebrada La Mata: “…vienen al centro de la ciudad, por un acueducto, y surten la pila construida en la plaza Guzmán Blanco…” (p. 90). La plaza Guzmán Blanco es una de las denominaciones que recibió a lo largo del tiempo, la actual plaza Bolívar.

En las obras tituladas Diputación Provincial de Barquisimeto. Ordenanzas Resoluciones, Decretos, Acuerdos y Comunicaciones; recopiladas y publicadas por el Dr. Francisco Cañizales Verde, en cuatro volúmenes, podemos apreciar que en el presupuesto elaborado por  la Diputación Provincial de Barquisimeto para el año 1837, se destinaron 500 pesos “…para la pila de Cabudare…” (Vol. III. Años 1832-1837. p. 197). Esa misma institución, en el presupuesto de 1839, destinó 500 pesos más, para “…la conclusión de la pila de Cabudare. (Vol. IV. Años. 1838-1846.  p. 33). En 1847 se destinaron 600 pesos para “…el dique de la quebrada La Mata” (Idem. p. 183)

Desde el año 1847, puede apreciarse como dentro de los gastos municipales de la Diputación Provincial de Barquisimeto, se destinaban 48 pesos para el pago del celador de la pila de Cabudare y 36 para “… el guardamonte de la vertiente de La Mata que surte de agua a la citada población…” (Idem. p. 183).   Este sueldo,  fue aumentado en 1850 a 96 bs para el celador de la pila, y 72 bs.  al guardamonte de la quebrada La Mata. (Vol. V. Años 1848-1851. p. 173).

En un  documento localizado en el Registro Público de Cabudare del año 1849, encontramos que  Santiago Orojuela contrató a Antonio Tovar:

 “…como maestro alarife en el ramo de la albañilería … para un dique en la quebrada de La Mata en la parte que incluirá su corriente para esta población y que indica el (no legible) trazado por el ingeniero Rafael R. de Carrera Heredia, de la extensión de cuatrocientos treinta y ocho varas, en cuatro trozos de a ciento diez varas los tres primeros y de ciento ocho el cuarto…” 

En 1874 se decretó el Ministerio de Obras Públicas (MOP), que entre sus responsabilidades estaba la distribución de agua potable. Luego de cuarenta años, nuevamente encontramos información sobre el agua para la población de Cabudare, cuando en el Mensaje que ofreció Aquilino Juares como Presidente del Estado Lara a la Asamblea Legislativa en 1896, señala que debido a:

“…las grandes economías que he hecho… me proponía realizar un vasto plan de progreso…Pero como sin la paz todos los demás bienes son secundarios…” no pudo realizar las obras que se tenían planificadas en su gestión como: “… mejorar el Acueducto de  Cabudare y dar un reloj para su torre…” (p. 11)

En el año 1908, el gobierno de Juan Vicente Gómez decretó, que el suministro de agua o acueductos, era de servicio público, de prestación obligatoria y gratuita. En el Informe que el Concejo Municipal de Distrito Cabudare  presentó al Congreso de Municipalidades, instalado en Caracas el 19 de abril 1911, con motivo del Centenario de la Independencia, y realizado como un homenaje al poder comunal en la independencia; se ofrecieron datos, entre otros aspectos, sobre la situación económica y social, del para entonces, distrito Cabudare, y destaca sobre el nivel sanitario, que Cabudare:

“…Tiene agua potable de calidad del buco del Turbio, donde afluyen agua de Macuto y Agua Viva, que surte el norte de la población….”  Y agrega. “…el acueducto de la Quebrada La Mata surte con 40 plumas en las calles principales y tenían pilas y alcantarillas…”

Pila de agua cercana a la Plaza Bolívar de Los Rastrojos

El 9 de enero de 1936, el Presidente del Estado Lara, Vincencio Pérez Soto decretó la reconstrucción del acueducto de la ciudad de Cabudare, por  considerar:

Que el acueducto que provee de agua potable a la ciudad de Cabudare no presta buen servicio y requiere una importante reconstrucción y notables reformas.”

Para ello, se dispusieron 20.000 bs que serían manejados y supervisados por una junta compuesta por: José María Ponte, Héctor Rojas Meza, Vidal Hernández, Abel Valenzuela, Abelardo A. Castellanos G., Luis Piñero y Virgilio Torrealba. (Memoria de la Secretaría General del Estado. 1936. p. 105)

En 1941 en el Mensaje que presentó el Presidente del Estado Lara, Dr. Honorio Sigala,  a la Asamblea Legislativa señala que:

“…se construyeron dos alcantarillas para el reparto público de agua y  y de tres estanques de cemento armado en los pozos de los caseríos, La Montaña, El Placer y La Galería…” (p.19).

En 1942,  se produjo la instalación de red de tubos  de distribución del acueducto que proveerá de agua al caserío El Mayal y las fuentes públicas necesarias para el consumo de la población. (Decreto 5. 17 octubre de  1942. Gaceta 1.215). En 1943 se crea el Instituto Nacional de Obras Sanitarias (INOS) responsable de los servicios de acueductos para los poblados mayores de 5.000 habitantes.

De acuerdo al Mensaje que presenta el Ciudadano Gobernador del Estado Lara, Miguel Romero Antoni, ante la Honorable Asamblea Legislativa en sus Sesiones Ordinarias de 1966, el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, a través de Malariología y Saneamiento Ambiental construyó “…el mayor acueducto rural construido en el país...” (p. 37) Que beneficiará 19 caseríos, entre ellos: “…además de Los Rastrojos y  La Piedad, y los caseríos Los Naranjillos, El Roble, Cerro del Muerto, El Palaciero, La Aguada, Tres Topias, Zanjón Colorado, La Montañita, El Mayal, El Tamarindo, El Placer, El Cenizo, y Coco de Mono.” (p. 37-38).  Destaca una inversión de 826.267,86 bs.

Igualmente señala, que el Ejecutivo del Estado invirtió 20.147 bs en la construcción, mejoramiento y ampliación del acueducto La Mata, para el beneficio del Asentamiento Campesino La Mata. (p. 38)

En la Memoria y Cuenta que presentó Alirio Enrique Rivero, Presidente del Concejo Municipal del Distrito Palavecino al Pueblo de Cabudare, de su gestión en 1971, señala que entre las obras que construyó la municipalidad vinculadas a acueductos, fue beneficiada la comunidad de Agua Viva:

“… a este caserío se le resolvió definitivamente el viejo problema del agua…se llevó a cabo la inauguración en el mes de diciembre del nuevo Acueducto Rural de Agua Viva con una capacidad de 500.000 litros diarios de agua…”  (p. 5)

Agrega además, que al Asentamiento Campesino La Mata:

“…la Municipalidad le prestó la colaboración de tubos para que conjuntamente con el INOS, se llevara hasta ese laborioso núcleo agrícola, el servicio de agua…” (p. 5). De igual manera, sobre el sector Pueblo Nuevo señala: “…se prestó la colaboración de tubos con la finalidad de ampliar el servicio de agua a esta nueva colectividad, con el trabajo conjunto del INOS. (p. 5)

Menciona ese documento, que la Urbanización Las Acacias tiene “…Acueducto completo para servicio diario…” (p. 5), y destaca que “También se construyó el acueducto para el caserío de Cabimba, ampliación del servicio en La Miel y barrio El guajiro de Sarare.” (p. 6)

A la par,  en 1973 se puso en funcionamiento el sistema Alto Tocuyo para abastecer de agua a Barquisimeto, y se inició el Proyecto Hidráulico de Yacambú-Quíbor, que nunca se culminó. En 1993 se creó Hidrolara, encargada de la distribución de agua en Barquisimeto y Cabudare.

En la década de los años 60, 70 y 80 del siglo XX, se inició la construcción de una serie de pozos para resolver la necesidad de agua, que requería el importante crecimiento urbanístico que se desarrollaba en el municipio Palavecino.

Para la distribución el agua potable en Cabudare, bajo la administración de Hidrolara, existen tres campos de pozos. El de la  Estación del Carabalí, adyacente a la intercomunal Barquisimeto-Cabudare, en las antiguas instalaciones del Ministerio del Ambiente, que se alimenta de varios pozos ubicados en el acuífero del Valle del Turbio, con  líneas de tuberías que abastecen de agua a Cabudare, y  al este de Barquisimeto.

El de la Estación de Agua Viva, que está ubicada al noroeste de la ciudad de Cabudare, el cual consta de pozos que abastecen a la parte baja del Manzano, a Cabudare y  al este de Barquisimeto. Y el de la Estación El Recreo -Valle Hondo, que  cuenta con pozos que la abastecen de agua. Existen además otros pozos que abastecen de agua a algunas comunidades rurales

En 1998  se menciona que la empresa Hidrolara, tenía 17 pozos que surtían de agua a Palavecino, y para 2014, se habla de 25 pozos; sin embargo, la distribución de agua potable en el Municipio Palavecino y en Cabudare, sigue siendo un tema permanente a resolver.


Fuentes Documentales consultadas
Memoria de la Secretaría General del Estado. Barquisimeto, 1936. 220 p.
Informe que el Concejo Municipal de Distrito Cabudare  presenta al Congreso de Municipalidades instalado en Caracas el 19 de abril 1911.
Memoria y Cuenta que presenta al pueblo de Cabudare, Alirio Enrique Rivero, Presidente del Concejo Municipal del Distrito Palavecino. Editorial pueblo. Barquisimeto, 1971. 17 p.
Mensaje que presenta el Presidente del Estado Lara a la Asamblea Legislativa en sus sesiones ordinarias. 1941. Litografía Bolívar. 28 p.
Mensaje que presenta el Ciudadano Gobernador del Estado Lara, Miguel Romero Antoni, ante la Honorable Asamblea Legislativa en sus Sesiones Ordinarias de 1966.
Documentos varios,  localizados en el Registro Público de Cabudare. Año 1849                   

Fuentes Bibliográficas consultadas
Cañizales Verde, Francisco. Diputación Provincial de Barquisimeto. Ordenanzas, Resoluciones, Decretos, Acuerdos y Comunicaciones. 1832-1837. Vol. III. Publicaciones del Centro de Historia Larense. Barquisimeto, 1994. 213 p.
Cañizales Verde, Francisco. Diputación Provincial de Barquisimeto. Ordenanzas Resoluciones, Decretos, Acuerdos y Comunicaciones. 1838-1846. Vol. IV. Publicaciones del Centro de Historia Larense. Barquisimeto, 1994. 220 p.
Mac.Pherson, Telasco. Diccionario del Estado Lara. Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico. 3era edición. Biblioteca de Autores Larenses. Ediciones de la Presidencia de la República. Caracas, 1981. 558 p.   

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.