El servicio de telégrafos en Palavecino

Yolanda Aris
Cronista Oficial del municipio Palavecino

El telégrafo fue inventado por el estadounidense Samuel Morse, en 1838, convirtiéndose este aparato en el primer dispositivo tecnológico para comunicaciones a distancia. Además, creó la clave o código  morse, que permitía la representación de letras y números, mediante señales emitidas, con pulsaciones eléctricas representadas en un sistema de puntos y rayas; que  permitían la transmisión de mensajes codificados.

En Venezuela llegó esta novedad en el año 1856 cuando el ingeniero español Manuel de Montúfar, logró firmar un contrato con el gobierno del presidente José Tadeo Monagas. Este servicio fue inaugurando el 29 de mayo de ese año, con la línea Caracas – La Guaira. Al año siguiente fundó una escuela de telegrafistas para preparar al personal necesario.

Torre del telégrafo en Barquisimeto. Construida en 1922 y desarmada  en 1962.  Se usaron también como antenas transmisoras de una radio local en 1939

Durante la Guerra Federal (1859-1864) y las constantes revoluciones que caracterizaron el siglo XIX, el servicio se vio afectado por los continuos daños que le causaban los diferentes bandos a las líneas, para impedir las comunicaciones.

En 1875, durante el primer gobierno de Antonio Guzmán Blanco, se implementó una política de integración nacional y de progreso, dándosele mucha importancia a los caminos, al correo y al telégrafo como instrumentos para lograr ese cometido. Por lo que se impulsó la extensión de este servicio a nivel nacional, promoviendo la participación de particulares, para ello.

El cabudareño Eduardo Ortiz, aparece como contratista de la obra de construcción de tendidos telegráficos.  Bernardino Herrera en su libro La Expansión Telegráfica en Venezuela 1856-1936, señala que mediante uno de los subcontratistas de Ortiz, se logró extender la línea hasta Barquisimeto en 1877. (p. 96). Guzmán Blanco en 1882 nacionalizó la empresa telegráfica e instauró el servicio internacional telegráfico, iniciando comunicaciones entre Venezuela y Colombia.

En Barquisimeto el servicio telegráfico comenzó a funcionar en 1878, tal como lo señala Eligio Macías Mujica en su libro Sol en las Bardas:

“…según el tradicionalista Vásquez, fue establecido en 1878, y el primer despacho recibido en la ciudad, fue el que trajo la noticia de la muerte, casi repentina, del General Francisco Linares Alcántara, Presidente de la República, acaecida de modo sospechoso en La Guaira, el 30 de noviembre de aquel mismo año. Según Vásquez el primer jefe de la oficina Telegráfica de Barquisimeto fue el señor Hermani Mérida.” (p. 77)

Inauguración del edificio para Oficina de Correos y Telégrafo de Barquisimeto. 17 de diciembre de 1926.  Av. 20 entre calles 23 y 24. Demolido en 1964

Telasco Mac.Pherson, en su Diccionario del Estado Lara señala que en 1883: “…existen hasta la fecha en el Estado Lara las oficinas telegráficas siguientes: Barquisimeto, Yaritagua, San Felipe, Quíbor y Tocuyo; la de Cabudare se estableció durante fué (sic) esta ciudad Capital interina del Estado Lara. (p. 486). Es decir en 1881, cuando la Asamblea Constituyente instalada durante 6 meses en Cabudare decretó darle el nombre de Lara a esta entidad federal.

En 1918 se promulgó la Ley de Telégrafos y Teléfonos Federales y en 1936 se dictó la primera Ley de Telecomunicaciones. En 1821 se inauguró la telegrafía inalámbrica

El último telegrafista de Cabudare

José Eulario Bigott Mendoza

A mediados del siglo XX, José Eulario Bigott Mendoza ejercía como telegrafista en la población de Cabudare. Había nacido en Acarigua, el 7 de diciembre de 1922, y fallecido el 23 de enero de 1989 de un infarto a los 89 años. Casó con Teresa de Jesús Pérez con quien tuvo un par de gemelas (Teresa y Nancy+) y 5 varones (Julio Napoleón, Eliomar, Ramón María, Enaido y José Isaías+). Desempeñó este servicio durante 35 años, desde su llegada a Cabudare en 1947 hasta su muerte en 1989; convirtiéndose en el último telegrafista de la capital palavecinense.

Realizó una destacada labor, fundamental en esa época; donde el telégrafo, el correo y el teléfono constituían los únicos medios de comunicación interpersonal a distancia. A la par de su trabajo, en su propia casa, se encargó de la formación de nuevos telegrafistas, tanto en el uso del aparato como en la enseñanza de la clave morse, entre ellos, los de Sarare, La Miel, Arenales y Guarico.  El telegrafista Jefe de la Zona de Barquisimeto fue Antonio Seitefer.

José Eulario Bigott permaneció preso en Cumaná durante dos años, por la desconfianza de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez sobre los telegrafistas que eran militantes del partido Acción Democrática.

Telégrafo.  J. H. Bunnell New York. Tipe OHMS, que se utilizó en Cabudare

Su hijo Julio Bigott, recuerda que la oficina de Telégrafos funcionó en la calle Juan de Dios Ponte entre Suárez y Alvizu, No. 24.  Al lado se encontraba la Oficina de Teléfonos de Cabudare, en la casa de Benecia Linárez, la cual administraba Negda Álvarez Casamayor de Rodríguez, hermana de Julio Álvarez Casamayor. Inicialmente sólo la Policía y la Oficina de Telégrafos tenían Teléfono y pocos contaban con este servicio.

Marco Aurelio Vila en su libro Aspectos Geográficos del Estado Lara, señala que para 1966 existían oficinas telegráficas en:

“…Barquisimeto, Baragua, Barbacoas, Barrio Nuevo (Barquisimeto), Bella Vista, Bobare, Boraure, Cabudare, Carora, Cubiro, Duaca, El Empedrado, el Eneal, El Tocuyo, Guarico, Humocaro Alto, Humocaro Bajo, La Concordia, La Miel, Pie de Cuesta, Quíbor, Río Claro, Río Tocuyo, Sanare, Sarare, San Miguel, San Pablo de Carora, Siquisique, Urbanización del Este (Barquisimeto) y Santa Rosa.” (p. 262)

Este servicio, fue progresivamente sustituido por el teléfono y hoy en día, por las comunicaciones tecnológicas satelitales, (internet, whatsapp, mensajería, teléfonos móviles e inteligentes y tantas otras disponibles en la actualidad), que permiten la comunicación a nivel mundial de manera inmediata.


Fuentes Bibliográficas consultadas
Herrera, Bernardino. La expansión telegráfica en Venezuela. 1856-1936. UCV. Facultad de Humanidades. Caracas, 2001
Macías Mujica, Eligio. Sol en las Bardas. Colección Autores Larenses. Ediciones del Gobierno del Estado Lara. Fundacultura. Barquisimeto, 1995. 214 p.
Mac-Pherson, Telasco. Diccionario del Estado Lara. Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico. 3era edición. Biblioteca de Autores Larenses. Ediciones de la Presidencia de la República. Caracas, 1981. 558 p.
Vila, Marco Aurelio. Aspectos Geográficos del Estado Lara. Corporación Venezolana de Fomento. Caracas, 1966. 274 p.

Entrevistas
Entrevista a Julio Napoleón Bigott. (Hijo de José Bigott Mendoza) 17-08-2021.

Fuentes Hemerográficas consultadas
José Bigott Mendoza. El último telegrafista de Cabudare. En: El Informador. 23-03-1992.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *