En 1930 Venezuela canceló la totalidad de la deuda pública

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista
luisalbertoperozopadua@gmail.com

Luego de la separación de la Gran Colombia, compuesta por Ecuador, Colombia y Venezuela, la deuda contraída por nuestra nación durante la cruenta Guerra de Emancipación fue repartida proporcionalmente entre los tres países que la formaban. La parte que le tocó pagar a Venezuela alcanzó a la cantidad de 34 millones de pesos (28,5%), a Colombia el 50% y a Ecuador el 21,5%. Con esta deuda externa se inició la República Independiente en 1830

 


 

Gen­er­al Juan Vicente Gómez de Ramón Rivero Blan­co. Colec­ción de la Famil­ia Gómez pro­por­ciona­da por los admin­istradores de www.VenezuelaInmortal.com

 

 

Con la toma de Bar­quisime­to, el 23 de mayo de 1903 y luego el tri­un­fo del com­bate de Mat­a­pa­lo, escenifi­ca­do el 3 de junio, el gen­er­al Juan Vicente Gómez, pres­i­dente encar­ga­do de la Repúbli­ca liq­ui­da el últi­mo reduc­to de las fuerzas de la Rev­olu­ción Lib­er­ta­do­ra, ponien­do con esto fin a las guer­ras civiles en Venezuela.

Para el 1° de enero de 1909, como heren­cia de la Guer­ra de Inde­pen­den­cia, la Guer­ra Fed­er­al y pos­te­ri­ores con­flic­tos civiles inter­nos, la deu­da del país sum­a­ba la escan­dalosa cifra de 210.307.281,68.

Una vez super­a­da el estig­ma de las mon­ton­eras, se ini­cia una eta­pa de auge económi­co sin prece­dentes, dejan­do de un lado las acciones béli­cas intesti­nas que man­tu­vieron al país en la más penosa ruina.

Para el momen­to que Gómez empieza a gob­ernar, Venezuela era una nación en pre­carias condi­ciones, pobre al extremo, con pocos cen­tros educa­tivos y san­i­tar­ios, y con una población que ape­nas super­a­ba los dos mil­lones de habitantes.

Obse­sion­a­do por lograr dom­i­nar los prob­le­mas económi­cos, para así restable­cer el orden, según su cri­te­rio, esto pasa­ba por pagar la deu­da exter­na. Para 1914, con la explotación petrol­era, el país acel­eró la pros­peri­dad económi­ca, y tras esa nue­va real­i­dad, se avanzó en los cam­pos de la edu­cación, salud, vial­i­dad, mejo­ramien­to de la vida rur­al y las clases trabajadoras.

Es entonces cuan­do comien­za el ver­tig­i­noso ascen­so de las reser­vas del Tesoro Nacional, que ya para 1920, pese a Primera Guer­ra Mundi­al, alcan­z­a­ban los 75 mil­lones de bolí­vares, y para 1935, ‑con cier­tas fluctuaciones‑, la cifra super­a­ba los 100 millones.

 

Des­de el flo­rec­imien­to de la economía reg­istra­do durante la segun­da déca­da del siglo XX, la deu­da públi­ca se pagó con reli­giosa pun­tu­al­i­dad, quedan­do reduci­da a Bs 52.791.295,83 para el 1° de enero de 1930, divi­di­da así: por deu­da inter­na Bs 28.445.384,56; y por deu­da exter­na: Bs 24.345.911,27.

El 23 de mayo de 1930, el dic­ta­dor infor­mó al país que se habían can­ce­la­do las deu­das exter­nas debido a las recla­ma­ciones extran­jeras que fueron la causa de que bar­cos ale­manes e ingle­ses blo­quear­an a var­ios puer­tos vene­zolanos en diciem­bre de 1902, durante el gob­ier­no de Cipri­ano Cas­tro. “Venezuela está libre de deu­das y no le debe a nadie”, afir­mó tajante Gómez en men­saje a los ciu­dadanos de la nación. Con ello se sal­da la deu­da de un siglo de guer­ras y rev­olu­ciones, pero tam­bién se lib­era el Ben­eméri­to, de la “hor­ren­da pesadil­la de deber­le al extran­jero”, según su testimonio.


Fuente: Delia Picón. His­to­ria de la diplo­ma­cia vene­zolana: (1811–1985). Uni­ver­si­dad Católi­ca Andrés Bel­lo, 1999
Juan Vicente Gómez y su Época. Elías Pino Itur­ri­eta Ros­al­ba Mén­dez. Monte Ávi­la Edi­tores, 1988 www.CorreodeLara.com

Estamos en la redes como: CorreodeLara

 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *