La precursora Voz de Lara

 

Freddy Torrealba Z
Escritor e investigador

Los últimos días del mes de diciembre de 1934 anunciaron a los barquisimetanos la buena nueva de la llegada de la primera emisora regular de radio del estado Lara junto al arribo de un nuevo año.  Eran las transmisiones de prueba de La Voz de Lara a la que el gobierno del general Juan Vicente Gòmez había otorgado el permiso oficial para su funcionamiento


Por lo que la expectación era general en aquella urbe insertada en un país rural en transición de una economía agrícola a una petrolera con una marcada migración rural. Su señal se escuchaba en los pocos receptores eléctricos y los artesanales radios de galena.

Entonces disponer de un radio era un privilegio de muy pocos, situación que era solventada con el alquiler de los mismos, en lo que constituía un jugoso negocio para los comerciantes de este   tipo de artefactos.

Los aires de cambio

Se estaba en el año final de la dictadura gomecista que por el lapso de 27 años imperó en Venezuela con sus actividades más retrógadas que progresistas. Ello visto que pese al impulso de la industria petrolera destruyó la pujante agricultura y coarto toda posibilidad de diversificación económica.

Así pues, la emisora se enmarca en los vientos de cambio que tras bastidores se generaban en el seno de los sectores democráticos del país opuestos a la dictadura. Gente de la emergente burguesía regional que se reunía en el elitesco Centro Social.

Es la clase social que se apresta a la toma de la dirección política y económica en la región. Uno de sus máximos líderes es Honorio Sígala quien fue gobernador del estado Lara durante dos ocasiones.

El movimiento generado en torno a su persona se le conoce como el “sigalismo”. Entre sus dirigentes destaca Virgilio Torrealba Silva, quien posteriormente sería Ministro de Interior y Justicia a la caída de la dictadura perezjimenista.

Los dos oficiantes  

Dos hombres de progreso, miembros de la emergente burguesía regional tienen la feliz iniciativa    de fundar la estación Voz de Lara. Se trata del comerciante Pausides Sígala y el músico Arturo Ramos Maggy, quienes establecen una asociación para hacer realidad la pionera empresa comunicacional.

Sígala era nativo de Curarigua, Parroquia Antonio Díaz. Municipio Torres. Procedía de una familia de prósperos agricultores y comerciantes. Es el fundador de la farmacia Lara que funcionó en la avenida 20 (calle Comercio). Mientras que Ramos Maggy fue un destacado músico de academia interprete del violín. Incursionó en la empresa privada siendo creador de una marca de cerveza.

Ambos forman parte de la burguesía regional que, tras el deceso del tirano Gómez, se lanza a la captura de posiciones de poder en lo económico y político. Entre estos destaca Honorio Sígala quien fue gobernador del estado Lara en 2 ocasiones.  Éste era hermano de Pausides Sígala uno de los creadores de la novel emisora.

Capital y técnica

El capital original invertido en la su creación no pasaba de los 100.000 bolívares. Es similar al empleado por los hermanos Segura en la fundación de Radio Barquisimeto en 1938.

Técnicamente opera con un transmisor marca COLLINS fabricado en EEUU. Las siglas asignadas para su identificación son YV7-RB por la banda tropical de los 60 metros. Su potencia se calcula en menos de un kilovatio (250 vatios) suficiente entonces para cubrir el territorio nacional y parte del Caribe. Lo permitía el descongestionamiento del dial pues el número de estaciones existentes era de aproximadamente 10 para luego en 1940 sumar unas 20.

 Por deficiencias en el servicio eléctrico opera en 2 horarios cortos. a saber: de 11:00 am y 1.00 pm y 6:00 pm a 10:00 pm.

La pionera estación tiene su sede original en la carrera 18 entre calles 19 y 20 frente a la sede del Hogar Corazón de Jesús. Luego es mudada a la calle 26 frente a la iglesia Concepción. La planta transmisora estaba ubicada en lo que hoy se conoce como barrio Voz de Lara, zona de compresión.

Rafael Angel Segura 1948
Amilcar Segura 1936

El programa inaugural

Así el 18 de enero de 1935 se produce la inauguración con bombos y ´latillos de la primera radiodifusora oficial del estado Lara. Antes en 1932 había emitido sin permiso oficial La Voz de la Provincia desde Quíbor por iniciativa del músico Juan Pablo Ceballos.

Era aquel un acontecimiento inusual que ponía en contacto a los moradores de aquella apacible urbe con la mayor revolución tecnológica que por el lapso de medio siglo tuvo primacía en el mundo. 

La emisora vino a llenar parte del tiempo de los larenses quienes se refugiaban en las actividades del teatro Juares y los cines Arenas, Bolívar y Libertador (Rialto).

A las 11:00 de la mañana se da inicio al acto sociocultural organizado por sus propietarios. En tal sentido fue dispuesta una programación especial apoyada fundamentalmente en los artistas locales como cantantes, músicos y recitadores, lo cual en lo seguirá en lo sucesivo.

El alto honor de ser el primero en hablar por sus micrófonos corresponde a Alberto Castillo Arráez, maestro de escuela, cuando contaba apenas 20 años de edad. Éste pertenecía a una de las familias con mayor abolengo de la ciudad. Para la historia figura como su primer locutor y periodista.

El discurso inaugural fue encargado al escritor y periodista del diario El Impulso Eligio Macías Mujica, quien resalta la relevancia del acontecimiento en el mundo de las comunicaciones y la cultura regional.

Ese año estaba de moda el ídolo del tango argentino Carlos Gardel. Por la naciente emisora sus discos suenan con preferencia sobre todo las canciones Rubias de Nueva York y Orquídeas a la luz dela Luna.

Primigenio y calificado equipo

Juan Ramón Barrios

Su equipo de locutores lo conforman: Alberto Castillo Arráez, Juan Ramón Barrios, Mario Núñez Oraa, Raùl Montesinos Camejo, Ramón Piña Daza y Rafael Guillermo Zamora. Entonces a los locutores los llamaban “habladores”

 Su primer operador técnico es Josè Leòn Bermùdez. Éste fue enviado a Caracas a cursar estudios en la especialidad de la electrónica con pasantía en 1BC Caracas, Radio Caracas radio.

Alberto Castillo Arraez

En aquel equipo resalta la presencia de hombres ligados a la cultura y el arte en la región. Entre otros aparece Alberto Castillo Arráez graduado   en   el Instituto Pedagógico de Caracas en Ciencias Sociales y Filosofía en la UCV. Es un intelectual autor de al menos 12 libros en los géneros del ensayo y la novela con incursiones como cronista, músico, actor, relacionista público. Era un consumado, poliglota   con dominio de 3 idiomas. Incursionó como guionista siendo el adaptador de la novela Doña Bárbara para la televisión.

 Igualmente, Mario Núñez O., un ex hermano del Colegio La Salle donde ejerció la docencia. Es un activo trabajador cultural en el período posterior a la muerte de Juan Vicente Gómez.  También Juan Ramón Barrios músico, compositor y cantante considerado el Cronista musical del estado Lara. Fue el creador y director del célebre Trío Curarí.

Ademàs, Arturo Ramos Maggy, uno de sus dueños, ejecutante del violín con obra en los géneros popular y de concierto. Un músico de formación que siguió estudios con los maestros Pompeyo Rivero, Antonio Carrillo y Franco Medina.

Cabe destacar también la presencia en ese equipo de la poetisa Luz Machado quien entonces se dedica a la declamación por sus micrófonos. Es autora de una brillante obra literaria merecedora del Premio Nacional de Poesía y Premio Nacional de Literatura.

Entretenimiento e información

La programación de la Voz de Lara nació influenciada por la de 1BC RCN por lo que ofrecerá   al público espacios con talento en vivo y música grabada en discos de pasta por 78 revoluciones por minuto.

En esos tiempos imperaban los programas musicales en formato de mosaico de media hora de duración. Por la influencia del cine el público gustaba de la música mexicana y argentina.

Pasillo principal del Palacio Radial de Barquisimeto

Entre algunos de sus espacios tenemos. Viajando por el Mundo con Mario Núñez Oraa. Se le puede considerar el primer programa de opinión de la radio larense

La Hora de los aficionados animado por Ramón Ramírez conocido como “Poncherita”. Posteriormente, sería el propietario de Radio Colonia y Radio Terepaima.

Igualmente incluía programas en el formato de charla sobre temas sanitarios, laboral, ciencia, cultura,  

Los programas informativos tuvieron cabida de inmediato con un breve noticiario en el formato de Diario del Aire, revista informativa o radio periódico. El mismo lo escribía y narraba Alberto Castillo Arráez. En consecuencia, se le puede considerar el primer periodista radial larense.

Se trata de lecturas de las noticias aparecidas en los periódicos que circulaban en la entidad y el resto del país, entre estos El Impulso, El Heraldo, El Diario de Carora, La religión y El Universal. Es lo que se ha definido como periodismo reflejo en contradicción con el auténtico temporal.

Fin de la empresa

La existencia de la voz de Lara fue corta. La emisora emitiría hasta el año 1939 cuando se rompe la sociedad establecida entre Ramos Maggy y Sígala. Es cuando pasa denominarse América siendo mudada a la calle 26 frente a la iglesia concepción. Lo hará hasta 1942 cuando es adquirida por los hermanos Segura. Asume entonces la nueva identificación de Radiodifusora Occidental en la calle Comercio (avenida 20) esquina con calle 39.

Foto de portada: Control Maestro del recordado Palacio Radial donde funcionaban Radio Juventud, Radio Universo, Radio Lara, Radio Barquisimeto y Radio Cristal

Referencias
Bibliográficas
Freddy Torrealba Z. Modulaciones de la radio larense. Edición del autor. Barquisimeto. 2013.

Hemerográficas

El Impulso. Barquisimeto. 18 de enero de 1935.
Revista Mil. Número 5. Barquisimeto. Julio de 2008.

Orales
Florencio “Fúller” Sequera Giménez. Cronista sentimental de Barquisimeto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *