Existencia de los bucos de riego en el pasado de Agua Viva

José Luis Sotillo J. 
Cronista parroquial de Agua Viva 
Twitter @aguavivajose
Email aguavivajose@hotmail.com

La exis­ten­cia de innu­mer­ables bucos de riego fue el denom­i­nador común de las antiguas hacien­das ubi­cadas a lo exten­so de las Sabanas de Tara­bana, parte impor­tante del ter­ri­to­rio de la par­ro­quia Agua Viva.

De acuer­do al Padrón de Aguas del Dis­tri­to Cabu­dare de finales del siglo XIX, en el sitio del entorno de Agua Viva, caso de Tara­bana, se pre­cisa la exis­ten­cia de un número de bucos, des­ti­na­dos al riego del cul­ti­vo de la caña de azúcar.

Buco de riego en el sitio de Tarabana

Lla­ma la aten­ción cómo el sitio de Agua Viva, en dis­tin­tas fuentes doc­u­men­tales de medi­a­dos del siglo XIX; fue tam­bién cono­ci­do como Tara­bana Arri­ba, ya que dichas exten­siones de tier­ras esta­ban local­izadas al Oeste de la históri­ca Hacien­da Tara­bana, en cuyos ini­ciales lin­deros des­de tiem­pos remo­tos for­maron parte de ella.

Por otro lado las aguas que se des­tin­a­ban para el riego de las planta­ciones de caña en la últi­ma déca­da del siglo XIX, iban may­or­mente a parar en las hacien­das propiedad de Don Leopol­do Tor­res y Juan de la Rosa Tovar, datos apor­ta­dos por el ya fal­l­e­ci­do cro­nista munic­i­pal Tay­lor Rodríguez García.

Un buco se remon­ta al pasa­do indí­ge­na; con­sti­tuyen­do parte de la heren­cia o lega­do deja­do por nue­stros prim­i­tivos pobladores

Buco el yagru­mo en Agua Viva

En el caso de Agua viva, existían un con­jun­to de rau­dales de agua o bucos de riego, entre los que desta­ca­ban: La Peñi­ta, La Tapa é Lope, El Yagru­mo o cono­ci­do como Sun Sun, Limonci­to, Las Piedri­tas, Cacho é Venao, Las Cruces, Yabito, Buco Cafecito, Pozo de Belén, Pelelo­jo o Pan de palo, Ace­quia Hon­da, Cei­ba é Yuca, Bucare, Buquito, el del Peñus­co; entre otras fuentes de riego que servirían para abaste­cer la pequeña población rur­al de aque­l­las épocas.

Para­le­la­mente el emi­nente ensay­ista cabu­dareño Juan de Dios Melean, en su ensayo sobre la his­to­ria local de la antigua comar­ca, escrito orig­i­nal­mente en 1883; reseñó: “es par­tic­u­lar­i­dad muy notable de la que­bra­da Agua Viva, que mien­tras más ardi­ente es el ver­a­no, mucho más aumen­tan sus aguas…”

En doc­u­men­tos del año 1822, medi­ante el cual  Juan Bautista Piñero (Ascen­di­ente de los her­manos Yepes Gil) com­pra a Rosa de Alvara­do, viu­da y albacea tes­ta­men­taria de Juan Galín­dez una pos­esión com­pues­ta de diez y seis fane­gadas de tier­ras de labor… seguida­mente: “con regadío pro­pio de el Agua Viva, que lla­man Tara­bana, cuyo nom­bre tam­bién viene de dicha posesión”.

Según la apre­ciación con­no­ta­da del escritor José Anto­nio Yepes Azpar­ren: “el regadío de la hacien­da que viene del bosque de Agua Viva, esto es; la Que­bra­da de Agua-viva, tam­bién se le llam­a­ba por aquel entonces con el nom­bre de Tara­bana (Que­bra­da Tarabana)”.

Esta que­bra­da Agua Viva tenía la toma de agua que llev­a­ba el pre­ci­a­do líqui­do a la hacien­da, a través de un buco; es decir un canal de trasla­do de agua de un lado a otro en un trayec­to estrecho.

Ruinas de las antiguas canales de riego en El Peñusco-Tarabana

Cabe recal­car, que una por­ción impor­tante de las vegas del río Claro forma­ban parte del exten­so ter­ri­to­rio de las antiguas Sabanas de Tara­bana, que en gran medi­da esta­ban cul­ti­vadas gra­cias al aprovechamien­to de las aguas proce­dentes de esta Que­bra­da Agua Viva. 

Estos datos nos per­miten afir­mar la impor­tan­cia históri­ca que poseían las cristali­nas aguas naci­das en las entrañas del has­ta hace poco bosque de Agua Viva, un lugar hoy en día toma­do por la indo­len­cia ded­i­ca­da a la tala y la defor­estación indis­crim­i­na­da, la cual ter­mi­narían aca­ban­do con una exten­sión amplia de capa boscosa, tan nece­saria para la preser­vación de nue­stros recur­sos hídricos.

Dique o galería dis­tribuido­ra de agua de Guamacire

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

2 comentarios en «Existencia de los bucos de riego en el pasado de Agua Viva»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *