[FOTOS] Sepultado en vandalismo y destrucción camposanto de Bella Vista

Entre la densa maleza se encuentra sepultado las tumbas y
mausoleos del Cementerio Bella Vista de Barquisimeto, patrimonio histórico y
cultural de la ciudad, sin protección alguna de las autoridades
Hasta las hermosas figuras
han perdido su esplendor 
como sinónimo del olvido y la desidia gubernamental

Pese a ser un cementerio patrimonial,
los mausoleos has sido destrozados, profanados y saqueados

Cualquier persona al entrar al
Cementerio Bella Vista de Barquisimeto, construido e inaugurado a finales del
siglo XIX, lo primero que puede pensar es que su estructura fue asolada por un
terremoto, para luego ser olvidado.
Casi todos los monumentales panteones
han sido profanados y saqueados con el propósito de despojarlos de metales,
cabillas, aluminio o hierro, y hasta las fotografías y el bronce, han sido desprendidos
de lápidas, paredes y losas.
La otra preocupación que surge por
parte de los deudos es: cómo saber si los restos del difunto estarán en su fosa
y si cuando entre al cementerio no seré víctimas del hampa.
Estas son interrogantes tan
frecuentas como la vida misma y se ha vuelto costumbre en los barquisimetanos
que con dolor han desistido concurrir a este camposanto que es patrimonio de la
ciudad.
 

Tumbas profanadas y mausoleos destruidos para saquear

cualquier objeto metálico es el rostro macabro 

del Cementerio Bella Vista

Enterrados en el olvido

Ni los ángeles ni los santos o
hermosas figuras en mármol, que reposan encima de las tumbas, pueden explicar
el abandono en el cual se encuentra el antiquísimo cementerio de Bella Vista.
Crucifijos en el suelo, esculturas
sin cabeza exhibiendo el rostro más macabro de la soledad son producto del
tiempo, pero también de la indolencia e ignorancia de las personas y de los
gobernantes.
Algunas áreas del camposanto están
sepultadas entre la maleza, imposibilitadas de ser penetradas por alguna
persona.
Muchos son los mausoleos destruidos
por los caza-hierros, como suelen ser llamados.
Es tanta la destrucción, dice Fidel
Tirado, a quien encontramos tratando de visitar el sepulcro del legendario
dueto Los hermanos Gómez, que data del año 1946.

La historia enterrada

Nos condujo Tirado, a otros panteones
desbastados como el del general Jacinto Fabricio Lara, gobernador de esta
entidad regional e hijo del epónimo del estado quien combatió junto a Bolívar y
Sucre.
Entre los panteones más
representativos y que no se han salvado de la profanación están: el de don
Bernabé Planas, nombrado como primer gobernador en 1832, al constituirse el
Poder Ejecutivo; don Antonio Álamo quien fue ministro durante el gobierno del
general Juan Vicente Gómez; Leopoldo Torres, gobernador del estado entre 1905 y
1906; el teniente Vicente Landaeta Gil, quien fuera la primera víctima de la
aviación venezolana en 1931, desde ese entonces sus restos reposan en el
abandonado lugar.
Pero igualmente hay tumbas de mucha antigüedad
que datan de 1884, 1885, 1890, 1891, 1893, de familias de renombre tanto en el
acontecer político como cultural de Barquisimeto.
Pero ni si quiera por ese escenario,
los panteones o tumbas reciben un justo tratamiento.
El doctor Carlos Giménez Lizarzado,
historiador de reconocida trayectoria, afirma que los cementerios por su tiempo
e historia son incluso espacios para que se conozca un período artístico de
determinada ciudad, el estatus social e inclusive la forma de vida de la
localidad.
Además de la desidia reina la
inseguridad y el abandono de gobiernos indiferentes ante el patrimonio de los
ciudadanos.
Además de la densa maleza y escombros
que quedan de la profanación, se observa la desidia y el nulo mantenimiento, lo
que se traduce en olvido de los deudos que ya no visitan las tumbas por temor
al rostro macabro y dolor a la indiferencia oficial.

Texto y fotos:
Luis Alberto Perozo Padua

GALERÍA 

Las tumbas más antiguas datan de finales de siglo XIX

El panteón del famoso dueto Los Hermanos Gómez

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *