Historias del Puente Bolívar

 

Omar Garmendia
Cronista

DESDE LA ÉPOCA del último traslado de Nueva Segovia de Barquisimeto a la sabana alta del valle del Turbio entre 1580 y 1586 (Querales, R. 2003: 223), el asentamiento humano allí establecido comenzó a ser construido sobre los terrenos asignados a quienes darían inicio a la ciudad.


Hasta 1812 Barquisimeto estuvo ubicado en la meseta al oeste del zanjón de Cárdenas (hoy conocido como sector Concha Acústica), en el sitio donde se encuentra en los alrededores la plaza Lara, Bolívar y la iglesia Concepción actuales. Después del terremoto, destruida la ciudad, el centro urbano se traslada hacia el este, por Paya (zona de Altagracia) y con los años de reconstrucción se extiende de nuevo hacia el oeste del zanjón de Cárdenas.

En la conocida “Calle del Puente” o actual carrera 17, estuvo emplazado el primitivo puente que posiblemente haya sido una pasarela de madera colocada sobre el zanjón, por donde en esa época circulaba agua que manaba de manantiales situados hacia el norte. Para 1806, de acuerdo con el cronista Eliseo Soteldo, se construyó el puente de la Santísima Trinidad, llamado luego por el general Jacinto Lara Puente Bolívar. Fue director de la obra José Ángel de Álamo, nacido en Barquisimeto, diputado popular al Congreso de 1811, primer médico larense egresado de la Universidad de Caracas. Recibió la cantidad de 1.540 pesos de las reales rentas, mandados a entregar por la audiencia de Caracas el 17 de enero de 1805 para ejecutar la construcción. El alarife que lo construyó se llamaba Bartolomé Rodríguez. Este puente fue destruido a causa de las torrenciales lluvias ocurridas dos años después. El general Jacinto Fabricio Lara lo hizo construir con bases nuevas y con arcadas de ladrillo y piedra.



En 1907 el general Santiago Briceño Ayesterán, destacado servidor de la Restauración Liberal y presidente del Estado Lara, inaugura una de las tantas restauraciones, esta vez de calicanto, que tuvo el puente Bolívar. La calle era de tierra.

El puente Bolívar tuvo sus pretiles laterales construidos con adoboncitos en forma de banco alargado en toda su extensión, donde la gente solía sentarse en los paseos. En 1946 el doctor Eligio Anzola Anzola eliminó los pretiles y en su lugar colocó rejas de hierro. Este mismo gobernante construyó el parque San Juan Bautista de La Salle, conocido como Concha Acústica al sur del puente. Posteriormente se volvió a reconstruir con su forma original.

Acontecimientos pintorescos

Varios acontecimientos pintorescos han acompañado al puente Bolívar a lo largo de su historia:

  • Hasta principios de siglo XIX la gente acudía a recrearse en unos baños que existían en la parte baja del puente cuyas aguas provenían de manantiales naturales.
  • Un día un rayo mató a una señora de nombre Regina Alezona cuando salía de buscar agua frente al puente.
  • Hasta su propio espanto tiene en la persona de Lloviznita, personaje que se lanzó hacia al zanjón y desde entonces se afirmaba que su fantasma se aparecía a los parranderos y borrachitos que se atrevían a pasar por el puente a altas horas de la noche.

Para 1915 todo ese encanto desapareció y en pocos años el lugar se transformó en una cloaca al aire libre, pues allí desembocaban las albañales y sumideros de la ciudad cuando se canalizaron y empotraron las aguas servidas de la antigua Cárcel de Corrección y su transformación en Asilo de Ancianos, del cuartel de policía y otras instalaciones cercanas. Además de eso, desde el Puente Bolívar la gente arrojaba toda clase de desperdicios, basura, cachivaches y pertenencias de difuntos.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *