FOTOS | Una nueva plaza mayor para Barquisimeto

 

Omar Garmendia 
Cronista


Mucho se ha debatido y dilucidado sobre los acontecimientos vividos en los tiempos posteriores al terremoto del 26 de marzo de 1812. ¿Qué hacer? ¿Reconstruir o mudar la ciudad de Barquisimeto? Los ciudadanos y autoridades, afligidos y preocupados resolvieron reconstruir lo que medianamente se pudiera rescatar y aprovechar de las ruinas amontonadas en las tierras adoloridas los materiales aprovechables, como piedra y madera.

El Cabil­do de ese entonces se pro­pu­so en primer lugar, por medio de Ban­dos y otros doc­u­men­tos, autor­izar la cesión de ter­renos y solares a los veci­nos con el fin de pro­ced­er a con­stru­ir nuevas vivien­das y en segun­do tér­mi­no la con­struc­ción de una igle­sia par­ro­quial pro­vi­sion­al, casa con­sis­to­r­i­al y escuela públi­ca, con el fin de evi­tar la dis­per­sión y el aban­dono de la población hacia los con­tornos para que la ciu­dad pudiera reed­i­fi­carse en el mis­mo sitio.


IGLESIA LA CONCEPCIÓN, NÓTESE LAS GRADAS EN LA ENTRADA SUR-OESTE DE LA AHORA PLAZA BOLIVAR ( EL COJO ILUSTRADO 1893)

Veamos cuál era el panora­ma has­ta esos momen­tos. Todas las igle­sias y casas destru­idas por doquier, muerte, des­o­lación, bienes mate­ri­ales desa­pare­ci­dos, des­ori­entación gen­er­al y la población en des­ban­da­da, deses­per­an­za­da y sin ningún cobi­jo seguro frente a las vicisitudes.

Los ciu­dadanos y feli­gre­ses, en vista de la situación, deci­dieron con­stru­ir una igle­sia par­ro­quial pro­vi­sion­al, hecha de hor­cones y techo de paja en el mis­mo sitio donde antes estu­vo el viejo tem­p­lo de Alt­a­gra­cia der­rib­a­do por el ter­re­mo­to, situ­a­do en la calle de la Cor­rec­ción, frente al lado sur de la vie­ja cárcel.

Las autori­dades requerían, y así lo deci­dieron el 7 de diciem­bre de 1812 (AAC, Sec­ción Par­ro­quias, car­pe­ta 13, Expe­di­ente sobre la red­i­fi­cación y traslación de la igle­sia o Capil­la públi­ca del Señor San José de la ciu­dad de Bar­quisime­to, Fran­cis­co de Ober­to al Bachiller Pine­da, Bar­quisime­to, 23 de diciem­bre de 1812, en Altez, 2012), reubicar el cen­tro de la ciu­dad, es decir la Plaza May­or, en el lugar donde habían queda­do las ruinas de la igle­sia de San José, en un lugar lla­ma­do plazuela de El Rebote, frente a la cual se encon­tra­ban los restos del der­rib­a­do tem­p­lo por efec­tos del terremoto.

Tem­p­lo de Alt­a­gra­cia de Barquisimeto

 

 

 

Para la con­struc­ción del nue­vo tem­p­lo de Bar­quisime­to, se disponía de unos 4.000 pesos

 

 

 

 

 

 

Ese sitio parecía ser el más ade­cua­do para con­tin­uar con la recon­struc­ción de la ciu­dad. Luego se adju­di­caría un ter­reno ubi­ca­do a tres cuadras, donde se lev­an­taría pos­te­ri­or­mente el nue­vo tem­p­lo de San José. Se puede expre­sar que este fue el ori­gen de las inter­minables querel­las que se pre­sen­taron entre el Cabil­do y los curas, pues estos querían que la igle­sia par­ro­quial (La Con­cep­ción) se con­struy­era en base al proyec­to de 1801, es decir frente a la vie­ja y destroza­da igle­sia par­ro­quial de la Con­cep­ción, lo que entra­ba en con­tradic­ción con lo que el Ayun­tamien­to bus­ca­ba, que era con­stru­ir­la al frente donde antes estu­vo el tem­p­lo de San José. 

¿Cuál era ese viejo proyecto de 1801? 

El caso es que des­de 1792, siete años antes de la visi­ta del obis­po Mar­i­ano Martí, se había plantea­do la necesi­dad de la ampliación de la igle­sia y para 1799, dis­puestos dar comien­zo a las obras, las difer­en­cias apunt­a­ban hacia lo económi­co, pues suponía la ero­gación de engor­rosos cos­tos de reparación, de la igle­sia exis­tente, para lo cual se disponía de unos 4.000 pesos, que involu­cra­ba la demoli­ción de la torre y de todo el fron­tis por parte de los alarifes.

Además de ello esta­ba el asun­to que por su antigüedad las pare­des esta­ban sufrien­do una invasión de bacha­cos. Para 1800 el obis­po emite la licen­cia para aumen­tar “diez varas, cubrir de bóve­da la capil­la may­or, hac­er­le por­ta­da y torre pro­por­ciona­da y con­stru­ir de nue­vo las tres puer­tas prin­ci­pales” (Cara­cas, 23 de abril de 1800. AGN, Sec­ción Gas­tos Públi­cos, Tomo X, Reparación de la Igle­sia Par­ro­quial de Bar­quisime­to, en Altez, op.cit).


EL TEMPLO SAN JOSE A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX. AUN SIN LAS TORRES Y A MEDIO CONSTRUIR

Fue para los años de 1801–1802 cuan­do se decide con­stru­ir la nue­va igle­sia par­ro­quial denom­i­na­da La Con­cep­ción, esta vez frente a las ruinas de la anterior. 

Una vez delim­i­ta­do el cuadrilátero de la nue­va Plaza May­or, habría de pro­pon­erse el lev­an­tamien­to de la nue­va igle­sia par­ro­quial frente a la proyec­ta­da nue­va Plaza May­or, como era la tradi­ción hereda­da de la Colo­nia, en susti­tu­ción a la der­rui­da Con­cep­ción, que pre­senta­ba la fuera de la común condi­ción de estar edi­fi­ca­da den­tro del espa­cio de la Plaza May­or, des­de los tiem­pos del ter­cer trasla­do en la mese­ta barquisimetana.

Al final deci­dieron dejar las cosas como esta­ban y la igle­sia La Con­cep­ción se recon­stru­iría en el mis­mo sitio donde siem­pre ha esta­do, den­tro de los límites de la vie­ja Plaza May­or, a instan­cias del padre Macario Yépez, reed­i­fi­ca­da en 1853.

Ima­gen desta­ca­da: Plano de Bar­quisime­to de 1813, cortesía de la Fotote­ca de Bar­quisime­to. En él se desta­ca en cír­cu­los rojos la posi­ción de la Plaza May­or y la igle­sia  Con­cep­ción (aba­jo) y la plaza de El Rebote (arri­ba)
Ref­er­en­cia: Altez, Roge­lio. “Entre la guer­ra y los tem­blores: Impactos y efec­tos del ter­re­mo­to del 26 de mar­zo de 1812 en Bar­quisime­to”, Boletín del Archi­vo Arquid­ioce­sano de Méri­da, Tomo XIII, Nº 37, 2012, enero-junio, pp. 61–88

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «FOTOS | Una nueva plaza mayor para Barquisimeto»

  • el 12 abril, 2019 a las 5:23 pm
    Enlace permanente

    Exce­lente tra­ba­jo de Omar. Estu­pen­do. Felicitaciones

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *