Raúl Azparren, ejemplar barquisimetano constructor de ciudadanía

 

El 14 de mayo de 2017 Carlos Eduardo López publicó, en EL IMPULSO aquel domingo, su acostumbrada crónica fotográfica con una semblanza de Raúl Azparren a quien llamó Constructor de Ciudadanía para retratar con la palabra a un barquisimetano ejemplar de amplia labor por el desarrollo de la ciudad de sus amores que lo vio nacer el 15 de agosto de 1905.


Fue mucho más que un empre­sario, fue pro­mo­tor del desar­rol­lo region­al y a su vol­un­tad debe­mos logros impor­tantes para la ciu­dad y en gen­er­al para el esta­do Lara pues encabezó ini­cia­ti­vas y lid­eró a ciu­dadanos para pro­mover la creación de insti­tu­ciones de edu­cación supe­ri­or, como la Uni­ver­si­dad Cen­tro Occi­den­tal Lisan­dro Alvara­do, el politéc­ni­co hoy Uni­ver­si­dad Exper­i­men­tal Politéc­ni­ca y el Insti­tu­to Pedagógi­co, hoy Uni­ver­si­dad Exper­i­men­tal Lib­er­ta­dor Upel.

Para dar­le solidez a su obra reunió a sus coter­rá­neos y en 1955 fundó la Sociedad Ami­gos de Bar­quisime­to, SAB, des­de donde emprendió cam­pañas de ciu­dadanía que hoy debe­mos recor­dar con car­iño y respeto.

Raul Azpar­ren de mozo

Este inqui­eto emprende­dor larense desplegó sus ini­cia­ti­vas y fue un cro­nista muy par­tic­u­lar para recoger las his­to­rias menudas de la ciu­dad algu­nas de ellas pub­li­cadas en diver­sas obras: editó “Sol en las bar­das” (1963), com­pi­lación de artícu­los del Cro­nista Ofi­cial de la ciu­dad Eli­gio Macías Muji­ca, “Esquinas y casas del Bar­quisime­to de Antaño” (1968), “La Orques­ta Mavare en la His­to­ria Musi­cal Larense (1968), “Bar­quisime­to, paisaje sen­ti­men­tal de la ciu­dad y su gente” (1972), “Cam­paña de la SAB en pro de la creación de la uni­ver­si­dad” (1978), “Bar­quisimetanei­dad: per­son­ajes y lugares” (1978), “Fun­dación y rein­sta­lación de la Cámara de Com­er­cio del esta­do Lara” (1981), “His­to­ria de la creación del Insti­tu­to Uni­ver­si­tario Politéc­ni­co de Bar­quisime­to (1983) y se fue a Italia donde recu­peró par­ti­turas y man­u­scritos del músi­co bar­quisimetano Fran­cis­co “Fran­co” Med­i­na, uno de los mejores vio­lin­istas de Europa en sus tiempos.

Raúl Azpar­ren pro­movió el cul­ti­vo del sisal, la con­struc­ción de la repre­sa de Bobare y tra­ba­jó en la sal­va­guar­da del río Tur­bio y la recu­peración del bosque Macu­to, tarea recogi­da en el libro “El bosque, el río, el acue­duc­to: una acti­tud frente al com­ple­jo de Ati­la y en defen­sa del bosque Macu­to” (1970).

En aque­l­la época cuan­do los con­ce­jales no cobra­ban suel­do, como edil Raúl Azpar­ren creó la Ofic­i­na de Planeamien­to Urbano y pro­movió el orna­to de la ciu­dad y la con­struc­ción de plazas y par­ques, en espe­cial la plaza de Los Semeru­cos donde se exaltó la memo­ria del poeta José Par­ra Pineda.

Empre­sario exi­toso, pro­movió y atra­jo la inver­sión nacional y extran­jera a la ciu­dad con­vir­tien­do a Bar­quisime­to en espa­cio atrac­ti­vo para indus­trias gen­er­ado­ras de empleo.

Raul Azpar­ren en gra­ta entre­vista con el entonces pres­i­dente de Venezuela Luis Her­rera Campins

Con­struc­tor de ciu­dadanía, como lo llamó López en su cróni­ca fotográ­fi­ca, Raúl Azpar­ren murió en Rochester, Esta­dos Unidos, el 9 de enero de 1982, lejos de su lar nati­vo, en la víspera de la pere­gri­nación tradi­cional de la Div­ina Pas­to­ra a su queri­do Barquisimeto.

Era un enam­ora­do de la fotografía y legó al Con­ce­jo Munic­i­pal su valiosa colec­ción de imá­genes de las que se desconoce su paradero. Muchas veces digo que hemos sido indo­lentes, mezquinos e ingratos en recono­cer la obra de Raúl Azpar­ren, larga de enu­mer­ar en esta cróni­ca de un bar­quisimetano ejem­plar  y ape­na saber que su bus­to estu­vo tira­do a la intem­perie en el solar del Cen­tro de His­to­ria Larense, en el cen­tro de la ciu­dad que tan­to quiso, donde la recogió su hijo y homón­i­mo, inge­niero Raúl Azpar­ren cuan­do publiqué esta crónica.

POR Juan José Peralta
Periodista

Imá­genes Cortesía de la Fun­dación Fotote­ca de Barquisimeto

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *