La calle 23: alma de la original cuadrícula de Barquisimeto

 

Una vez más nos trasladamos a un lugar histórico y no es más que la original cuadrícula de la ciudad crepuscolar.

Esta vez resaltamos la hoy calle 23, arteria vial en donde se inició la construcción de las líneas del tranvías a caballitos, que fue puesta en funcionamiento en el año de 1897 por iniciativa del entonces presidente del estado Lara, el general Aquilino Juares en la que desde mismo instante surcó con rieles las diferentes calles para cruzar aquel bucólico Barquisimeto. 

Desde la calle 30 funcionaba la estación central en la ubicación actual de la moderna catedral metropolitana en la Avenida Venezuela, iniciaba su recorrido por la calle del Comercio para hacer una parada exactamente donde vemos en la presente comparación gráfica.

Luego de atravesar un buen trayecto concluía en la antigua Catedral, (templo de San Francisco) y así devolverse en esa misma cuadra y seguir su paso hasta el sector de Altagracia muy cerca de allí, y luego regresar a su original punto de partida.

Calle 23 con carrera 17 de Barquisimeto. Se aprecia la casona histórica de Josefa Antonia Gil Fortoul, hoy Archivo del Consejo Legislativo de Lara. Foto Carlos Guerra Brandt

Este corredor (calle 23) muestra la vía que por años se caracterizó por ser muy transitada dando prácticamente la bienvenida al casco histórico y así desplazarse de manera directa con el cruce de la carrera 16 tal como se observa en la superior imagen cuando en décadas pasadas las líneas de taxis hacían su sus rutas urbanas desde el oeste y luego del este. 

Queda notoriamente claro que una de las principales y ya desaparecidas líneas de transporte público, específicamente Ruta 4, se desplazaba por la mencionada calle con una parada justo a la orilla del viejo caserón que hoy ocupa el Archivo de la Legislatura regional y antiguamente residencia de la familia Gil Fortoul, de grata recordación.

Al fondo, a la izquierda de la fotografía que ilustra esta crónica, también se deja ver una esquina muy conocía donde estuvo instalada la famosa bodega del señor Escolástico Ochoa a quien con este personaje le comentaremos con más detalles en otra ocasión para completar más de sus muchas historias y anécdotas dejadas en pleno corazón de Barquisimeto.

Carlos Guerra Brandt

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *