Fue intensa la actividad periodística en Lara

 

El primer periódico que apareció en Barquisimeto se llamó El Barquisimetano, editado por el licenciado Andrés Guillermo Alvizu.

 

En 1891 circuló el primer periódico de edición diaria en Barquisimeto, denominado El Monitor, dirigido por Antonio Álamo, vocero que se mantuvo informando a los lugareños durante seis años.

“Este diario implementó avisos, pregón, entre otros novedosos detalles”, apunta Rafael Domingo Silva Uzcátegui, adicionando que funcionaba en una pequeña casa de pajaraque con gran corral, que había en la esquina del terreno donde construyeron el Teatro Municipal (Teatro Juares).

Más tarde, en 1896, surgió otro diario: el Eco Industrial, el cual reseñó el acontecer de la ciudad sin interrupción, hasta finales de 1931. Este medio informativo fue fundado y dirigido por don Lorenzo Álvarez.

Nace el vocero más antiguo

 

El 1º de enero de 1904, don Federico Carmona junto a su esposa y hermano, inaugura la sede del diario EL IMPULSO en Carora.
Al centro don Federico Carmona, renombrado periodista  fundador de EL IMPULSO, acompañado de familiares y colaboradores en Barquisiemto
En 1919, este vocero, el más antiguo aún en circulación, se mudó a su moderna sede en Barquisimeto, un edificio de dos plantas, ubicado en la calle 25 entre 19 y 20, único en la zona.
 

La imprenta en Lara

 

La primera imprenta conocida en Barquisimeto, la introdujo Pablo María Unda en 1832. Fue situada en la casa de la señora Juana Salas de Peraza, casa anexa en donde pernoctó Simón Bolívar, en la calle del Libertador Nº 10, cuya primera impresión en este taller fue un aviso para ofrecer la nueva empresa, con fecha 7 de marzo de 1833.
 
Según las crónicas de Silva Uzcátegui: “Era una imprenta pequeña, con una prensa de construcción antigua de madera y hierro, y todavía en 1904, estaba en esta ciudad. Para esta época pertenecía a un español de nombre Ángel Peche. Fue llevada después a Guama y, posteriormente pasó a formar parte de la imprenta del estado Yaracuy”.
 

Cabudare tuvo su imprenta

 

La primera imprenta que se conoció en Cabudare, la introdujo el general Nicolás Patiño Sosa, al asumir la presidencia del estado, pues esta localidad era capital.
 
Era una imprenta usada que perteneció al general Gumersindo Giménez, quien la vendió al Gobierno regional.
 
Se imprimió en esta prensa El Cóndor de Terepaima, primer medio de Cabudare, dirigido por el doctor Domingo Ortiz y el general Tomás Pérez.
 

Imprenta caroreña

 

Llegó a Carora la primera imprenta una tarde de septiembre de 1875, recibida con cohetes y vivas. “Procedía de Maracaibo… Contaba de una prensa de mano, cuya rama era de 35×24 ctms. No era muy grande el surtido de tipos… Fue establecida en la Calle del Sol.
 

Gil Fortoul, primer periodista

 

En 1878 se introdujo la primera imprenta en El Tocuyo, comprada por Carlos Liscano en sociedad con José Gil Fortoul, destinada para el Club de Amigos, quienes imprimieron el primer periódico aparecido en dicha ciudad con el nombre de Aura Juvenil, “dirigido por los directores y redactores José Gil Fortoul y Lisandro Alvarado.
 
El presbítero Aguedo Felipe Alvarado, párroco de Quíbor, junto a otros ciudadanos, compraron una pequeña imprenta usada al general Ramón Escobar para imprimir el Eco de Quíbor en 1879.
 
A Siquisique la primera imprenta llegó en 1886 para editar El Eco de Urdaneta.
 
La Imprenta Piar llegó a Duaca en julio de 1898, desde Curazao, adquirida por Enrique Lingstuyl y Fermín Manzanárez, para editar en diciembre El Clarín.

 

POR Luis Alberto Perozo Padua

Publicado en Diario EL IMPULSO

 

Francisco Reyes Yanez,  reportero gráfico de los años veinte
Publicidad de EL IMPULSO

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *