Antonio Lauro dedicó el vals Carora a sus colegas Alirio Díaz y Rodrigo Riera

 

Juan José Peralta


Desde su nacimiento, en el siglo XII, en la parte alemana conocida como El Tirol a nuestros días, es muy larga la historia del vals. Pero en Venezuela encontró en el talento del maestro Antonio Lauro a un inspirado compositor quien lo llevó a la guitarra con aires universales. A sus dos colegas guitarristas caroreños Alirio Díaz y Rodrigo Riera dedicó el vals Carora, como homenaje por su aporte a la difusión y enseñanzas del instrumento.   

Anto­nio Lau­ro nació hace 101 años en Ciu­dad Bolí­var el 3 de agos­to de 1917, a la que com­pu­so el vals Angos­tu­ra. Su padre, de su mis­mo nom­bre, era bar­bero y músi­co, naci­do en Piz­zo Cal­abro, en Italia y su madre, tam­bién ital­iana fue Armi­da Cutro­neo, naci­da en un pueblo al sur de Italia, emi­graron a Venezuela a prin­ci­p­ios del siglo veinte.

Tenía cin­co años cuan­do su padre murió y su famil­ia se fue a Cara­cas donde a los nueve años comen­zó estu­dios en lo que hoy es la Escuela Supe­ri­or de Músi­ca José Ángel Lamas. Allí comen­zó a for­marse quien con el tiem­po sería un gran com­pos­i­tor de valses vene­zolanos para guitarra.

Estudió armonía, teoría y solfeo con los Mae­stros Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza y tres años de piano con Sal­vador Llam­ozas. Más tarde Lau­ro  se ini­cia en el mun­do her­moso de la gui­tar­ra en la cát­e­dra de gui­tar­ra clási­ca recién fun­da­da por el mae­stro Raúl Borges.

Allí aprendió los acordes y armonías sufi­cientes para salir a ganarse los reales para finan­ciar sus estu­dios. Así llegó como gui­tar­rista acom­pañante a los pro­gra­mas de la Broad­cast­ing Cara­cas, hoy Radio Cara­cas Radio. Anto­nio Lau­ro tam­bién for­mó parte del Orfeón Lamas, fun­da­do y dirigi­do por el Mae­stro Sojo en 1928 donde mostró sus dotes de bajo.

Después de años de apren­diza­je y per­fec­cionamien­to, en 1935 Anto­nio Lau­ro fundó el cuar­te­to de gui­tar­ras pop­u­lares “Los can­tores del trópi­co”, jun­to a sus ami­gos Eduar­do Ser­ra­no, Manuel Anto­nio Pérez Díaz y Mar­co Tulio Maris­tani. Lau­ro era el direc­tor y hacía los arreg­los de voces y guitarras.

Su obra más famosa es el Vals número tres, cono­ci­do mundial­mente por ser tema oblig­a­to­rio en casi todos los con­ser­va­to­rios del mun­do para estu­di­antes de gui­tar­ra. Es una breve pieza de unos tres min­u­tos de tres sec­ciones de muy alta exi­gen­cia téc­ni­ca que se repiten completas.

Lau­ro com­pu­so este vals número tres en 1940 y durante 25 años se llamó así, for­man­do parte de 16 valses com­puesto por él a lo largo de su vida. El famoso gui­tar­rista John Williams lo llamó “el Strauss de la guitarra”.

Con­ta­ba Natalia, su hija que por 25 años el vals se cono­ció como número tres porque forma­ba parte de un cuadernil­lo que tenía tres valses y ese era el ter­cero. Anto­nio Lau­ro no se había casa­do aún con su mamá María Luisa Con­tr­eras. Pasó el tiem­po después de la boda y nació ella. Cuan­do cumplió los quince años la orques­ta de Daniel Milano ya tenía una ver­sión del vals número tres y Anto­nio Lau­ro sacó a su hija a bailar­lo. “Papa me lo dedicó y me dijo que a par­tir de ese día el tema lle­varía mi nom­bre. Y así se lla­ma, Natalia”. Fue uno de los rega­los del mae­stro a su hija.

Al recibir en 1940 su títu­lo de mae­stro com­pos­i­tor Anto­nio Lau­ro se dedicó a la creación. En 1942 fundó el trío Raúl Borges, jun­to a Manuel Enrique Pérez Díaz y Flaminia Mon­tene­gro de De Sola, agru­pación para la cual armo­nizó numerosas piezas para gui­tar­ra. En 1947 com­pu­so el poe­ma sin­fóni­co Can­taclaro con solis­tas y coro, inspi­ra­do en la nov­ela de Rómu­lo Gal­le­gos del mis­mo nom­bre. En 1954 estrenó jun­to al tenor Teo Capriles, la Can­ta­ta Criol­la, del mae­stro Anto­nio Estévez con la Orques­ta Sin­fóni­ca de Venezuela, insti­tu­ción de la cual Lau­ro fue direc­tor un buen tiempo.

Anto­nio Lau­ro fue persegui­do por la dic­tadu­ra del gen­er­al Mar­cos Pérez Jiménez por sus vín­cu­los con Acción Democráti­ca y estu­vo pre­so y exi­la­do entre 1948 y 1958 después del golpe de esta­do a Rómu­lo Gal­le­gos en noviem­bre de 1948. Pre­so con­cibió dos obras emblemáti­cas: la Sonata para Gui­tar­ra y la Suite Venezolana

En su hon­or exis­ten var­ios pre­mios como el Con­cur­so Bien­al Nacional de Gui­tar­ra y se reconoce su labor docente con la cát­e­dra con su nom­bre en el Con­ser­va­to­rio Nacional de Músi­ca Juan José Lan­dae­ta, de Cara­cas, ciu­dad donde murió el 18 de abril de 1986.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *