La bellísima Dorotea

 

Xiomary Urbáez
Periodista y escritora

(Para el grande Cervantes)

Su danza levanta tolvanera sobre encinas y alcornoques de la Sierra Morena. Convertida en princesa agita los diminutos pies evocando atávicos ritmos en la meseta etíope del remoto reino de Micomicón. ¿Qué hosca venganza anima su alma? ¿Qué chispa encendida desata el incendio en el que arderá el desleal Don Fernando? En el cabello rubio y encrespado de Dorotea se guinda el sol del horizonte y, en el encandilado fogonazo de aquella hoguera que tiñe de naranja el cielo, emerge el grito emancipado: “¡Tu vasalla soy, pero no tu esclava!”.

  1. Igor García

    DOROTEA NAVAS
    Igor García
    Igorgarca@hotmail.com
    La gesta independentista venezolana tuvo muchas heroínas anónimas. Dorotea Navas era una de ellas. Localizar su nombre dentro de los libros de la historia patria es casi imposible. José Monsalve, en su libro “Mujeres de la Independencia”, escrito en 1926, la describe como una mujer que acompañó al general Rafael Urdaneta en la batalla librada contra el realista José Ceballos, en una fecha entre febrero y marzo de 1814.
    En este vuelo rasante sobre algunos libros de historia y en Internet, para conocer el por qué decidieron bautizar el Centro de Diagnóstico Integral de El Recreo con ese nombre, me topé con una investigación realizada por Arts and Humanities Research Board, patrocinada por varias universidades inglesas, en la cual recogieron los nombres e historias de las heroínas de la lucha independentista latinoamericana en el lapso comprendido entre 1750 y 1850.
    Allí se señala que Dorotea Navas murió asesinada entre el 9 y el 11 de marzo de 1814, durante la Batalla de Barquisimeto. Igualmente se preguntan si pudo estar relacionada con Catalina Oriola de Navas, quien en 1820 escribió una carta desde Trinidad a su amiga Josefa Afanador, informándola sobre los sucesos de la guerra de Independencia.
    Pero al indagar sobre la Batalla de Barquisimeto conseguí varias imprecisiones con respecto a dicha confrontación. En primer lugar descubrí que la fecha en la cual se refiere la muerte de Dorotea Navas, no es precisa, por cuanto los jefes de los bandos enfrentados aseguran que la contienda se realizó en fechas diferentes. El historiador Eliseo Soteldo cita al jefe realista José Ceballos y asegura que la batalla se escenificó el 28 de febrero, por cuanto así lo indica éste en su correspondencia. Telasco Mac Pherson asegura que fue el 9 de marzo, debido a que el general Rafael Urdaneta, al hacer mención sobre el acontecimiento, señala esta última fecha.
    Por otra parte ambos historiadores señalan que Cristóbal Palavicini, quien cedió su nombre a este municipio, salvó a las tropas de Urdaneta de su destrucción total, al intervenir con su grupo guerrillero en la entrada de la hacienda Tarabana, donde se conserva una placa en conmemoración del acontecimiento.
    Este hecho no es mencionado en ningún momento por el general Urdaneta.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *