El patrimonio perdido de Barquisimeto

 

Nuestra ciudad cumple este año 2018, 464 años de fundada, siempre ha sido una urbe pujante, en contante desarrollo que se ha visto no solo a nivel económico,  tecnológico cultural social, urbanístico. Ese mismo desarrollo urbano ha dejado a un lado importantes lugares que fueron emblema y símbolos de la ciudad.


El centro de Barquisimeto es muestra de ello. Allí convergen las principales edificaciones gubernamentales del estado y el país, pero también es muestra de esa huella del pasado que hoy se ha perdido debido a la desidia de las autoridades y a esa explotación urbana del último siglo.

Edificaciones como el Puente de la Santísima Trinidad o Puente Bolívar, las casonas del Casco Histórico, el Centro de Historia Larense, la extinta Casa de las Muñecas, el Cine Rialto y la Quinta Mayda  entre otros son parte de ese patrimonio histórico que hoy está a punto de desaparecer en el tiempo debido a la desidia en la que se encuentra.

Carlos Eduardo López, director de la Fototeca de Barquisimeto comentó que el crecimiento urbano no ha ponderado el valor que pudieran tener determinadas edificaciones y que ha pasado por encima de cualquier patrimonio con el apremiante del crecimiento urbano. Pero conozcamos un poco de cada uno de estos lugares fue y lo que es hoy.

Puente de la Santísima Trinidad o Puente Bolívar

Ubicado en la  carrera 17 entre  calles 21 y 22 sobre el parque San Juan Bautista de La Salle es una de las obras publicas más antiguas de la ciudad. Fue inaugurado en 1806, como una obra en la que unía al Barquisimeto colonial con unos barrios que abrían camino hacia el este de la ciudad.

El terremoto de 1812 que golpeó la ciudad afectó sus bases y fue restaurado. Para el año de 1842 el gobernador general Juan Jacinto Lara, decidió cambiarle el nombre y fue bautizado Puente Bolívar, como se le conoce.

Centro de Historia Larense

Está ubicado en el lado este de la Plaza Lara, al lado del Instituto Diocesano. Según refiere la historia se trata de una casona colonial utilizada como un convento de franciscanos, que data originalmente de alrededor de 1634. Sin embargo, López señaló que de acuerdo a testimonios cercanos se trataba  de una casona perteneciente a una reconocida familia larense.

Según el blog Actual33.com “en este inmueble se habría firmado el pronunciamiento del ayuntamiento de Barquisimeto a favor de la independencia absoluta de Venezuela el 19 de Mayo de 1811. Luego del terremoto acontecido el 26 de Marzo de 1812 fue reedificado.”

Por decisión gubernamental en los años 60, el espacio fue destinado a resguardar lo que hoy se conoce como el Centro de Historia Larense.

Casco Histórico

Siendo la Plaza Lara la antigua Plaza Bolívar, este el centro neurálgico de la ciudad y allí se fueron edificando casas coloniales que hasta hoy alguna de ellas sobrevive. En los alrededores de la plaza encontramos la Iglesia San Francisco que era la antigua Catedral de Barquisimeto, además del Instituto Diocesano y algunas casonas que hoy funcionan como oficinas y bufetes de abogados.

En el lado de la calle 24 entre 16 y 17 se encontraba hasta el año 2015 la sede de la Fundación Amigos de Barquisimeto FUNDASAB, sin embargo hoy solo quedan vestigios del derrumbe que la afectó en mayo de ese mismo año. Al lado también funcionó durante muchos años el antiguo Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo, cuya infraestructura también se vio afectada.

Casa de las Muñecas

Hasta hace unos años la esquina de la carrea 17 con calle 20 era famosa por tener una de las edificaciones antiguas más simbólicas de la ciudad: la Casa de la Muñecas. Se trataba  de una construcción privada cuya característica resaltante eran los dos pilares en forma de muñecas que sostenían la entrada principal, además de sus dos hermosos balcones en los laterales.

Según cuentan algunos pobladores de la zona la casa era de una familia que tenía como tradición celebrar por todo los alto el Día de las Madres, a quienes le hacían rifas y fiestas, además de los Carnavales y la tradicional Quema de Judas en Semana Santa.

Hoy la casona no existe pues fue derrumbada y vendida para la construcción de locales comerciales. Allí funciona la sede de la gubernamental Agropatria.

Cine Rialto

Ubicado en la carrera 29 entre avenida 20 y carrera 21, funcionó como uno de los cines de mayor historia en Lara, durante 70 años. Fue fundado en 1929 bajo el nombre Cine Libertador, era pionero en la proyección de los últimos estrenos de Hollywood y fue el único que no se amilanó con la llegada de los multicines a la ciudad. Aunque posteriormente se convirtió en uno de ellos.

Hoy sufre los embates de un juicio legal por su propiedad y lo que representa para la ciudad. Además solo sirve de espacio para que comerciantes informales de la zona guinden en su fachada la mercancía que venden.

Quinta Mayda

Una historia de amor que terminó en tragedia, mitos y leyendas es lo que rodea la construcción de esta hermosa casona principios del siglo XX. También conocida como la casa de los Yepes-Gil es uno de los íconos del patrimonio de la ciudad. Son varias las historias que la rodean, se habla de que su dueño original enamorado de una bailarina parisina la mandó a construir, se fue a Paris y nunca regresó.

La casa fue comprada por la familia Yepes Gil y allí nació una de sus hijas menores Mayda, a quien le celebraron una fastuosa boda en el lugar.

Tambièn relatan que unos obreros de la casa asesinó a otro emplead, lo que  obligó a la familia a mudarse a la hacienda de su propiedad.

Aseguran que en su interior atesora un sótano, diez habitaciones, un techo bastante alto, ventanas y pisos originales de madera y una manzana entera, sin embargo el inmueble está muy destruido.

Los cuentos de fantasmas y apariciones forman parte del colectivo imaginario de los pobladores del sector, y de esta hermosa pero abandonada casa. Una mujer vestida de blanco atraviesa la calle hacia el parque y obliga a los automóviles  a frenar o chocar, o la historia de una dama mayor se sienta en el balcón sellado en su mecedora.

Hoy la casa está ocupada por personas desconocidas. Y  el Gobierno tiene previsto la construcción de edificaciones para la Gran Misión Vivienda, a pesar de que en el año 2005 fue declarada Bien de Interés Cultural por el Instituto Patrimonial Cultural, según Gaceta Oficial Nº 38.234.

Ingrid Méndez Lárez | Fotos: Archivo/CID

Publicado en Diario EL IMPULSO 

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *