Leopoldo Torres, un ilustre barquisimetido

 

Carlos Guerra Brandt
Cronista


Aún cuando este prominente venezolano nació en la población de Urachiche Estado Yaracuy su efigie venerable se encuentra en muchos salones de lectura y varias bibliotecas. Su nombre aparece entre los más destacados de la historia regional.

Esta figura del derecho sintetiza por haber sido protagonista junto al general Aquilino Juares, al realizar una de las labores más positivas y progresistas registradas en Barquisimeto.

Hombre de iniciativa sin igual, de vasta ilustración, de talento práctico, denodada acción, caracterizan al doctor Leopoldo Torres, quien inyectó a Barquisimeto, espíritu de constancia y seriedad en cada una de sus propuestas transformadoras.

El Dr. Leopoldo Torres falleció un 21 de Septiembre de 1.925 sus restos descansan en el viejo cementerio de Bella vista con este imponente monumento de mármol de carrara denominado el «Angel Silente»

Siendo secretario general de gobierno del presidente Aquilino Juares, cooperó decididamente en la creación del curso de filosofía en el Colegio Nacional de Niñas de Barquisimeto, accionar que produjo el alcance del título de Bachiller las primeras mujeres venezolanas, conquista femenina de proyecciones inextinguibles.

Cuando desempeñó la Presidencia del Estado Lara, realizó una labor fecunda e intachable, pues a él se le debe la construcción de la Avenida 5 de Julio hoy calle 30, la refacción del Palacio de Gobierno y de la Cárcel Pública.

Al enfocar el aspecto de la vida de Leopoldo Torres, sobresale su esfuerzo para conseguir las metas planteadas en la modernización de la ciudad. Otra de las virtudes de nuestro biografiado sería su probada honestidad con el manejo de los dineros públicos y rentas estadales.

Dejó Leopoldo Torres en el recuerdo del Barquisimeto de ayer una gran labor social que cada 21 de septiembre, la ciudad debería honrar su memoria en reconocimiento perpetuo.

  1. Francisco Febres Cordero

    Señor Carlos Guerra Brandt: Reciba usted un cordial saludo. Acabo de leer la reseña, sobremi bisabuelo, Don Leopoldo Torres Fonseca. Soy hijo, de Elena Briceño Torres, larense, quien contrajo matrimonio, con el merideño, Epiménides Febres Cordero Silva. A su vez, mi madre, hija, de Maria Torres Heredia, quien contrajo nupcias, con el Doctor Horacio Briceño Ayestarán. Mi abuela Maria, hija de Don Leopoldo Torres Fonseca y de Tomasa Heredia Briceño. Muchas gracias, por su interesante reseña. Yo vivo, en Maracay y soy Abogado. Siempre a su orden. Francisco Febres Cordero Briceño.

    • correodelara

      Muchas gracias por su gentileza al escribirnos Dr Febres Cordero, para nosotros es un gran placer. Inmediatamente nos comunicaremos con el cronista Carlos Guerra Brandt y seguro estamos le responderá. Siempre estamos a su completa disposición. Atte El equipo editor

  2. Carlos Guerra

    Un gusto muy grande saber de ud Dr. Febres Cordero y más saber la vinculación directa con este ilustre personaje. Hablar del Dr. Leopoldo Torres se vincula directamente hacia la educación, la política, y la acción propia honrada y eficiente de un hombre que aportó lo mejor de sí al crecimiento para el momento de una pequeña población, su trayectoria intachable y su ejemplo quedo escrito en la historia de Barquisimeto. Me es muy gratificante que ud siga esta excelente página de la historia en general e igualmente le expresó mi agradecimiento y estoy a sus ordenes acá en la Capital musical de Venezuela. Le dejo mi numero telefónico para lo que sea. Un especial y respetuoso saludo. Sinceramente Carlos E.Guerra Brandt 0416609926

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *