El heroico guerrillero Cristóbal Palavecino

 

Juan José Peralta
Periodista


A Cristóbal Palavecino se le conoció desde muy niño como jinete consumado y gran conocedor de las montañas y sabanas aledañas a Cabudare y cuentan que el 3 de octubre de 1785 el obispo Mariano Martí lo erigió en parroquia Nuestra Señora de La Candelaria al separarla de la parroquia del Pueblo del Cerrito de Santa Rosa pero esto no se concretó por oposición del cura de Santa Rosa. Fue el 27 de enero de 1818 cuando la población fue fundada oficialmente por los vecinos.

Grafi­ca del Héroe Epón­i­mo Coman­dante Cristóbal Palave­ci­no Liz­cano. Autor: Don José Ramón Brito Calles

Al morir de 37 años en el asalto al pueblo de Casanare, a prin­ci­p­ios de febrero de 1817, Palave­ci­no no pudo ver la fun­dación del pobla­do de sus recuer­dos, donde viera la luz en fecha no asen­ta­da en libros de nacimien­tos por inex­is­tentes, aunque esti­man nació después de la boda de sus padres, Luis Pallavici­ni y Con­cep­ción Lis­cano, ofi­ci­a­da y recogi­da en sus libros por el obis­po Martí el 21 de mayo de 1779. El prela­do lo reg­istró Palavesí, comen­zan­do una cade­na de cam­bios en este apel­li­do de ori­gen en Géno­va, cuna de Cristóbal Colón.

El prócer debió nac­er en Cabu­dare en 1780, según con­je­turas de la época y quizás su nom­bre provi­no del hom­e­na­je del padre al paisano des­cubri­dor y famoso navegante.

Al cono­cer los acon­tec­imien­tos de Cara­cas aquel 19 de abril de 1810, Palave­ci­no abrazó la causa lib­er­taria y de su peculio armó una par­ti­da de jinetes y des­de las mon­tañas de Tere­paima hostigó a las autori­dades españolas.

Salvó a Bolívar

Para 1813 Palave­ci­no comand­a­ba un regimien­to de caballería y se sumó al ejercitó lib­er­ta­dor coman­da­do por Simón Bolí­var, quien el 10 de noviem­bre planteó com­bate en Tier­ri­tas Blan­cas, al sur de Bar­quisime­to, en manos del brigadier español José Ceballos.

Bolí­var aspira­ba tomar la ciu­dad y casi lo logra pero un erra­do toque de reti­ra­da de cor­ne­ta con­fundió a las tropas patri­o­tas y la vic­to­ria se tornó der­ro­ta. Bolí­var logró sal­var su vida gra­cias al intrépi­do y sagaz Cristóbal Palave­ci­no, quien lo sacó por la cues­ta del río Tur­bio has­ta lle­var­lo a lugar seguro, lo que le val­ió el ascen­so a teniente coronel.

Su apel­li­do fue cam­bi­a­do del orig­i­nal Palavici­ni de su padre a Palave­ci­no que nom­bra a su munici­pio natal en el esta­do Lara, cap­i­tal Cabu­dare, donde se hizo el bril­lante y valiente jinete que fue.

Des­de el 19 de sep­tiem­bre de 1936 la antigua Asam­blea Leg­isla­ti­va del esta­do Lara decidió elim­i­nar el nom­bre de Cabu­dare a este dis­tri­to Palavici­ni. El mis­mo ente leg­isla­ti­vo por decre­to del 24 de enero de 1945 reem­plazó la denom­i­nación por la de Palave­ci­no, por ser esta últi­ma la man­era cor­rec­ta de escribir el apel­li­do pater­no del prócer, que de acuer­do al suscrito ten­ga cuna ital­iano, mien­tras que el his­to­ri­ador Fran­cis­co Cañiza­les Verde le asigna ori­gen hispano.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *