Jóvito Villalba, una vida dedicada a la política venezolana

 

Jóvito Villalba nació en Pampatar, estado Nueva Esparta, el 23 de marzo de 1908. Se traslada a Caracas siendo un adolescente, para estudiar en el liceo Caracas dirigido por Rómulo Gallegos, graduándose en 1925.

De ahí pasa a la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Venezuela (UCV) donde ini­cia sus estu­dios de dere­cho, con­vir­tién­dose en pres­i­dente del Cen­tro de Estu­di­antes un par de años después.

Su activi­dad políti­ca se ini­cia con el dis­cur­so cat­a­lo­ga­do como “el primer gri­to de guer­ra de los estu­di­antes con­tra las dic­taduras”, que pro­nun­cia el 6 de febrero de 1928 en el mar­co de la Sem­ana del Estu­di­ante, trans­for­man­do los actos para con­ver­tir­los en una expre­sión de hos­til­i­dad con­tra el rég­i­men de Juan Vicente Gómez, por lo cual cae pre­so y es reclu­i­do en el cuar­tel de El Cuño.

A su sal­i­da se afil­ia al Par­tido Rev­olu­cionario Vene­zolano (PRV) con­sti­tu­i­do en Méx­i­co por un grupo de exil­i­a­dos, con quienes sigue en pie de lucha en con­tra del rég­i­men gomecista, por lo que vuelve a ser apre­sa­do en noviem­bre de 1929, esta vez en la cár­cel de La Rotun­da en Cara­cas y pos­te­ri­or­mente traslada­do al Castil­lo de Puer­to Cabel­lo por 6 años más.

Jóvi­to Vil­lal­ba, Joaquín Gabaldón Mar­quéz y Rómu­lo Betan­court. Estu­di­antes de Dere­cho en 1928

Ya en lib­er­tad, se va al exilio, perío­do en el cual se encuen­tra con Miguel Otero Sil­va y otros com­bat­ientes para for­mar el Buró del Caribe des­de donde desar­rol­la sus activi­dades en con­tra de la dic­tadu­ra de Gómez.

A la muerte del caudil­lo en 1935, regre­sa al país, donde se une a Rómu­lo Betan­court y Rodol­fo Quin­tero, y entre ellos cre­an de man­era clan­des­ti­na el Par­tido Democráti­co Nacional (PDN), pero es expul­sa­do nue­va­mente en 1937 por el gob­ier­no de López Con­tr­eras. Se mar­cha a Méx­i­co jun­to con otros dester­ra­dos, para luego pasar por Cen­troaméri­ca y final­mente radi­carse en Colombia.

Cuan­do regre­sa nue­va­mente a Venezuela, con­tinúa sus estu­dios en la UCV has­ta grad­uarse en 1943, tra­ba­jan­do para­le­la­mente como colab­o­rador en el diario El Uni­ver­sal, apoyan­do el gob­ier­no de Isaías Med­i­na Angari­ta. Ese mis­mo año, el 7 de enero, es elec­to por la Asam­blea Leg­isla­ti­va de su región natal, senador por el esta­do Nue­va Esparta.

Surge URD

Por ini­cia­ti­va del Dr. Elías Toro, se crea la Unión Repub­li­cana Democráti­ca (URD) el 18 de diciem­bre de 1945, empezan­do como una agru­pación cívi­ca que pasó a con­ver­tirse en par­tido políti­co el 28 de febrero de 1947 y de la cual Vil­lal­ba fue sec­re­tario gen­er­al. A par­tir de éste momen­to, se con­vierte en el vocero de la idea de crear un gob­ier­no de inte­gración nacional.

En 1958 Rómu­lo Betan­court, Jovi­to Vil­lal­ba y Rafael Caldera fir­maron el Pacto de Pun­to Fijo. Foto: Gor­do Pérez EL NACIONAL

A finales de ese año, la Jun­ta Rev­olu­cionar­ia de Gob­ier­no enfren­tó un alza­mien­to de varias unidades mil­itares en Valen­cia y Mara­cay, sus­pen­di­en­do las garan­tías con­sti­tu­cionales, y es cuan­do Vil­lal­ba es detenido en Cara­cas, por poco tiempo.

Para 1949, la Jun­ta Mil­i­tar que un año antes había der­ro­ca­do a Rómu­lo Gal­le­gos, resti­tuye varias garan­tías con­sti­tu­cionales y el 28 de noviem­bre insta­la en el Pala­cio de Miraflo­res la comisión encar­ga­da de redac­tar un proyec­to de estatu­to elec­toral, pre­si­di­da por Luis Jerón­i­mo Pietri, sien­do vicepres­i­dentes Rafael Caldera y Jóvi­to Vil­lal­ba, sien­do pro­mul­ga­do en abril de 1951 el estatu­to elec­toral que regirá las elec­ciones del año siguiente.

En las elec­ciones para la con­for­ma­ción de la Asam­blea Nacional Con­sti­tuyente que se realizaron el 30 de noviem­bre de 1952, URD gana la may­oría ante el Frente Elec­toral Inde­pen­di­ente (FEI) por lo que el gob­ier­no de Mar­cos Pérez Jiménez desconoce los resul­ta­dos y con­mi­na a los líderes de URD, entre ellos Vil­lal­ba, a salir del país.

De vuelta a las lides políticas

Se rad­i­ca luego de este ter­cer exilio en Esta­dos Unidos, Trinidad y Méx­i­co, jun­to a su famil­ia, has­ta el 23 de enero de 1958, cuan­do regre­sa al país luego de la sal­i­da de Pérez Jiménez del poder, lle­gan­do con la idea de la “unidad de todas las fuerzas democráticas”previamente dis­cu­ti­da con Rómu­lo Betan­court y Rafael Caldera, que dio ori­gen al Pacto de Pun­to Fijo del 31 de octubre de 1958.

A pesar de haber sido pro­mo­tor de la coali­ción de gob­ier­no, el 16 de noviem­bre de 1960, el par­tido URD se reti­ra de la mis­ma, según Vil­lal­ba por “pro­fun­das diver­gen­cias en mate­ria económi­ca, inter­na­cional y de orden públi­co”, pasan­do a ser de la may­oría opos­i­to­ra al gob­ier­no de Betan­court des­de el Con­gre­so en 1963. En este año com­pite como can­dida­to pres­i­den­cial por URD en las elec­ciones que ganó Raúl Leoni, quien invi­ta a su par­tido al gob­ier­no de Amplia Base que pro­pu­so el nue­vo pres­i­dente venezolano.

En los años suce­sivos, Vil­lal­ba y su par­tido apo­yaron a diver­sos can­didatos pres­i­den­ciales, en 1968 a Miguel Ángel Burel­li Rivas, en 1971 a Jesús Ángel Paz Galár­ra­ga, para 1978 apoy­an a Luis Her­rera Campins, quién resul­ta vence­dor, y a Jaime Lus­inchi (en las elec­ciones de 1983 por el par­tido AD), quién tam­bién fue elec­to Pres­i­dente de la Repúbli­ca de Venezuela.

A par­tir de estos últi­mos comi­cios, su activi­dad políti­ca bajó con­sid­er­able­mente, por razones de salud, que le impi­dieron inclu­sive apo­yar a su esposa Doña Isme­nia de Vil­lal­ba, cuan­do optó por la Pres­i­den­cia de la Repúbli­ca en 1988.

Para­le­la­mente a su car­rera políti­ca, Jóvi­to Vil­lal­ba fue pro­fe­sor de Dere­cho Con­sti­tu­cional en la Fac­ul­tad de Dere­cho de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Venezuela; de soci­ología en la Escuela de Economía y de cor­ri­entes políti­cas en la Escuela de Peri­odis­mo de la mis­ma uni­ver­si­dad. Además fue miem­bro del Insti­tu­to de Dere­cho Com­para­do de París.

En lo per­son­al estu­vo casa­do en dos opor­tu­nidades y pro­creó seis hijos. Su primer mat­ri­mo­nio fue con Elsa Vera For­tique y después con Isme­nia Vil­lal­ba en el mes de agos­to de 1949.

Jóvi­to Vil­lal­ba fal­l­e­ció en Cara­cas el 8 de julio de 1989 y fue enter­ra­do en el cemente­rio de su pueblo natal.

Marluy Escalona

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «Jóvito Villalba, una vida dedicada a la política venezolana»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *