Juan de Dios Ponte Heredia, ejemplo vivo

Américo Cortez
Cronista de Cabudare
@proyectosarao

El escritor Will­inger Sil­va lo llamó “hom­bre ilus­tre, ejem­p­lo vivo para gen­era­ciones enteras” y no se equiv­ocó, porque al revis­ar el tra­ji­nar en la vida de Juan de Dios Ponte podemos obser­var ras­gos pro­pios de los que no esper­an el aplau­so, ni la lison­ja adu­lante, de aque­l­los que aspi­ran sacar par­tido o preben­das de una amis­tad de su tipo.

Juan de Dios Ponte. Foto: Colec­ción CorreodeLara

Nació este ilus­tre per­son­aje en Cabu­dare el 8 de febrero de 1805. Sus padres Juan de de Dios Ponte y Bár­bara Here­dia, ambos tam­bién de Cabu­dare. Estudió en Cabu­dare y luego en Bar­quisime­to y El Tocuyo, para cul­mi­nar en Cara­cas su bachiller­a­to. Se licen­ció en Dere­cho en la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Venezuela, vinien­do luego, a ocu­par car­gos de rel­e­van­cia en Bar­quisime­to. Hom­bre ejem­plar, fue elegi­do Diputa­do al Con­gre­so Nacional en 1833.

Fue lla­ma­do a gob­ernar interi­na­mente la Provin­cia de Bar­quisime­to en 1837 has­ta 1841. Su lema era “decir y hac­er” y en la prác­ti­ca lo demostró. Logró hac­er una rev­olu­ción en la real­ización de obras públicas.

Encauzó las aguas del río Tur­bio, por medio de tubos, lleván­dola has­ta la mese­ta de Bar­quisime­to, colo­can­do parte de su pat­ri­mo­nio en dinero, pues el Esta­do no tenía como hac­er­lo. Ter­mi­na­do su manda­to, la tubería esta­ba en la parte más alta de la mese­ta y al pro­ponérse­le que de nue­vo fuera Gob­er­nador, para seguir su obra social dijo “el poder en manos de una per­sona por mucho tiem­po es un peli­gro”. En una con­cien­cia ecológ­i­ca como pocas, com­pró las tier­ras del bosque Macu­to y más allá, para lograr recu­per­ar el cauce del río. Para ello mandó refor­estar y sem­brar inmen­sa can­ti­dad de árboles. Se hicieron excava­ciones y el agua volvió a torrentes. 

Pro­movió la nave­gación por los ríos Tur­bio y Yaracuy. Igual­mente hizo las excava­ciones para que la lagu­na La Mora, tuviera agua todo el año, cosa que logró. Durante su admin­is­tración se con­struyó en la plaza Bolí­var de Cabu­dare una pila agua, para que los veci­nos pudier­an servirse de ella, sin ten­er que ir a las que­bradas cer­canas. Su men­tal­i­dad futur­ista, le señal­a­ba la necesi­dad del agua para el desar­rol­lo de la población y la sociedad.

Orga­nizó y real­izó planes de vivien­das, vial­i­dad y orga­nizó las fuerzas del orden públi­co para garan­ti­zar la paz y la seguri­dad a los ciu­dadanos. Con­struyó la antigua cat­e­dral de Bar­quisime­to (igle­sia San Fran­cis­co). Por cier­to, a él se debe la creación de la Dióce­sis de Bar­quisime­to, pues en 1847, estando en el Con­gre­so Nacional, con­jun­ta­mente con el Dr. Ramón Per­era, pre­sen­taron la solic­i­tud y se decretó el 7 de mayo de ese año. El primer Obis­po de ella fue el Pbro. Fran­cis­co Más y Rubí.

El Cole­gio Fed­er­al que había sido dec­re­ta­do por el Pres­i­dente José Anto­nio Páez, años antes vio la luz públi­ca gra­cias a recur­sos que de su bol­sil­lo colocó Ponte, al saber la necesi­dad del mis­mo para el pueblo bar­quisimetano. De igual man­era com­pró casa para la insta­lación del Asi­lo de Ancianos e insti­tuyó en la cár­cel la Escuela de Artes y Ofi­cios, para que los pre­sos aprendier­an un ofi­cio y al salir se incor­po­raran al mer­ca­do de tra­ba­jo. En Cabu­dare exis­tió una escuela munic­i­pal con su nom­bre. En la actu­al­i­dad y des­de 1959, la segun­da calle más impor­tante de Cabu­dare lle­va su nom­bre, la que pasa al lado del Con­ce­jo Munic­i­pal de Palavecino.

Fue un gob­er­nante hon­esto, alto tri­buno, Diputa­do y Senador de la repúbli­ca, pero sobre todo hom­bre inspi­ra­do en su papel como servi­dor públi­co. Tal vez, el primer Gob­er­nador de Lara ecol­o­gista, por lo cual debería lle­var su nom­bre algún espa­cio del Bosque Macu­to. Si, ejem­p­lo vivo para gen­era­ciones enteras y para aque­l­los que pre­ten­dan gob­ernar nue­stros pueb­los. Reti­ra­do a la vida pri­va­da y ya anciano muere en Bar­quisime­to el 18 de abril de 1894.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «Juan de Dios Ponte Heredia, ejemplo vivo»

  • el 20 octubre, 2021 a las 7:17 am
    Enlace permanente

    Buenos días,
    Mi nom­bre es Ale­jan­dra Mas­siani Oli­vares y soy tatarani­eta de Juan de Dios Ponte H. Me sor­prendió y gustó mucho encon­trar este artícu­lo pub­li­ca­do. Podrían por favor decirme a quién puedo con­tac­tar para encon­trar más infor­ma­ción sobre estos Juan de Dios y sus padres? 

    Muchísi­mas gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *