La comunicación de la resistencia contra el perezjimenato en Lara

Freddy Torrealba Z.
Escritor e investigador

En Barquisimeto el partido Acción Democrática se activa con 2 periódicos: Combate y Barricada. En ambos destacan los hermanos Miguel y Juan Romero Antoni y Rafael Benedicto Parra


Tras el derrocamiento del presidente Rómulo Gallegos por militares golpistas, el 24 de noviembre de 1948, fueron cerrados por lo menos 30 periódicos y revistas en el país. Era el bestial acoso a los medios de comunicación con la implantación de una rígida censura de prensa mediante la instalación en cada estado de la Comisión de Examen de Prensa. En Lara la encabezaba el periodista zuliano Vitelio Reyes.

La respuesta comunicacional de la resistencia liderada por Acción Democrática y el PCV, se expresa en varios medios impresos y radioeléctricos. Se trata de la lucha en los frentes de la información, ideas y cultura contra una dictadura de corte desarrollista en el marco de la Guerra Fría entre el mundo capitalista y comunista.

En Barquisimeto el partido Acción Democrática se activa con 2 periódicos: Combate y Barricada. En ambos destacan los hermanos Miguel y Juan Romero Antoni y Rafael Benedicto Parra (padre). Miguel Romero Antoni venía de participar, a mediados de los años 40, en la fundación de la Asociación Venezolana de Periodistas del estado Táchira. Ello más su participación en varios periódicos juveniles. 

CAYO EL GOBIERNO DE PEREZ JIMENEZ. 23/01/1958. Archivo Diario EL IMPULSO

Combate es impreso en la tipografía del militante adeco Esteban Torres, quien es detenido por la Policía política la Seguridad Nacional para llegar a su fin. Durante varios años permanece preso en la cárcel pública de la carrera 13. Su libertad la recobra en vísperas del 23 de enero de 1958 para precisamente morir ese día orgulloso de su labor periodística contra la tiranía. También bajo la égida de Miguel Romero Antoni circula Barricada del cual no se dispone de mayores datos. Al retornar la democracia al país el 23 de enero de 1958, funda el diario La Nación en Barquisimeto. Realizó además estudios de periodismo en EEUU.

Mientras que el liceo Lisandro Alvarado se convierte en un bastión de la resistencia a la tiranía en el estado Lara. En su seno un corajudo grupo de estudiantes crea después del derrocamiento del maestro Gallegos, el periódico clandestino Alborada. Uno de sus artífices es Jesús Morles Meléndez acompañado por otros estudiantes que luego destacarían como profesionales en diversas disciplinas. Era militante de la Juventud de Acción Democrática. De este partido se separaría en abril de 1960 cuando es fundado el MIR de ideología marxista-leninista a cuyas filas se incorpora. En el estado Yaracuy se dedica al ejercicio del periodismo como miembro de la AVP y CNP.

Alborada era impreso a 4 páginas en una hoja de papel bond que suponemos era imprimido en multígrafo eléctrico o la artesanal batea de madera usada por grupos clandestinos por su facilidad y rapidez. Contenía noticias sobre la situación política regional y nacional. Al igual que denuncias sobre los atropellos de la dictadura.

Su existencia también fue breve dado que la dictadura con su policía política la Seguridad Nacional lo somete a un acoso que puso en peligro la seguridad de sus integrantes. Entonces en el Lisandro Alvarado se desarrollan los periódicos murales o carteleras con similares funciones donde eran publicados escritos contra la dictadura. Lo curioso es el coraje de algunos estudiantes que asumían valientemente su autoría con su firma.

En 1950 es detenido por la Seguridad Nacional Rafael Cadenas, joven poeta y alumno de ese centro educativo, por protestar su inconformidad con la dictadura. Lo castigan con su destierro a Valencia y posteriormente la expulsión a Trinidad. En su rebeldía Cadenas se vale de la palabra escrita y oral para repudiar a la tiranía del general Marcos Pérez Jiménez. Ya había publicado su primer libro Canto inicial con los auspicios del Instituto Mosquera Suares que dirigía Casta J. Riera.

Los contenidos de estos periódicos se correspondían con la necesidad de la comunicación en condiciones de clandestinidad: urgentes, breves, sencillos y directos en su lenguaje y con pocas imágenes. La práctica del mensaje esencial hecho una norma en los periódicos sobre todo con el formato de la noticia. En los mismos se fusionaban a la vez redactor e impresor debido a la excepcional y difícil situación en que se realizaban. En cada número su contenido enfrentaba abiertamente al régimen.

La duración de ambos es breve a consecuencia de la brutal represión de la dictadura. Conjugaban la información con la opinión y el comentario. No faltaba el editorial en el cual fijaban posición sobre la realidad del país en dictadura cuya filosofía era la del Ideal Nacional.

Estas son experiencias de comunicación política y de masas desde las instancias de la clandestinidad. Por sus objetivos son formas de comunicar signadas por la propaganda y la ideología debido a las adversas circunstancias reinantes.

23 DE ENERO DE 1958 SACO DEL PODER AL DICTADOR MARCOS PEREZ JIMENEZ. ARCHIVO EL IMPULSO

Cabe destacar que desde Caracas llegaban a Barquisimeto los periódicos Tribuna Popular del PCV y Resistencia de AD. El sindicalista comunista Pedro Abarca nos reveló que la matriz de Tribuna Popular era reproducida en una concha de Agua Viva, municipio Palavecino. Resistencia fue creado y dirigido por el economista Luis Troconis Guerrero quien murió en Costa Rica.

Al decir del profesor universitario Humberto Cuenca la prensa clandestina resultó muy eficaz en la lucha contra la dictadura. Era la palabra en combate junto a las balas por parte de valientes hombres y mujeres con su mensaje de fe y esperanza por una sociedad en libertad. La necesaria contestación para deponer la opresión dictatorial que por el lapso de una década (1948-1958) sojuzgó a Venezuela.

Otras formas de comunicar con la palabra escrita de esos tiempos por la resistencia, eran las pintas en las paredes hechas en horas nocturnas con brocha goda y pintura. Así mismo los volantes o mariposas impresos generalmente en una hoja o la mitad con mensajes urgentes como llamados a acciones de protesta.

Dos radios clandestinas operaron en Barquisimeto contra la tiranía. Se trata de Radio Liberación vocero del PCV y la de AD. Liberación es puesta en antena a mediados del año 1957 por los dirigentes comunistas Argimiro Gabaldón, Lino Pérez Loyo y José “Cheche” Cortez. Emitía desde Agua Viva, Palavecino en horas nocturnas con una potencia de menos de un kilovatio. Los 3 estaban estrechamente ligados a la palabra escrita desde el periódico y el libro. Pérez Loyo era periodista de profesión.

Mientras que Acción Democrática se despliega en el frente radial con un equipo conformado por los hermanos Miguel y Juan Romero Antoni y Miguel Benedicto Parra (padre). La estación transmitía desde una camioneta propiedad de la Casa Blohm & CIA para no ser detectados. Por lo que es la típica radio móvil clandestina.

Ambas emisoras constituyeron un desafío a la dictadura pues su aparato de inteligencia nunca las pudo detectar. En sus transmisiones difundían noticias de la resistencia, voces de los líderes, análisis de la situación del país, entrevistas, denunciaban los abusos y violaciones a los derechos humanos por el régimen de facto y alentaban a la lucha por la democracia y libertad.

BARQUISIMETANOS SALIERON A LAS CALLES DESPUES DE CONOCER LA NOTICIA DEL DERROCAMIENTO FOTO: ARCHIVO EL IMPULSO

Las mismas forman parte de la historia de las radios clandestinas que han proliferado en el mundo contra gobiernos dictatoriales de izquierda o derecha. Su motivación es eminentemente política en lucha por la libertad. Es lo que en el mundo del diexismo (exploración de señales electromagnéticas) se denomina la “radio de la oscuridad”.

En el estado Lara el ensañamiento contra los diversos medios de comunicación y sus periodistas, se hizo extensivo también a El Impulso, Última Hora y El Diario de Carora. Asedio que se centró en el diario El Impulso cuyo director Juan Carmona y el jefe de redacción Francisco Cañizales Verde fueron detenidos por la Seguridad Nacional. También el corresponsal del diario El Nacional Absalón Bracho quien recobra su libertad el 23 de enero de 1958 luego de una prolongada prisión en la cárcel pública.

En la lucha por la defensa de la libertad de expresión, pisoteada por la dictadura, fue muy digno, patriótico y ético el papel cumplido por la AVP entre cuyos directivos sobresalieron: Alejandro Rojas, Rodrigo Orellana, Manuel Antonio Pérez Díaz, y Roberto Riera. Nunca cesaron en la defensa de la libertad de información y los derechos de los periodistas. La AVP estuvo a la altura de las exigencias de aquellas difíciles circunstancias en que se exponía la vida por defender esas libertades.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *