La histórica toma del Palacio Radial por sus trabajadores

 

Freddy Torrealba Z.
Escritor e investigador

BARQUISIMETO ES SACUDIDA una madrugada de febrero de 1977 por un hecho noticioso no visto todos los días. Sus protagonistas son gente de la radio vinculada a la farándula aparentemente ajena a la conflictividad sociopolítica. Se trata de la toma pacífica del Palacio Radial por sus locutores y operadores, en defensa de sus derechos socioeconómicas y la organización sindical


Estos exigían un aumento salarial por concepto de la jornada laboral prestada a la empresa y los productores independientes. Cabe destacar que para los segundos laboraban gratis.  Aunque su relación laboral directa era con la Comunidad Radial Sociedad Anónima (CORASA) asistida legalmente por el abogado Argenis Román.

Locutores y operadores luchaban por un incremento salarial de 1 Bs. por hora de acuerdo con la jornada cumplida. Este acrecentamiento era sobre la base del sueldo establecido en el país. Entonces en la radio local una jornada de una hora la pagaban a: 4,42 Bs. lo cual diariamente sumaba 26,52 Bs.  para un total semanal de 132,6 Bs. y 530,4 Bs. mensual.

Para ese momento las cinco emisoras propiedad de los hermanos Segura estaban concentradas en el Palacio Radial, un edificio activado en 1971 que originalmente había sido concebido para una televisora regional. Estas radiodifusoras por la banda AM son:

Radio Dial Fundación
Barquisimeto 690 khz 18 de enero de 1938
Cristal 610 khz 20 de marzo de1965
Universo 730 khz 1947
Lara (antes Radiodifusora Occidental) 870 khz Noviembre 1942
Juventud (antes Cronos) 840 khz 1950

El espectro radiofónico local era dominado a sus anchas por Radio Tricolor con una programación generalista dirigida al público masivo D y E. En la misma destacaba un servicio informativo oportuno y continuo, aunque con la desventaja de ser reflejo y no temporal.

Gerardo Brito, uno de los líderes de la toma

Mientras que el estrato juvenil era cubierto plenamente por Radio Juventud, primera estación en segmentar la programación en el país, a partir de 1969, bajo la dirección de José Martínez Guaidó. Aquella inolvidable promoción lo decía todo: “Una emisora joven para la gente joven”.

En la capital larense eran frecuentes las protestas de estudiantes, vecinos y buhoneros. El sector laboral luchaba principalmente por aumentos salariales estando organizado en la Federación de Trabajadores del estado Lara (FETRALARA).

La mayoría de estas protestas concluían en el Palacio Radial donde los dirigentes hablaban a través de sus cinco emisoras, entre éstas Radio Barquisimeto que transmitía el estelar programa de opinión Punto y Aparte moderado por Rafael Palacios López.

A las doce es la cita

La acción se desarrolla rápida, silenciosa y sorpresivamente pues muy pocos lo sabían para evitar ser descubiertos y así asegurar el éxito.

La hora acordada es las doce de la media noche cuando las emisoras del palacio Radial cerraban transmisiones. Se comenzaba a sentir el frío de la madrugada y el fresco viento proveniente del Valle del Turbio.

El sitio de reunión del núcleo organizador de la acción es la fuente de soda y bar Danubio Azul, donde disimulan que ingieren unas cervezas a la espera del momento acordado para actuar.

Repentinamente un grupo encabezado por Gerardo Brito y Oscar Cumare Mendoza atraviesa la calzada de la avenida 20 y penetra el edificio. De inmediato cierran con una cadena la puerta central del inmueble que alberga a las 5 emisoras las cuales han culminado labores. Ha estallado la toma del Palacio Radial.

Desde ese momento nadie puede penetrar a su interior sin la autorización de la dirigencia de la acción en curso. Los tomistas despliegan pancartas en las cuales se puede leer:

  • ¡Aumento salarial justo!
  • ¡Por el derecho al sindicato!

El extra de Tricolor

Radio Tricolor es el primer medio de comunicación en difundir la noticia con un estruendoso flash que anunciaba la información.

En los estudios de la emisora de la avenida Vargas se han apersonado los cabecillas de la toma Brito y Cumare Mendoza.

La primicia suena pasada las doce de la media noche en la voz de José Ramón Quero, quien era acompañado por Jhovany Escalona en el control técnico.

Embargado por la emoción Quero improvisa la redacción de la información en marcha. Es consciente de que se trata de una noticia de ribetes históricos.

Respira profundo para relatarla con la mayor carga de emocionalidad posible junto a sus dos entrañables colegas, protagonista del hecho, que inquietos lo observan.

Espera atento la señal del operador para narrar la noticia con la mejor modulación gramatical.

El operador, tras lanzar la fanfarria con timbales y trompetas más la voz en tono alto de Jesús Calzadilla, le abre el micrófono con la señalización en rojo AL AIRE:

Entonces, suelta aquella narrativa revestida de temporalidad como lo planteaba el norteamericano Edward R. Morrow, el creador del periodismo radiofónico.

EXTRA                                              EXTRA

Informativo Tricolor de úuuultima hora

Locutores y operadores acaban de tomar el Palacio Radial

Lo informan los colegas Oscar Cumare Mendoza y Gerardo Brito

La acción de protesta es en reclamo de reivindicaciones laborales

Seguiremos informado

La noticia se riega como pólvora en la tranquilidad y oscuridad de la noche en aquella ciudad con más de un cuarto millón de habitantes posesa de una añeja y enraizada cultural radial. Los que estaban despiertos en la calle de inmediato confluyen hacia el Palacio Radial para enterares en detalles de lo que ocurre.


Palacio Radial de Barquisimeto

Dos días de conflicto

Las acciones de presión se prolongaron por casi 48 horas en medio de un tenso ambiente por obligar a los patronos a que cedan ante la fuerte presión ejercida por aquella masa laboral. Son más de cuarenta trabajadores activos, entre locutores, operadores y planteros en pie de lucha.

Las principales peticiones son: un aumento salarial sustancial de un bolívar por hora laborada y legalización del sindicato.

La acción de protesta surte su efecto finalmente al ceder los hermanos Segura a conversar para poner fin al conflicto. Los hermanos Segura deciden dialogar con los trabajadores en rebeldía.

Por decisión mayoritaria de los trabajadores acuerdan que su representante en las conversaciones sea José Martínez Guaidó, quien curiosamente era vocero de la empresa u jefe de equipos de Radio Juventud.

 Lo explica el hecho de que gozaba de confianza y prestigio en el seno de la masa laboral. Es un elemento a ser tomado en cuenta visto que pocas veces ocurre en este tipo de conflictos. Ello es signo de la habilidad estratégica de la dirigencia del conflicto para facilitar los objetivos.

La empresa es representada por la señora Ligia Villanueva. gerente general del Circuito CORASA y el abogado Argenis Román, apoderado legal.

Una vez cesa la toma se inician las conversaciones en la inspectoría regional del trabajo con miras a logra las demandas socioeconómicas y la conformación del sindicato.

Las cinco estaciones en ningún momento salieron del aire pues según la ley se trata de un servicio público ininterrumpible.  

Durante ese tiempo no se permitió el acceso de personas ajenas al personal o la empresa. Entre estos figuraban los llamados esquiroles dados siempre a la quiebra de los conflictos de este tipo.

De acuerdo con Ulloa Gil estos elementos hicieron presencia con la intención de quebrar la lucha, pero los neutralizaron a tiempo. Es lo que en el medio sindical se conoce como esquiroles.

Una victoria

El primer logro es la legalización del sindicato con la figura del fuero parta evitar despidos. El mismo es creado el primero de marzo de 1977. Su denominación es: Sindicato Profesional de Trabajadores de la Radio, Televisión, Cine, Músicos, Similares, Afines y Conexos del Estado Lara.

Su primera directiva la encabeza el periodista Humberto Giménez. Lo acompañan Gerardo Brito, Oscar Cumare Mendoza, Gregorio González, José Martínez Guaidó

Giménez no laboraba en ninguna emisora del Palacio Radial por lo que es sustituido por Oscar Cumare Mendoza en la secretaría general.

El 1 de mayo desfilan durante los actos del Día internacional del Trabajador. Publican un vocero impreso identificado como Nuestro Sindicato y también pasan a transmitir un programa radial con el mismo nombre.

El proceso de discusión del contrato se desarrolla por casi un año en la Inspectoría Regional del Trabajo en un ambiente de cordialidad y entendimiento mutuo

En abril de 1978 es firmado el contrato colectivo entre las partes que vino a beneficiar a los trabajadores del Palacio Radial tras casi 20 años de espera luego de la desaparición del primer sindicato. Logran sustanciales reivindicaciones económicas, sociales y laborales del as cuales no gozaban

José Ramón Quero dice que esta victoriosa lucha se convirtió en un referente para el resto de los trabajadores radiales del estado Lara.

La organización

En esta lucha participan activamente la casi totalidad de los trabajadores de las cinco estaciones las cuales operaban en el palacio Radial que antes de 1971 estaban dispersas en varios lugares de la ciudad. Los más activos son locutores y operadores principales afectados por la irregular situación.

La mayoría era gente joven que no pasaba de los 30 años de edad. Con todo, tuvieron la habilidad para actuar de manera unitaria, coherente, organizadamente y con claridad de objetivos sin ninguna precipitación y aventurerismo que suele presentarse en este tipo de luchas con lo cual disminuyeron el margen de errores. Se caracterizaron por su decisión, convicción y firmeza en esta riesgosa jornada de lucha. Los movía fundamentalmente el deseo de lograr mejoras laborales. Lo que se conoce como la típica lucha reivindicativa o economicista

Pero sus máximos líderes fueron Oscar Cumare Mendoza junto a Gerardo Brito. A ambos los siguieron: Nicasio Salas, Luis Gallardo, Francisco Urdaneta, Héctor Coroba, Gregorio González, José Martínez Guiado, Ulloa Gil, Cruz Pantoja Cárdenas, entre otros.

Entre los abogados asesores figuran: Juan Pablo Soteldo, Hugo Mario Jiménez Y Carlos Rodríguez. También contaron con el asesoramiento sindical de los dirigentes Tobías Gonzalo Navarro por FETRALARA y Pedro Abarca de FESINLARA.

Cabe destacar que el personal de empleados administrativo no estuvo involucrado directamente en la acción, en su mayoría secretarias al igual que obreros de mantenimiento, técnicos especializados, y cobradores. Estos no estabas afectados por esa situación por lo que no se involucran directamente en la acción.

Así mismo el equipo de periodistas de Notidial que se regía económicamente por una especia de cooperativa. De esa forma cada uno de sus integrantes se hacía del sueldo con un cupo de cuñas o publicidades.

La solidaridad

Ulloa gil resalta que fue vital el apoyo brindado por el personal y director de Radio Tricolor Bernardo Pirela.  En su opinión ello le inyecto fuerza al conflicto sino de lo contrario sus resultados hubieran sido negativos.

Entre quienes desde Tricolor dirigen esa solidaridad figuran Roger Soto y Gaudi Lucena ambos despedidos   en 1968 durante el segundo intento de formar un sindicato.

Por supuesto que también hubo el apoyo de diversos sectores de la sociedad larense, entre estos sindicatos, gremios profesionales y organizaciones vecinales.

Una lucha netamente reivindicativa protagonizada por los trabajadores de las ondas y antenas de las estaciones del entonces campante Palacio radial. Eran los tiempos dela democracia liberal con la ventaja de sus libertades.

Antecedentes y causas del conflicto

La toma del Palacio Radial es una herencia que se arrastraba desde el año 1938 cuando es fundada Radio Barquisimeto por los hermanos Amílcar y Rafael Ángel Segura.

Sus raíces son netamente económicas. Los orígenes de este conflicto están en los bajos salarios devengados por los locutores y operadores por jornada laborada. Ello aunado a que no percibían ninguna remuneración económica por el trabajado prestado a los productores independientes o arrendadores de espacios.

Al decir del locutor Ulloa Gil se trataba de una situación inaceptable que chocaba con los avances del derecho laboral y una justa, equilibrada y racional relación obrero-patronal.

Locutores y operadores sufrían una sobreexplotación de la fuerza de trabajo. Se registraba además la extracción de ganancia por doble partida:  por una parte los dueños de las emisoras y por otra los productores independientes o arrendadores de espacios.

Se infiere a primera vista un proceso de ganancia rápido y fácil de los patronos a costilla del sacrificio de los trabajadores que devengaban bajísimos salarios. El cumplimiento de la ley de máxima ganancia al más bajo costo.

Esa irregular situación se mantuvo por el lapso de casi 40 años siendo una de las causas de la rebelión. Los afectados planteaban que los productores independientes debían retribuirles económicamente su labor durante el tiempo que el programa estaba al aire.

El primer sindicato fundado en noviembre de 1959 fracasa y desaparece. Los Segura nunca vieron con buenos ojos la organización sindical de sus trabajadores.

Tras estos adversos hechos lanzan el proyecto de cogestión obrero-patronal ideado por el abogado Argenis Román. Pero en la práctica el mismo no era tal cosa sino una manera de evitarse conflictos con los trabajadores. Una especie de parodia de propiedad social por su deformación. Experiencias que en Europa han dado muy buenos resultados. Citamos el ejemplo de la empresa alemana Wolkswagen la que funciona por cogestión con suculentas ganancias para trabajadores y patronos.

Además, por el lapso de 4 años los hermanos Segura mantuvieron un veto a los trabajadores locales contratando personal de otros estados. Ello indica que a la hora de defender sus intereses no se andaban con cuentos de camino.

Luego en 1968 locutores y operadores sufren otra derrota cuando son despedidos unos 40 trabajadores que intentaban formar el segundo sindicato.

Es tras casi cuatro décadas que los trabajadores de las cinco emisoras de los hermanos Segura conquistan sus reivindicaciones socioeconómicas.

Referencias:
Bibliográficas
Freddy Torrealba Z. Modulaciones de la radio larense Edición del autor. Barquisimeto. 2013.
Electrónicas
José Ramón Quero. Locutor. Reseña histórica de la lucha gremial en CORASA el año 1977. En Gmail. Octubre 2019.
Testimoniales
Ulloa Gil. Locutor de Radio Juventud y uno de los dirigentes de la toma. Octubre 2019

Un comentario en “La histórica toma del Palacio Radial por sus trabajadores

  • el 22 febrero, 2020 a las 2:39 pm
    Permalink

    Muy acertado este detalle histórico del quehacer radiofónica de Lara. Poco conocido por muchos y agradezco la dedicación y detalles del hecho. Soy amante de la radio larense y especialmente de RADIO JUVENTUD.
    Gracias Leonardo R.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *