La Jura de Carlos IV en Valencia

Elvis López
Historiador y cronista

Tras la muerte del rey Car­los III de España, su hijo cono­ci­do como el rey “cor­nudo”, ascendió a ocu­par el trono real el 14 de diciem­bre de 1788. Su ascen­sión fue cel­e­bra­da con pom­pas en todos sus domin­ios; incluyen­do los ter­ri­to­rios de las colo­nias españo­las en América


Rey Car­los IV

Según los enten­di­dos, fue la de may­or trascen­den­cia entre quienes le pre­cedieron. En la Cap­i­tanía Gen­er­al de Venezuela, Cara­cas, Mara­cai­bo y Valen­cia fueron algu­nas de las ciu­dades que no esca­ti­maron recur­sos para con­gra­cia­rse con el nue­vo monar­ca, padre del men­ta­do Fer­nan­do VII.

El 8 agos­to de 1789 des­de el Despa­cho del Gob­er­nador y Capitán Gen­er­al de la Provin­cia ordenó al cabil­do de Valen­cia que la jura a Car­los IV se lle­vara a cabo a par­tir del 13 de diciem­bre en ade­lante. En sep­tiem­bre se reunieron las autori­dades locales con el bene­plác­i­to de tal nota.

Los Batal­lones de Blan­cos y de Par­dos se encar­garon de la orga­ni­zación, el may­or­do­mo de la ciu­dad asum­ió los arreg­los de las casas del cabil­do, a los Isleños preparar la ante­sala, al gremio de vas­cos, orga­ni­zar las cor­ri­das de toros, come­dias de tablas, noches de “Ries­gos”.

Cabe destacar que, los rep­re­sen­tantes del cabil­do, acor­daron encar­gar a Cara­cas el pendón real y la efigie del monar­ca, esti­ma­do en 300 pesos. Todo ello, con­tó con la autor­ización de la máx­i­ma autori­dad de la época

En esos días, hubo en Valen­cia un ambi­ente emo­ti­vo, las fuerzas vivas tenían la mente pues­ta en jura al monar­ca español. Los gremios hicieron un esfuer­zo por cel­e­brar las activi­dades para finales de ese año, pero, hubo retra­sos en los recur­sos y el cabil­do no logró hac­er la procla­mación en diciem­bre. Con los gas­tos plan­i­fi­ca­dos para abril, pidieron al gob­er­nador hac­er­las para ese mes; del cual reci­bieron el vis­to bueno.

En prin­ci­pio, el pro­gra­ma quedó estable­ci­do para lle­varse a cabo por cua­tro días de ilu­mi­nación, 6 cor­ri­das de toro, 3 días de “jue­gos de cañas, cabezas y sor­ti­jas”, 4 come­dias en teatro públi­co y 5 días de fes­te­jos; pues había una orden de no exced­er­se, y caer en hechos indecorosos.

Sin embar­go, como eran fies­tas no comunes, la población decidió dis­fru­tar­las. Las for­mal­i­dades se hicieron a un lado, y las cel­e­bra­ciones en hon­or a Car­los IV abar­caron más tiem­po de lo previsto.

Aun cuan­do, se desconoce los por­menores de aque­l­las solem­nidades, con­s­ta en las actas del cabil­do de Valen­cia, con fecha del 31 de mayo, el crono­gra­ma ofi­cial, de las activi­dades cel­e­bradas en hon­or al rey.

El 17 de abril se ini­cia­ron con ilu­mi­nación de noche. Dos días después, se efec­tuó un Te Deum en la igle­sia matriz; segui­do por cor­ri­das de toros, real­izadas la mañana y tarde del 21 al 24. El 25 por la noche, come­dias; el 26, tor­neo a cabal­lo con dan­za a pie; 27 y 28, des­files de car­ros tri­un­fales y noches de fue­gos; el 29, 30 y 1 de mayo. Se cer­ró con comedias.

Foto de por­ta­da: Vista panorámi­ca de Valen­cia. Colec­ción del his­to­ri­ador Juan Per­do­mo En Twit­ter @JJPerdomoB

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «La Jura de Carlos IV en Valencia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *