La Mavare en la inauguración del alumbrado de El Tocuyo

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista y escritor
luisalbertoperozopadua@gmail.com
En Twitter: @LuisPerozoPadua

Al notable músico Jesús Rodríguez, quien lleva orgulloso la batuta
de esta centenaria agrupación, dedico

La mañana del 24 de julio de 1924, los integrantes de la Orquesta Mavare, se retrataron en la Plaza Bolívar de El Tocuyo, estado Lara, en la víspera del acto solemne de inauguración de la Planta Eléctrica y el encendido de las luminarias de la sede de los Poderes Públicos, la plaza, las calles y la mayoría de las casas de aquella ciudad.

Tres días de fiestas y bailes, amenizados por la reputada agrupación dirigida por Napoleón Lucena, fueron decretados por el general Pedro Lizarraga, vicepresidente del estado Lara, quien además hizo presencia en todas las actividades organizadas por su despacho.

Durante el discurso de inauguración, a cargo del secretario Antonio Cadenas, nombrado orador de orden, la planta dejó de funcionar y la ciudad quedó nuevamente en penumbras. Inmediatamente se encendieron velas para que el funcionario pudiera proseguir con su discurso. Pero este incidente no perturbó los ánimos de los tocuyanos y mucho menos el de la Mavare, y el baile inaugural se celebró con toda la pompa del momento. Pasarían varios meses -después del infortunado suceso-, para que El Tocuyo quedara finalmente iluminada

Para la posteridad quedaron registrados los integrantes de aquella filarmónica, destacando: sentados, de izquierda a derecha David Ramos con el violonchelo; Pompilio Torres, flauta; Juan Pablo Ceballos, flauta; Virgilio T Valera, violín; Napoleón Lucena (director de la orquesta) con el clarinete; Leopoldo Rodríguez, clarinete; Rafael Salas, flauta; Ramón Díaz, cornetín; Medardo Alvarado, cornetín; Lorenzo Gómez, violonchelo.

De pie sobresalen en el mismo orden: Tres jóvenes encargados de transportar los instrumentos musicales; seguido Marco Tulio Alvarado, subdirector de la Mavare, con el trombón; Ángel María Abarca, trombón; Eusebio López, cuatro; Juanchito Lucena, contrabajo; Rafael María López, cuatro; y otro cuatrista de apellido Rodríguez.

Figuran igualmente en esta histórica captura: Entre Marco Tulio Alvarado y Ángel María Abarca, “Sansón”, de sombrero de pajilla, Rafael Guédez, el bate Guédez. Al frente de Rafael María López y del cuatrista Rodríguez, llevando sobrero de pajilla, el poeta y humorista, Edilio Lozada, y Tirole, el también poeta, Alcides Lozada, por lo que les llamaban los hermanos armoniosos.

Alcides Lozada acompañó al general José Rafael Gabaldón “el Rebelde de santo Cristo” en su aventura alzada contra el régimen dictatorial de Juan Vicente Gómez, por lo que fue capturado y terminó sus días en el Castillo Libertador y su cadáver lanzado al mar.


Fuente: Raúl Azparren. Barquisimetaneidad, personajes y lugares. Edición de CANTV. 1974

 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *