Las armas de Carabobo: La lanza

Luis Heraclio Medina Canelón
Abogado – Historiador

En estos días del bicentenario de la batalla de Carabobo se va a hablar mucho de la batalla, pero hay un aspecto fundamental en todo combate que es muy poco tratado o conocido: las armas utilizadas. Y lo que es peor aún, muchas veces las ideas que tiene la gente están deformadas por el cine, y la televisión.  Vamos a tratar sobre ese tema.


En Carabobo encontramos tres tipos de cuerpos militares: caballería, infantería y artillería. Los republicanos sólo contaban con infantería y caballería, mientras que los realistas aparte de infantería y caballería también tenían dos pequeños cañones de montaña.

En la historia de la guerra de independencia son muy conocidas las hazañas de la caballería, pero contrario a lo que piensa la mayoría de la gente, en Carabobo la caballería no tuvo tanta importancia: Carabobo es una batalla que se define con enfrentamientos de infantería. 

Por ser las más famosas vamos a referirnos en esta primera entrega a la principal arma de la caballería: la lanza.

Lanza del siglo XIX (colección del autor)

La lanza es quizás el arma más antigua utilizada por el hombre después de la piedra. En cada cultura ha tenido sus diversos nombres y conformaciones: azagaya, jabalina, pillum, etc.

La lanza de Carabobo, es igual tanto para republicanos como realistas. Es la misma lanza española.

Es bueno aclarar, que la lanza de nuestras guerras, a diferencia de otras lanzas como la jabalina o la azagaya no se lanza. El lancero nunca suelta su arma, Con ella ataca al enemigo sin clavarla completamente y la extrae para seguir acometiendo con ella.

La lanza está compuesta por dos partes: una punta de metal afilada, llamada hierro, cuchara o moharra y una larga vara de madera resistente y flexible de entre tres y cuatro metros aproximadamente. Este enorme tamaño permite al lancero alcanzar a su adversario desde la distancia sin que este pueda alcanzarlo a él.

La lanza llevaba también unas banderolas que eran distintas dependiendo del batallón al cual pertenecía el lancero, p. ej. el Regimiento de La Muerte, que era republicano utilizaba unas banderolas negras con huesos cruzados. Estas banderolas tenían diversas funciones: una de ellas es que el comandante, que está a lo lejos en una altura sepa por donde se están desenvolviendo sus distintos regimientos, otra para que los propios compañeros reconozcan a su aliados, y hay quienes dicen que también servían para que la sangre de la cuchara no siguiera hasta la mano del lancero y se le hiciera resbaloso el agarre.

La lanza está compuesta por dos partes: una aguda pieza metálica, llamada hierro, cuchar o moharra y una larga vara de madera llamada mástil o asta.

No tenemos referencias a militares muertos con lanzazos en Carabobo, a diferencia de otras batallas por ejemplo en Urica donde Boves fue muerto con una lanza o La Puerta donde Morillo sufrió un grave lanzazo. Pero seguramente cuando ya avanzada la batalla pudieron entrar las tropas de caballería en la planicie los lanceros usaron sus armas para rendir a los batallones realistas.

En próximas entregas: Las armas de los oficiales (espada y pistola), el fusil, la bayoneta, el cañon. 

Luis Medina Canelón

Abogado, escritor e historiador Miembro Correspondiente de la Academia de Historia del Estado Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *