Los médicos en la Batalla de Carabobo

Rafael Arteaga Romero
Individuo de Número de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina

Con el título Los médicos en la Batalla de Carabobo, la Academia Nacional de Medicina publicó en el año 1972 un resumen de la sesión extraordinaria de fecha 10 de junio de 1971 dedicada al estudio exhaustivo del “Conocimiento actual de la Presencia y Participación de los Médicos en la Batalla de Carabobo”, como un homenaje académico a esos ilustres colegas; el coordinador y principal ponente en esa sesión entre otros ilustres colegas historiadores fue el Dr. José Rafael Fortique.

Con motivo de conmemorarse este 24 de junio de 2021, los 200 años de dicha batalla, he querido rememorar la presencia del personal médico militar en la misma sabana donde se libró dicho combate.

Es importante señalar que en los primeros años de nuestra guerra de independencia no existió en el lado patriota ningún servicio de sanidad militar, mientras que del lado realista tenían cirujanos  y médicos que ya gozaban de cierto prestigio por provenir de universidades de Cádiz o Barcelona y que llegaron aquí con la fuerzas expedicionarias de Morillo, entre ellos y siendo los más nombrados, Juan Nieto Samaniego y Manuel Lozano.

Al decir de J.R.Fortique en su exposición “no tuvo Bolívar a su lado en la guerra, médicos preparados ya que si nuestros cirujanos, como era notorio y explicable, tenían muy poca experiencia personal  en el tratamiento de heridas por armas de fuego, especialmente en la primera época de la contienda, no poseían en lo absoluto ningún concepto sobre sanidad militar o sobre organización de hospitales de campaña o cuerpos auxiliares médicos”.

Imagen meramente ilustrativa de la web. Créditos a su autor

Fue con el arribo a Venezuela de los primeros soldados británicos en 1818, agrupados como Legión Británica, que se abren nuevas perspectivas para la causa independentista, debiendo señalarse la llegada del Dr. John Roberton, graduado en Edimburgo y cirujano de la Marina Real Inglesa, como el comienzo de las regulaciones hospitalarias.

Fue sí como el Libertador ante la aguda escasez de médicos y medicinas, con fecha 21 de junio de 1814 se dirige al médico inglés John Ross y lo nombra Cirujano Mayor del Ejército y Hospitales, acto que se consideró como el primer nombramiento de médico militar hecho por el Libertador, de lo cual existe constancia escrita.

El Jefe de los médicos y cirujanos republicanos que estuvieron en Carabobo fue el irlandés Richard Murphy como Cirujano Mayor, acompañado de sus colegas Edward Brown, John Stanton, Willian Smith y A. Ackinson. Es importante señalar que finalizada la guerra Murphy permaneció en el país y se residenció en Puerto Cabello donde llevó a cabo una labor médica notable, tanto así que la Municipalidad le erigió un busto en la ciudad.

Otros médicos británicos presentes en Carabobo fueron los cirujanos F.W. Ryding con el grado de Teniente, Stephen Macdavit, Michael O’ Reilly y Robert Fry en el Regimiento «Húsares de Venezuela”. (Pág. 2)

Muchos fueron nuestros heridos y es de suponer el inmenso trabajo que los cirujanos tuvieron después de la batalla. Las primeras curas en los casos muy graves, se practicaron en el mismo lugar de los hecho, transportándose de inmediatos los heridos a hospitales de Valencia, la ciudad más cercana.

Es importante señalar que algunos de estos médicos militares, al terminar la guerra, fijaron su residencia en nuestro país dejando numerosa descendencia particularmente en el Zulia y Carabobo.

Imagen meramente ilustrativa de la web.

En cuanto a los médicos venezolanos que estuvieron en la acción de Carabobo debemos comenzar con Juan Manuel Manzo, estudiante para ese momento y doctorado en 1824; Dionisio Bremont, del batallón “Granaderos”, *Francisco Valbuena, Alexander Acherin, José Eugenio Leiciaga, nativo de Petare, Narciso Morales, practicante de cirugía y ayudante del inglés Edward Brown y el farmacéutico Raimundo Torrealba.

Es interesante mencionar aquí lo expresado por el Dr. Franz Conde Jahn durante la intervención Académica a la cual me referí al comienzo de este artículo y es la de mencionar también el nombre de los médicos españoles presentes en la batalla como tales.

Allí estuvieron Juan Nieto Samaniego, Francisco Valecillo, Juan Codmillo, Lorenzo Bendini y Juan José García. También  el cirujano del batallón “Barbastro”, Manuel Lozano, Manuel Machado, cirujano de los “Húsares de Fernando VII” y Manuel de Jesús Arocha, quien después de la Independencia se residenció en Maracaibo, donde ejerció como tal.

Es importante también destacar aquí las palabras pronunciadas en el seno de la sesión ya nombrada, por el insigne médico historiador Dr. Ricardo Archila: “…llama la atención el escaso número de médicos nuestros en el evento bélico. De los 17 médicos que trabajaron en el Hospital de Angostura solo dos estuvieron en Carabobo, Manzo y Morales”.

De allí la importancia de la presencia de los médicos de la Legión Británica en la contienda por lo que todos fueron condecorados por Bolívar con la “Estrella de los Libertadores”.

Termino con una frase en el discurso pronunciado por el ya mencionado Dr. F. Conde Jahn: El tributo que a nuestra Gesta Emancipadora ofrendaron los personajes médicos que con veraz emoción he mencionado, los unge con la dignidad de paradigmas del heroísmo, decoro y pundonor”.


NOTA: 
El presente artículo es autoría del doctor Rafael Arteaga Romero, individuo de número de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, y nos ha sido remitido por el Dr. Orlando Arciniegas, miembro de la Academia de Historia del Estado Carabobo. Lo publicamos por ser un excelente material poco divulgado y de gran interés.

Luis Medina Canelón

Abogado, escritor e historiador Miembro Correspondiente de la Academia de Historia del Estado Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *