Mariano Kossowsky, la pasión por el registro visual (FOTOS)

Marisela Gonzalo Febres
Escritora

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista

LA PASIÓN por el registro visual de don Mariano Kossowsky, cuyo Noticiero Lara daría que hablar , constituyendo por si solo una especie de película autónoma


Producidos por su compañía fundada en 1950, en formato de 16 mm, en locaciones callejeras , los noticieros se proyectaron en estacionamiento del viejo Sears por tres años, hasta que los propietarios de cines protestaron, dada su gratuita condición.

Años después, don Mariano fundaría Promar Televisión adquirida la experiencia con la corresponsalía de Radio Caracas Televisión.

Otras dos televisoras, Telecentro y NC – TV completarían las televisoras de la región de aquella época.

Rastreamos en la gran red, que Mariano vino al mundo en Polonia en el seno de una familia adinerada y que ostentaban un título de nobleza que habitaban una fortaleza del siglo XII, que muchos años más tarde, ya terminada la guerra, fue convertida en una gran casa de huéspedes.

Desde tierna edad mostró un temperamento díscolo, llevándolo a confesarle a sus padres que quería perseguir el sueño de ser cineasta, revelación que alarmó a sus progenitores en especial a su padre, un ingeniero y constructor de puentes, Segismundo Kossowski, quien decidió, por recomendación de un tío, inscribirlo en la escuela militar para que olvidara tal disparate.

La etapa como militar fue la más dura de su vida, ya que le tocó participar en una de las guerras más crueles y sangrientas de la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial; recuerda con especial horror la resurrección de Varsovia, sin embargo, las difíciles circunstancias no impidieron que el joven Kossowski se destacara dentro de los grupos comando, cuya misión era volar puentes qué ironía, su padre los construía… para impedir el avance de las tropas alemanas.

El valor demostrado le valió el rango de teniente y la más honrosa distinción que se le podía entregar a un combatiente, la Cruz de Bronce, pero también le dejo grabadas las más terribles imágenes que hasta sus últimos días Interrumpen sus escasas horas de sueño. Es bueno mencionar que el padre de Mariano Kossowski, no sólo construía puentes, sino que además, era aficionado al cine y por cada que visitaba, dejaba instalada una pequeña y rudimentaria sala cinematográfica, explicándose entonces la pasión del muchacho por los aparatos que captaban las imágenes y que luego captarían también el sonido.

Después de la guerra estaba decidido a hacer realidad su sueño de juventud y entusiasmado por unos amigos que conoció Europa y por un tío-abuelo que fue el primer ingeniero cervecero que vino a Venezuela, dio el gran salto del destino, el cual estaba marcado por la noticia. Lejos de su natal Polonia, cambió el uniforme militar por una cámara de cine que pesaba más que un cargo de conciencia y una maleta con todos los equipos necesarios para dejar plasmada en miles de metros de cinta, parte importante de la historia de nuestro país, desde mediados del siglo pasado.

Su fascinación por la provincia, lo lleva a realizar los primeros noticieros regionales: los cuales tenían por nombres: “Actualidades Chama” con noticias de la zona andina; “Actualidades Catatumbo”, desde la región zuliana y “Actualidades Terepaima”, destacando los valores y la actualidad informativa de Centroccidente, también coproduce programas que tuvieron gran repercusión, como” Alerta”, “Dimensión Humana” y “Venezuela Vibra”, participando además de manera destacada, en el primer gran noticiero del país “El Observador Creole”.

Aunque decidió vivir en Barquisimeto, recorrió el país de punta a punta junto a su esposa y compañera incansable, Luba de Kossowski, con quien tuvo tres hijos, Cristóbal, Jorge y Santiago, éste último moriría en un desafortunado accidente aéreo, cuando, siguiendo los pasos de su padre, cubría un incendio forestal en el estado Mérida, en su memoria se creó el Grupo de Rescate Santiago Kossowski, pero el infortunio nunca lo amilanó, cubrió los acontecimientos políticos, religiosos, deportivos, culturales y sociales mas relevantes del interior del país, realizó documentales de gran valor como “Siguiendo los pasos de Doña Bárbara” donde se destaca la vida real de esta mujer inmortalizada por Rómulo Gallegos, fundó la Asociación Venezolana de Periodistas en su Capítulo Centroccidental y creó la primera y más importante red de corresponsalías en el territorio nacional, la cual prestó sus servicios durante muchos años a Radio Caracas Televisión, hasta que llegó el momento del gran reto: su propia televisora.

Copiado de Biografía de Mariano Kossowsky Promar TV
Fotos: Carlos Guerra Brandt

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *