Mister Bender, el primer pastor evangélico que llegó a Barquisimeto

Carlos Guerra Brandt
Cronista de la fotografía

En el ocaso de un día del mes de septiembre de 1919, cuando se empezaba a ver el negro fonacho del humo del Ferrocarril Bolívar, que anunciaba el arribo de la locomotora a la pequeña estación de Barquisimeto, llegó a la ciudad un reverendo


Aquella tarde brillante, del tren se apeó el reverendo Godofredo Federico Bender, registrado en las crónicas como el primer pastor que llegaría a la ciudad.

Este pastor solícito y humilde que buscaba con ahínco las ovejas perdidas en el precipicio del pecado y enredadas en los zarzales de los vicios.

Baja del tren y sin ver persona alguna conocida, hunde sus pasos en la arenilla de la estación hasta llegar al primer automóvil que encuentra y le exige al chofer que lo conduzca a un hotel.

El amable conductor -sin dilación-, lo conduce al Hotel Pérez Correa ubicado en pleno centro de la ciudad, específicamente en la antigua calle Libertador, (hoy carrera 19 con calle 27) en donde este viajero fue muy bien recibido.

En la foto se muestra el semblante del carismático y sencillo reverendo, mejor conocido como Federico Bender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *