“Noticias Secretas”: anuncio del colapso de la América hispánica

Ángel Rafael Lombardi Boscán
Director del Centro de Estudios Históricos de la Universidad del Zulia
@lombardiboscan

Los soldados enviados desde la península morían como moscas, la tierra del trópico se los tragaba, especialmente en los campos venezolanos


Jorge Juan (1713–1773) y Anto­nio de Ulloa (1716–1795), dos via­jeros españoles, pub­li­caron una exten­sa relación donde reco­gieron sus impre­siones sobre la Améri­ca merid­ion­al en la víspera de la Independencia. 

El “Dis­cur­so y reflex­iones políti­cas sobre el esta­do pre­sente de los Reinos del Perú” (1826) o mejor cono­ci­da como “Noti­cias Sec­re­tas”, puso en evi­den­cia para sus con­tem­porá­neos los graves prob­le­mas que afecta­ban a las pos­e­siones españoles en América.

La desmor­al­ización admin­is­tra­ti­va; la cor­rup­ción gen­er­al­iza­da, pero muy espe­cial­mente en las más altas esferas del gob­ier­no y en los tri­bunales; el con­tra­ban­do; la rela­jación de las cos­tum­bres entre el clero; la explotación a los indios; el mal esta­do de los puer­tos, caminos y las prin­ci­pales obras de infraestruc­tura; la fal­ta de armas y medios defen­sivos; la ene­mis­tad entre españoles y criol­los, entre otros muchos más.

Este panora­ma des­o­lador no pasó desapercibido a los ene­mi­gos de España. Sin ningún tipo de dilación se encar­garon de difundir otra prue­ba más de la cru­el­dad españo­la y la quiebra inmi­nente de su Impe­rio americano. 

Los pro­pa­gan­dis­tas de la leyen­da negra con­tra España cerra­ban con esta obra un cír­cu­lo abier­to por la “Brevísi­ma” (1552) del P. Las Casas antes de dar comien­zo a la con­tien­da. La par­tic­i­pación ingle­sa durante el con­flic­to fue muy acti­va a pesar de su condi­ción de país neu­tral. Trinidad, Jamaica, Bar­ba­dos y otras islas ingle­sas en el Caribe fueron sig­ni­fica­ti­vas platafor­mas de apoyo de donde salieron aux­il­ios, pertre­chos y mer­ce­nar­ios que se ofrecieron a los patri­o­tas insur­gentes. Inglater­ra se había prop­uesto ser el rele­vo de España en los espa­cios merid­ionales de América.

La coyun­tu­ra inter­na­cional fue desas­trosa para España, pero la situación de con­flic­tivi­dad entre los difer­entes gru­pos sociales amer­i­canos y la erosión de una admin­is­tración colo­nial prác­ti­ca­mente sin con­tac­to con la Metrópoli fueron cre­an­do las condi­ciones prop­i­cias para la insur­gen­cia de los criollos.

La Inde­pen­den­cia esta­ba a la vuelta de la esquina, sólo falta­ba un últi­mo impul­so, o más bien, un pre­tex­to. Napoleón y su ejérci­to, has­ta ese momen­to vic­to­rioso, se con­virtieron en el mis­mo. El aban­dono de la Metrópoli fue el sig­no con­stante des­de las dos últi­mas décadas del siglo XVIII has­ta la apari­ción de las nuevas naciones.

Los súb­di­tos y quienes fueron leales al Rey hicieron sac­ri­fi­cios desmesura­dos para man­ten­er la fe y con­fi­an­za en la causa que defendían. Los sol­da­dos envi­a­dos des­de la penín­su­la morían como moscas, la tier­ra del trópi­co se los traga­ba, espe­cial­mente en los cam­pos venezolanos. 

Las deser­ciones den­tro del ejérci­to real­ista fueron fre­cuentes y segu­ra­mente una de las razones de may­or peso para explicar su der­ro­ta. El gen­er­al Pablo Moril­lo antes de aban­donar el man­do a su suce­sor Miguel de La Torre en 1819, pudo pre­sen­tir el desen­lace de la guerra.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *