Pausides Sigala y Arturo Ramos Maggy, emprendedores de la Voz de Lara

Freddy Torrealba Z
Escritor e investigador

La voz de Lara sale al aire oficialmente el 18 de enero de 1935. El sueño de aquellos dos quijotes se había hecho realidad. Su sede estuvo en la carrera 18 entre 20 y 21, acera sur. La Voz de Lara forma parte de las otras 24 radiodifusoras autorizadas en el país en la década de 1930


En la conformación de la primera radiodifusora oficial del estado Lara concurren entre otros factores la sociedad de 2 hombres dedicados a disimiles actividades, pero partidarios decididos de lo nuevo y el cambio en lo cultural y político como la democracia liberal.

Se trata de Pausides Sigala Alvarado, un agricultor y Arturo Ramos Maggy, un músico de formación académica dedicado al comercio ambos de ideas avanzadas. La incursiona de estos emprendedores empresarios en la radiodifusor es un atrevido ademán que lindaba casi en la aventura. Ello por tratarse de una labor completamente inédita en la provincia venezolana de esos tiempos.

La radio es entonces una maravilla y mayor evolución tecnológica de la época que se prolongará por más de medio siglo. Ese hecho los seduce para poner en marcha la loable iniciativa de incursionar en la región en la radiodifusión perteneciente al sector terciario de la economía luego de la agricultura y la industria.

El régimen de terror implantado por la tiranía gomecista obliga a la población a conducirse con prudencia para evitar ser víctima de la brutal represión poli-militar. Basta con referir que en Lara el presidente o gobernador entre 1929 y 1935 es Eustoquio Gómez temido por sus abusos. Su caso podría considerase desde el punto de vista siquiátrico como patológico. El elemento causaba miedo más que respeto por su ambivalente y paranoica conducta. En seis años en el poder político se convierte en uno de los mayores latifundistas dela entidad acaparando los negocios más lucrativos.  

En ese marco los fundadores de la Voz de Lara forman parte de la élite económica y social de la sociedad barquisimetana de esa época. Sigala Alvarado pertenece a una acaudalada familia procedente de Curarigua, municipio Torres donde poseían grandes extensiones de tierra y cultivaban la agricultura. Los estudios de primaria los cursa en el colegio del Maestro Manuel Torrealba Ramos que funcionó en Curarigua. Su hermano Honorio Sigala fue en dos ocasiones gobernador del estado Lara en la etapa del postgomecismo. Luego de la desaparición de Juan Vicente Gómez, en diciembre de 1935, éste habla varias veces por sus micrófonos al tiempo que lanza su candidatura a la gobernación del estado Lara.

Honorio Sigala A. habló por la Voz de Lara

Acorde con los entretenimientos de entonces es un apasionado jugador de gallos de pelea. Su presencia era frecuento en los desafíos realizados en la Gallera Tropical de la carrera 23 al lado de la sede de El Impulso y la de Caja de Agua en la avenida Fuerzas Armadas. Por cierto, que en la primera conoce el niño Lázaro Araguren futuro periodista de medios impresos y radiales. Casó con Coco Martínez. Era además tío de Mariel de Gómez Tamayo, director del diario El Informador y José Sigala Premio Nacional de fotografía.

Mientras Ramos Maggy provenía de una familia de solvente estatus económico y social pues es de los pocos que entonces logra el privilegio de convertirse en músico profesional especializado en instrumento del violín. También incursiona en el sector comercio siendo distribuidor al mayor de la Cerveza Regional. Es un próspero hombre de negocios a gran escala.

Los dos frecuentaban el Centro Social en la esquina de la calle 26 con carrera 19 exclusivo para la clase pudiente donde no sólo los asistentes se divertían, sino que también conspiraban a la calladita contra la dictadura.

Estos hombres están motivados por un excepcional temple: el del progreso y lo innovativo ante el desgaste producido por más de dos décadas de retrógrada tiranía a la que poco importaba la educación y cultura. Precisemos que Gómez apenas destinaba para la instrucción pública un 5% del presupuesto.

Quien mejor los define es “Chío” Zubillaga Perera en los términos de hombres “avancistas y regionalistas” como llamó a los fundadores de la radio Carora en junio de 1948. Los dos están permeados por la ideología del positivismo con sentido transformador, pero matizado con el liberalismo que explica su apertura a la democracia liberal en lo político. Se trata de dos larenses pertenecientes al postgomecismo que abogaban por la Venezuela moderna negado durante los 27 años de dictadura.

En ese contexto de atraso cultural es fundada La Voz de Lara indicativo de las firmes ideas de progreso de sus propietarios. En Barquisimeto apenas funcionaban el Colegio Federal y el Colegio La Salle al que tenían acceso los jóvenes de los estratos pudientes. En la entidad el índice de analfabetismo llegaba al 90%. Las pocas actividades artísticas se limitaban a lo presentado ocasionalmente en el Teatro Juares. Lo más frecuente son las proyecciones cinematográficas en los cines Arenas y Bolívar. El arte era una excepción.

De allí la importancia del pionero medio de comunicación en lo cultural, informativo y educativo que exalta en sus transmisiones. Una iniciativa que podría considerarse una la más significativas en esas áreas del saber junto al Teatro Juares en 1905 y Colegio La Salle en 1913.

Entonces existían signos de ese espíritu transformador contrario a la oscuridad de la dictadura. Entre estas iniciativas tenemos la fundación de: las revistas Elite, Válvula y Gaceta de América, igualmente el Ateneo de Caracas, el Círculo de Bellas Artes y varias emisoras de radio, entre éstas 1BC-Radio Caracas Radio. Eran las expresiones de la cultura paralela a la dictadura en lucha por la modernidad.

Una vez cumplidos los trámites legales, y luego de un mes de transmisiones de prueba, la estación sale al aire oficialmente el 18 de enero de 1935. El sueño de aquellos dos quijotes se había hecho realidad. Su sede estuvo en la carrera 18 entre 20 y 21, acera sur. La Voz de Lara forma parte de las otras 24 radiodifusoras autorizadas en el país en la década de 1930.

Para la historia de la radio larense quedó como evidencia la nota de prensa que reseñaba el trascendente acontecimiento comunicacional y cultural calificado como extraordinario:

“Hoy 18 de enero de 1935, bajo el júbilo general, previos a los requisitos legales, entró en funcionamiento la “Voz de Lara” YV7 R.B. en Barquisimeto. El General Juan Vicente Gómez, Benemérito de la patria, fundador de la paz en Venezuela, dio su consentimiento para que los señores Pausides Sigala y Arturo Ramos Maggy pusieran en funcionamiento la emisora como padres de tan extraordinaria iniciativa. El primer locutor aparece en la persona del joven Alberto Castillo Arráez quien hablará por los micrófono. Se dice que la Voz de Lara se mantendrá artísticamente con las figuras locales del canto. Las dos melodías que están de moda este año que se inicia (1935) son “Orquídeas a la luz de la Luna” y “Rubias de Nueva York” que canta Carlos Gardel. Estas melodías han sido popularizadas por películas norteamericanas que se han proyectado en el Teatro Cine Bolívar en esta época de cine parlante.”

José Martínez Guaidó, en los estudios de Radio Juventud 840 AM, en el Palacio Radial, Av. 20 entre calles 40 y 41

Si bien a los creadores de la novel emisora les movía el espíritu de la acumulación y ganancia capitalista también los inspiraba la vocación de servicio social y cultural. Para ello implementan una programación influenciada por la de estaciones caraqueñas, entre éstas 1BC – Radio Caracas Radio con música de talento en vivo y disco.

Mientras que el equipo de trabajo de la Voz de Lara se distingue por la alta calidad intelectual de sus integrantes. Estos laboran en la cultura, arte, educación, música y literatura. Entre los mismos destacan la poetisa Luz Machado, Premio Nacional de Literatura, Alberto Castillo Arráez, profesor de la UCV con múltiples incursiones en otros quehaceres y el músico Juan Ramón Barrios.

Cuando en 1939 se disuelve la sociedad establecida entre ambos surge radio América. Se trata de una   iniciativa de Sigala Alvarado asociado con Enrique Pérez Mato. La sede de la nueva emisora la ubican en la carrera 16 esquina con calle 26 frente al templo de la Concepción. La misma opera hasta 1941 cuando es adquirida por los hermanos Segura que la convierten en Radiodifusora Occidental, luego Lara y ahora Lara 870 del ingeniero Tony Bujana. Es decir, que Lara 870 es la estación más antigua de la región con diversos nombres. Este dato lo aporta el cronista Fulgencio “Fuller” Sequera testigo confiable y acucioso de esos hechos.

Se podría afirmar que se trata de gente de bajo perfil alejadas de la pompa pública y social. Pero lo que no admite dudas es su condición de pioneros de la radio larense el 18 de enero de 1935. Un binomio propulsado por los aires de cambio que detonan a partir del 17 de diciembre de 1935 cuando fallece Gómez.

En cabina Tony Bujana a la izquierda como moderador, acompañado de los locutores Orlando Asuaje Garces y Phelo Partidas

Recursos
Bibliográficos:
Esteban Rivas Marchena. Rastros y rostros y la pluma en ristre. Ediciones de la Asamblea Llegislativa del estado Lara. Barquisimeto. 1993.
Yolanda Segnini. Los caballeros del postgomecismo. Caracas. Alfadil Ediciones. 1990.
Freddy Torrealba Z. Modulaciones de la radio larense. Edición del autor. Barquisimeto. 2013.
Carmelo Vilda. Proceso de la cultura en Venezuela. III. Siglo XX. Fundación Centro Gumilla. Caracas. 1997

Hemerográficos:
Primera radiodifusora. Revista Mil.
Orales:

Lázaro Aranguren. Periodista. Jefe de redacción El Informador digital. Enero 2021.
Florencio “Fuller” Sequera. Cronista. Década 1990.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *