Reyes Parada, la primera maestra de Cabudare

 

Yolanda Aris
Cronista oficial del municipio Palavecino

Finalizada la Guerra de Independencia en 1821, y separada de la Gran Colombia en 1830, nace la República de Venezuela como nación independiente


En este contexto, en 1832, dos años más tarde, se creó la Provincia de Barquisimeto al separarse de la Provincia de Carabobo, e inmediatamente se nombró el primer gobernador de la misma, que recayó en el cabudareño Bernabé Planas, y se eligió a los diputados que integrarían la Diputación Provincial para organizar la parte legislativa de la nueva provincia, es decir, el equivalente a la actual Asamblea Legislativa del Estado.

Entre las primeras disposiciones que dictó la Diputación Provincial, el 1º de diciembre de ese año, está la de crear 14 escuelas primarias públicas. Se creó entonces una escuela en cada capital de las 14 parroquias: Barquisimeto, Cabudare, Sarare, San Felipe, Cocorote, Aroa, Yaritagua, Urachiche, Quíbor, Tocuyo, Humocaro Alto, Sanare, Carora y Siquisique.

La Provincia de Barquisimeto estaba formada por 6 cantones, (hoy municipios), los cuales se dividían en 14 parroquias

 

Estas escuelas eran todas de varones, ya que para el momento, la mujer no tenía acceso a la educación, y se limitaba a actividades propias de su sexo en el hogar. El preceptor que impartía clases en Cabudare en 1835 se llamaba Rito Valera. Para el año 1845, la Provincia de Barquisimeto, ahora contaba con 7 cantones, ya que en 1844 se había creado el cantón Cabudare, había elevado el número de parroquias a 32,  y cada una de sus capitales tenía una escuela primaria pública.

En 1845 se decreta la primera escuela pública para niñas en Barquisimeto, y en 1846, se crea una de estas escuelas en cada capital de los 6 cantones restantes. La Gaceta de Barquisimeto del 1º de abril de ese año informa los nombres de las preceptoras, ellas son: Pastora Goitia en Barquisimeto, María Ignacia Espinoza en San Felipe, Josefa Pineda en Yaritagua, María de la Concepción García en Quíbor, Francisca Yánez en Tocuyo, María Andrea Riera Espinoza en Carora, y Reyes Parada en Cabudare.

Es así, como Reyes Parada se convierte en la primera maestra que se dedicó a enseñar a las niñas en Cabudare. La única escuela de niñas que funcionaba en el actual municipio Palavecino, permitiendo de esta manera incorporar a la mujer al beneficio social de la educación, del cual se hallaba excluida hasta el momento.

En noviembre de 1848,  fue demandada,  por una deuda de 114 pesos que tenía con el comerciante Felipe Aular, padre del sacerdote Regino Aular,  con quien acordó, pagar 19 pesos mensuales, hasta completar el total de la deuda. Nada más  hemos podido averiguar de esta educadora, desconocemos la fecha y lugar de nacimiento y muerte, y el tiempo que ejerció el magisterio en Cabudare.

Es de vital relevancia, reconocer y valorar, el protagónico papel que le tocó desempeñar como impulsora de la educación femenina, en pro de la superación de la mujer; que con el tiempo lograría la igualdad de derechos con el hombre.  Es necesario rescatar su nombre y aportes, para hacerla visible y presente, en la historia de la educación cabudareña y palavecinense.

Imagen de portada es referencial

Fuentes consultadas
Documentales
Gaceta de Barquisimeto. 1º de  abril de 1846. No.7
Protocolos. Año 1848. Registro Subalterno de Cabudare
Bibliográficas
Aris, Yolanda. Educación Pública en la Villa de Cabudare. 1832-1864. Volumen I. Alcaldía y Municipalidad de Palavecino. Oficina del Cronista Municipal. Cuaderno de Historia Local No. 6. Cabudare, 2001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *