Saúl Lara Freitez, es memoria y evocación

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista y escritor
luisalbertoperozopadua@gmail.com
TW / IG @LuisPerozoPadua

¿Quién desta­ca en esta fotografía espec­tac­u­lar? ¿Quién es este joven apuesto, atavi­a­do con ele­gante tra­je y cor­ba­ta?, amén de su buen peina­do muy pro­pio de la época.

El per­son­aje que ocu­pa nues­tra aten­ción es Saúl Lara Fre­it­ez, expar­la­men­tario y primer pres­i­dente de la Asam­blea Leg­isla­ti­va del esta­do Lara (1958), una vez restau­ra­da la democracia.

La peri­odista Vale­ria Piña Lara, sob­ri­na-nieta de nue­stro per­son­aje, nos cuen­ta que Saúl Lara Fre­it­ez, en el tran­scur­so de su vida se rela­cionó con jefes de Esta­do, políti­cos e int­elec­tuales de la época. “Su pasión para mejo­rar las condi­ciones de vida de los veci­nos de Lara y apos­tar a un mejor país habría des­per­ta­do una chis­pa que nadie jamás apagó”.


Saúl Lara Fre­it­ez, apos­tó por un mejor país 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su juven­tud fue fun­dador del grupo de Rescate de Cubiro, la Ban­da Ciu­dadana de Quí­bor y Cubiro, la Liga de Beis­bol y equipo Los Leones de Quí­bor. Tam­bién tuvo la ini­cia­ti­va de fun­dar el Cen­tro Social Quí­bor, el Club Deporti­vo Jiménez y el renom­bra­do Club Pepe Coloma.

No había activi­dad cul­tur­al en donde Lara Fre­it­ez no fig­u­rara como uno de sus activis­tas más enér­gi­cos, por lo que for­mó parte de la Direc­ti­va de las Fies­tas de Car­naval, del Deporte, y del Folk­lore. Además, fue pro­fe­sor de Ora­to­ria de las can­di­datas y Reinas del munici­pio Jiménez. 

Piña Lara declara que en Quí­bor sólo exis­ten dos museos, uno de ellos de propiedad de mi tío Saul, que lle­va por nom­bre “León Lara Per­aza” en hon­or a mi bis­abue­lo”. A medi­a­dos de los años 50, nue­stro biografi­a­do ini­ció su amplia colec­ción para el museo, y en los 70 for­mal­izó la inau­gu­ración de este cen­tro cul­tur­al, donde se pueden encon­trar: col­lares o hue­so tal­la­dos por indí­ge­nas, vasi­jas, uten­sil­ios entre otros intere­santes artícu­los que nar­ran en sí el pasa­do de Quí­bor. Muchas de las piezas ‑gran parte de época colonial‑, las com­pró y otras fueron donadas.


La idea de crear un museo para el munici­pio Jiménez se orig­inó por un via­je de 3 meses que real­izó a Fran­cia, así como otros país­es de Europa y Méx­i­co, logran­do adap­tar las nor­mas e ideas des­de la expe­ri­en­cia de aque­l­las y otras naciones. Para esta quiméri­ca mis­ión, jamás recibió ayu­da económi­ca del Esta­do, situación que no lo hundió en la deses­per­an­za, sino al con­trario, lo ani­mó el entu­si­as­mo de la gente y de los vecinos.

Sus alle­ga­dos, famil­iares y quienes lo conocieron, lo describen como un caballero en toda su expre­sión, inteligente, cul­to, gen­til, bon­da­doso, human­i­tario, gen­eroso, aven­turero, elocuente, buen hijo, her­mano for­mi­da­ble. De una ora­to­ria envidi­a­ble exhibi­da des­de sus años mozos. Un amante emped­ernido del tan­go, baile que eje­cuta­ba con gran ele­gan­cia, entre otras cualidades.

Saúl Lara Fre­it­ez, era polí­glota. Un buen día empacó y se marchó a Argenti­na para realizar estu­dios supe­ri­ores en la Uni­ver­si­dad de Buenos Aires (Con­taduría Públi­ca y Peri­odis­mo). Fue un deci­di­do auto­di­dac­ta. Y ya casi con un siglo a cues­tas, el 14 de agos­to de 2021, via­jó a otras instancias. 

En su escrito­rio ‑jun­to a una fotografía expec­tante, reposan unas líneas escritas por su sob­ri­na Vale­ria Piña Lara: “Hoy es un día de his­to­ria para la ciu­dad Cre­pus­cu­lar, creemos por eso Dios eligió este día para llevárse­lo, jus­to cuan­do se cumpli­eron 200 años des­de que el Lib­er­ta­dor Simón Bolí­var vis­itó a Bar­quisime­to. Mi tío abue­lo Saúl Lara Fre­it­ez, fue un ser lleno de aven­turas e inteligen­cia, dejan­do un lega­do inde­scriptible. Llenó los cora­zones de quienes tuvi­mos el hon­or de cono­cer­lo y vivir­lo. ¡Dios te recibe tío, vuela alto como siem­pre estu­viste! Gra­cias por tanto”.


Foto: Marchena. Colec­ción Famil­ia Lara

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *