Venezuela: Un siglo de guerras y revoluciones

Luis Alber­to Per­o­zo Padua
Peri­odista y escritor
luisalbertoperozopadua@gmail.com
IG/TW: @LuisPerozoPadua

El diecin­ueve fue un siglo de guer­ras en Venezuela. Imper­a­ba en la región un cli­ma de guer­ra aus­pi­ci­a­da por mon­ton­eras y caudil­los. Todos descen­di­entes de la guer­ra para con­quis­tar la independencia.

La lucha inde­pen­den­tista duró 14 años, des­de 1810, con la Cam­paña de Coro, has­ta 1823, con la Batal­la Naval del Lago de Mara­cai­bo. His­to­ri­adores ver­sa­dos de la tal­la de Elías Pino, Edgar­do Mon­dolfi Gudat y Edgar Esteves González, coin­ci­den que, a par­tir de 1830, en Venezuela comien­za otro peri­o­do de guer­ras inter­nas, “frat­ri­ci­das, luego de una ten­sa cal­ma de siete años”.

Desta­can la Rev­olu­ción de las Refor­mas; más tarde la Rev­olu­ción de Mar­zo; luego la Guer­ra Fed­er­al; y pos­te­ri­or­mente, en 1868, José Tadeo Mon­a­gas enar­bo­la el estandarte de la Rev­olu­ción Azul, “para suced­er­se dos años de anar­quía”, a juicio de Esteves González.

Lo que se creía el fin

Para pon­er fin a las hos­til­i­dades en el país, Anto­nio Guzmán Blan­co, bril­lante estrate­ga políti­co, aprovecha el ter­ri­ble esce­nario y en 1870, encabeza la Rev­olu­ción de Abril, para hac­erse del poder.

«Su dominio per­son­al durará 19 años”, pero emerge la Rev­olu­ción Legal­ista de Joaquín Cre­spo, secun­da­da de la Rev­olu­ción Lib­er­al Restau­rado­ra de Cipri­ano Cas­tro, y con­tra esta, surge la Rev­olu­ción Lib­er­ta­do­ra que, del seno de ambas, irrum­pirá el gen­er­al Juan Vicente Gómez, cuyo vas­to pre­do­minio se enquis­tará en Venezuela 27 lar­gos años.

Des­de la toma de poder del gen­er­al José Anto­nio Páez, en 1830, has­ta la muerte del Ben­eméri­to Juan Vicente Gómez, en 1935, se suce­den 105 años de ásperas luchas armadas.

Apun­ta Esteves González, que el méto­do para hac­erse del poder era sim­ple: “Con­sistía en una rev­olu­ción dirigi­da por un jefe mil­i­tar de algún prestigio”.

El esta­do de atra­so de la población hizo posi­ble la encar­nación del caudil­lis­mo. Asimis­mo, el anal­fa­betismo y la pobreza facil­i­taron las revueltas armadas “toda vez existía un per­ma­nente descon­tento gen­er­al en el país”.

1910 Creación de la Acad­e­mia mil­i­tar de Venezuela. El museo Históri­co Mil­i­tar de La Plani­cie. Foto Venezuela Inmortal

Lo que nos legó la guerra

Tras sep­a­rarse la Gran Colom­bia, com­pues­ta por Venezuela, Ecuador y Colom­bia, la deu­da con­traí­da por la nación durante la guer­ra de Inde­pen­den­cia fue repar­ti­da pro­por­cional­mente entre los tres país­es que la forma­ban. La parte que le tocó pagar a Venezuela alcanzó la can­ti­dad de 34 mil­lones de pesos (28,5%), a Colom­bia el 50% y a Ecuador el 21,5%. Con esta deu­da exter­na se ini­ció la Repúbli­ca Inde­pen­di­ente en 1830.

A par­tir de 1831 la Repúbli­ca con­tra­jo nuevas deu­das, debido a las guer­ras civiles; las condi­ciones des­fa­vor­ables en que fueron nego­ci­a­dos los emprésti­tos; las recla­ma­ciones injus­tas y exager­adas que hacían gob­ier­nos y súb­di­tos extran­jeros; el pec­u­la­do y la cor­rup­ción admin­is­tra­ti­va, que sirvió para que gran parte de los emprésti­tos fuer­an a parar a manos de los gob­er­nantes de turno.

La fal­ta de cumplim­ien­to de los pagos y las injus­ti­fi­cadas recla­ma­ciones de daños sufri­dos por empre­sas extran­jeras, hicieron aumen­tar con­sid­er­able­mente el mon­to de la deu­da, que a finales del siglo XIX super­a­ba los 350 mil­lones de bolívares.

Este esce­nario fue prop­i­cio para que durante el gob­ier­no de Cipri­ano Cas­tro, bar­cos de guer­ra de Ale­ma­nia, Inglater­ra, Fran­cia, Italia y Esta­dos Unidos, establecieron un blo­queo de nues­tras costas, apoderán­dose de buques vene­zolanos. Además, desem­bar­caron tropas en La Guaira y Puer­to Cabel­lo, deman­dan­do el pago inmedi­a­to de la deu­da. Fue éste el más grave con­flic­to inter­na­cional que ha tenido la república.

La deu­da públi­ca en Venezuela a finales de 1898 sum­a­ba 197,5 mil­lones de bolí­vares, cin­co veces los ingre­sos públi­cos de año fis­cal 1898–1899.

Tropas del gob­ier­no de Cipri­ano Cas­tro marchan­do por Cara­cas durante la Rev­olu­ción Libertadora,1902

Luego de la fir­ma de los pro­to­co­los de Wash­ing­ton en 1903, dio por con­clu­i­do el blo­queo y la inter­ven­ción extran­jera con­tra Venezuela. El gob­ier­no de Cas­tro se com­pro­metió a des­ti­nar el 30% de sus ingre­sos por con­cep­to de impuestos de adu­a­nas, al pago de la deu­da, y se establecieron comi­siones mix­tas para justi­preciar las reclamaciones.

Para comien­zos del siglo XX la deu­da inter­na vene­zolana se cifra­ba en alrede­dor de 53 mil­lones de bolí­vares y la exter­na en 151,6 mil­lones, por el solo con­cep­to de intere­ses ven­ci­dos se adeud­a­ban Bs. 26 mil­lones, cifra extra­or­di­nar­i­a­mente ele­va­da para la época y, en espe­cial, para una economía corno la nuestra.

Fue Hugo Chávez el artífice

El econ­o­mista Luis Vicente León afir­ma que fue en la época de Hugo Chávez cuan­do se dis­paró la deu­da, tradi­cional­mente en nive­les bajos. «La suma de los títu­los de deu­da del Esta­do y de PDVSA estaría en torno a los US$125.000 mil­lones», cal­cu­la León.

En 2017 la deu­da públi­ca en Venezuela fue de 42.104 mil­lones de euros. Dis­min­uyó 34.229 mil­lones des­de 2016 cuan­do fue de 76.333 mil­lones de euros. Esta cifra supone que la deu­da en 2017 alcanzó el 33,05% del PIB de Venezuela, una subi­da de 2,71 pun­tos respec­to a 2016, en el que la deu­da fue el 30,34% del PIB. Las dis­minuidas reser­vas inter­na­cionales en 2016, se ubi­caron en 20.878 mil­lones de dólares, según el Ban­co Central.

El econ­o­mista vene­zolano Jesús Casique declaró a la agen­cia de noti­cias EFE, en sep­tiem­bre de 2020, que el ‘default’ de Venezuela esta­ba en el orden de los 22.000–23.000 mil­lones de dólares”, adi­cio­nan­do que la “deu­da con­sol­i­da­da” del país ascendió a 175.000 mil­lones de dólares, un mon­to que equiv­ale al 178% del PIB vene­zolano, si se atiende a la cifra que repor­ta el FMI para este indi­cador: 62.921 mil­lones de dólares. Las cifras actuales, sin lugar a duda, son ter­ri­ble­mente más dramáti­cas, por eso hay quienes dices que la his­to­ria es cíclica.

Sol­da­dos de Cipri­ano Cas­tro prepara­dos para con­frontar la invasión extran­jera tras el blo­queo naval

Fuente: Edgar Esteves González. Las Guer­ras de los Caudil­los. Edi­to­r­i­al CEC, S.A Los Libros de El Nacional. 2006
Lec­ciones de His­to­ria Mod­er­na y Con­tem­poránea de Venezuela. Arias A., Alber­to. Edi­to­r­i­al Romor, Cara­cas, 1994
Pro­ce­so Históri­co de la Deu­da Exter­na Vene­zolana en el siglo XX Tomás E. Car­ril­lo Batal­la Rafael José Crazut. San­til­lana. Cara­cas 2014
www.ElPais.com
www.BBC.com

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *