Así era la hermosa iglesia de Altagracia en Barquisimeto

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista


El cronista de la parroquia Catedral de Barquisimeto, Ricardo Valecillo, asegura que en el emplazamiento de la actual iglesia Nuestra Señora de Altagracia, se ubicaba el antiguo cementerio denominado con el mismo nombre del templo, para el momento del terremoto de 1812, en el barrio de Paya.

La primitiva iglesia del siglo XVIII estaba ubicada en la actual carrera 18 esquina sur-este, (con calle 21) en frente o sea en la esquina sur-oeste se encontraba la plazuela de Altagracia.

Los mulatos, para no quedar al margen de la palabra de Dios, construyeron la iglesia de Altagracia en el siglo XVIII

Al norte de esta iglesia (calle por medio) se encontraba la cárcel de la Corrección cuya edificación resistió el pavoroso sismo, conocida después como El Cuartelito, y posteriormente funcionó allí el Asilo de Ancianos.

Según las crónicas, en ese sitio, se velaron los restos del presidente Joaquín Crespo, traídos a Barquisimeto para ser trasladados en el Ferrocarril Bolívar. (Otros cronistas como Soteldo e Iribarren Celis, sostienen que fue en Cabudare. Hay otra versión que asegura que fue en Duaca, antes de llevar el féretro vía ferrocarril hasta Puerto Cabello, para llevarlo posteriormente a Caracas).

La iglesia de Altagracia  fue construida por los mulatos, para el momento de la visita pastoral de Monseñor Mariano Martí, pues ya en 1779 estaba terminada  y sólo faltaba colocarle las puertas.

Sirvió de templo parroquial mientras se reconstruía la iglesia de la Concepción bendecida en 1853.

Foto destacada: Iglesia Nuestra Señora de Altagracia, Barquisimeto. Año 1921. Fue reducida a ruinas por el terremoto de 1812. Su reconstrucción concluyó a mediados de 1920 Templos de Barquisimeto durante la Colonia 
Templo de Altagracia de Barquisimeto con su campanario concluido. Año 1942. En el año 1949 le fue confiada a los padres Capuchinos, siendo declarada parroquia en el año 1969. Foto Correo de Lara

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *