[FOTOS] El presente olvida la historia de Casa Rosada

La Quinta Rosada de Agua Viva, edificada a principio del
siglo XX, 

hoy es sinónimo de desidia del gobierno municipal


La infraestructura de principios del siglo XX es Bien de Interés Cultural de la nación 

Asociación Civil Proyecto Palavecino exigió su rescate 

En una figura fantasmal está convertida la Quinta Rosada de Agua Viva, construida a principios del siglo pasado y que fuera propiedad del insigne historiador curarigueño Rafael Domingo Silva Uzcátegui, en donde escribió la reconocida obra: Eciclopedia Larense.
Esta casona fue declarada Bien de Interés Cultural de  Venezuela
por
el
Instituto
de
Patrimonio
Cultural
Venezolano,
según
Resolución

003-05
de
fecha
20
de
febrero
del
2005.

La Alcaldía no cumplió

No obstante, para los miembros de la Asociación Civil Proyecto Palavecino, dicha declaratoria decretó la muerte y sepultura de todas las estructuras patrimoniales de la jurisdicción.
Caso concreto la hermosa Quinta Rosada de Agua Viva, declaró Jorge Luis Castillo, dirigente de asociación civil en cuestión, agregando que el alcalde Richard Coroba, prometió en rueda de prensa, desde la misma casona, su recuperación con tres millones de bolívares para el primer trimestre de 2012.
Jorge Luis Castillo, dirigente de Proyecto Palavecino
“La Alcaldía
de
Palavecino
no
ha
cumplido,
ni
con
esta
promesa
ni
con
ningún
patrimonio
histórico
y
cultural
del
municipio”, adujo Castillo
mostrando
los
espacios
derruidos
de
lo
que
otrora
fuera
una
casa
de
estilo
morisco.
La Quinta Rosada es una estructura de dos plantas con un bien realizado balcón de pechos, posee ocho habitaciones, seis salas de baño, una amplia cocina y dos jardines centrales uno trasero dos laterales y el frontal, además de un patio con portón de acceso.
Lo que una vez fueron hermosos jardines, hoy configuran densos matorrales que superan los dos metros de altura.
Las paredes de adobe comienzan a erosionarse por el abandono, cayéndose los frisos. El piso sepultado entre la tierra y el olvido. El techo de madera invadido de termitas se desploma sin aviso. Las puertas de madera se resisten a envejecer. El gran tejado oculto entre la enredaderas, se niega a ceder pese a su desplome. Las piezas sanitarias fueron hurtadas, así como todo rastro de iluminación. La ruina presente en cada rincón de la histórica casona quiere perpetrarse.
Añadir El más dantesco de los escenarios se respira en el interior

del abandonado inmueble leyenda

Desaparece la historia

El vocero de Proyecto Palavecino, indicó que la casa está obviamente en el más penoso abandono, “sinónimo de la desidia del Gobierno local, que se jacta de construir espacios para la vida y para el esparcimiento”.
Es una lástima, añadió Castillo, que tanto el Ejecutivo nacional como el Gobierno local, no hayan podido visualizar que la cultura es la mejor forma de combatir la delincuencia, otorgar salud y vida a los conciudadanos y de sumar votos y voluntades. No miraron más allá de sus narices, mientras nuestros patrimonios, nuestro pasado se cae a pedazos desapareciendo así el vestigio de lo que fuimos y lo que pudiéramos llegar a ser.
La organización exigió a la Alcaldía se ejecute una evaluación del inmueble y que se incluya en el proyecto de Ordenanza de Presupuesto del 2014.

Protegida por leyes nacionales y locales

Jorge Luis Castillo, integrante de Proyecto Palavecino, destacó que los bienes patrimoniales están protegidos por instrumentos jurídicos bien precisos que estipulan hasta sanciones administrativas y penales a los responsables de estas infraestructuras en desidia. 
Citó por ejemplo la Constitución de la República, la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural y su Reglamento y la Ordenanza sobre Promoción, Protección y Conservación del Patrimonio Histórico del municipio Palavecino, “leyes que por supuesto son letra muerta por el viciado sistema de justicia imperante en el país, pero violaciones que no prescriben”.
Añadir Sepultada
entre la maleza yace la casona de uno
de los ensayistas más reconocidos del
estado Lara:
Rafael Domingo Silva Uzcáteguileyenda
El 19 de agosto de este año, enfatizó Castillo, Proyecto Palavecino entregó en las manos del alcalde Coroba un oficio con 80 firmas de vecinos del municipio, en donde solicitamos el rescate de la Casa de monseñor José Antonio Ponte, cuyo techo se vino abajo en mayo, pero amargamente se nos dijo que para las edificaciones patrimoniales no había presupuesto, que si construía la avenida La Mata o refaccionaba la Casa de la Cultura, no podía hacer lo propio. 
Apuntó que en las próximas semanas, con recursos y donaciones de una colecta pública, recuperarán parcialmente la fachada de la Casa del prelado cabudareño, como protesta cívica. Igualmente puntualizó que han levantado un catastro de las infraestructuras en decadencia mencionando los puentes Rojas Paúl y San Nicolás, la capilla Las Mercedes, entre otros.

Luis Alberto Perozo Padua

GALERÍA

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *