En Palavecino sonaron los tambores en homenaje a San Antonio

Som­breros, gar­rotes y alpar­gatas, car­ac­teri­zaron los bailes

Par­tic­i­paron los alum­nos de
las escue­las José María Var­gas y José Apari­cio Salcedo
Cada 13 de junio, en diferentes
pun­tos del esta­do Lara se cel­e­bra la pop­u­lar fies­ta de San Anto­nio, digna
cer­e­mo­nia que inter­pre­ta la devo­ción a este patrono y que espe­cial­mente en
Palave­ci­no, el arrai­go del even­to es más acen­tu­a­do al que se suman los
plante­les esco­lares, sus alum­nos, mae­stros y representantes.
El pro­fe­sor Víc­tor Rivero,
direc­tor de la Escuela Estadal José María Var­gas de Las Tunas, una local­i­dad de
la par­ro­quia Agua Viva, reseñó que esa insti­tu­ción cumplió 14 años promoviendo
la fes­tivi­dad “que es la esen­cia cul­tur­al del esta­do Lara”.
Alum­nas y rep­re­sen­tantes de la Escuela El Tamarindo
‑Lo cel­e­bramos en grande con la
pro­ce­sión del san­to co-patrono de Agua Viva por el entorno inmedi­a­to a la
escuela, para luego ofre­cer­le un tamu­nangue, que tam­bién es cono­ci­do también
como el baile de los negros de San Anto­nio, en donde los niños y maestros
com­bi­nan en baile una core­ografía ampli­a­mente ensaya­da des­de edu­cación inicial
has­ta el sex­to gra­do, para incul­car­les ese lega­do de nue­stros decendientes
afroamer­i­canos, pre­cisó Rivero entre el estru­en­do de los cohetes, tam­bores y
las cuer­das de los cuatros.

Semillero de tamunangueros

En plantel educa­ti­vo que atiende
las comu­nidades Las Tunas, Val­lecito, Agua Viva cen­tro, se han traza­do como
meta ser recono­ci­dos como una escuela cul­tur­al, semi­llero de tamunangueros,
según sin­cera expre­sión de Rivas.
Acotó que el baile, es una
tradi­ción que en la insti­tu­ción se pro­mueve en todas las pro­mo­ciones salientes
con desta­ca­da par­tic­i­pación de músi­cos y tamu­nangueros egre­sa­dos de ese
“semi­llero” como Los tamu­nangueros de Agua Viva, pat­ri­mo­nio cul­tur­al de Palavecino.
 
Estu­di­antes de Escuela El Tamarindo

 hom­e­na­jeron al san­to con tamunangue

Notable participación

Detal­ló que en el baile a San
Anto­nio, par­tic­i­paron 67 esco­lares, des­de edu­cación ini­cial has­ta sex­to grado,
inter­pre­tan­do con su dan­za los sones del tamu­nangue en una nutri­da actividad
cul­tur­al y académica.
Reseñó el docente que los niños
eje­cu­taron los siete bailes en hon­or a San Antonio. 
Cada son del tamu­nangue fue  pre­ce­di­do de una salve (oración a la Virgen
María) en medio de la famosa pieza musi­cal: La Batal­la, inter­pre­ta­da por dos
alum­nos que sim­u­la­ron una pelea con garrotes.
En la fies­ta de San Anto­nio las
pare­jas bailaron al son de tam­bores, mara­cas y cua­tros, dirigi­dos por 22
músi­cos, acom­paña­dos de can­tos de los pro­fe­sores Andrés Salguero y Editzzi
Lameda. 
No faltó el tradi­cional sancocho
y el clar­i­to para más de 120 rep­re­sen­tantes que deleitaron con la
extra­or­di­nar­ia core­ografía en hon­or a San Antonio. 
Estu­di­antes de Escuela Las Tunas  de Agua Viva 
en hom­e­na­je a San Antonio 

Solemne promesa

Solemne y ale­gre fue la
cel­e­bración en hon­or a San Anto­nio en la Escuela José Apari­cio Sal­cedo de El
Tamarindo, con la colab­o­ración del cul­tor pop­u­lar Miguel Pérez y las docentes
Mar­gari­ta Bar­rios y María Fer­nan­da Torín.
En la prome­sa al san­to, las niñas
dan­zaron con sus esbel­tos vesti­dos flo­re­a­d­os en com­pañía de bailadores de
som­brero, gar­rote y alpar­gatas, con pre­cisa core­ografía que otorgó solem­nidad a
la fes­tivi­dad popular. 

Texto y fotos:Luis Alberto Perozo Padua

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *