Honras fúnebres al Libertador en Barquisimeto (1842)

Antonietta Lepore
Escritora


El historiador Eliseo Soteldo, deja reseñadas unas solemnes honras fúnebres celebradas el 17 de diciembre de 1842 en el Santuario La Paz, fecha en que fueron trasladados los restos de Simón Bolívar, desde Santa Marta (Colombia) hasta la ciudad capital de Venezuela. A la misma hora en que los restos del Libertador llegaban a Caracas se celebraban en el Templo de La Paz, en Barquisimeto, solemnes funerales en su memoria.

Todo el ceremonial revistió gran solemnidad, de la casa del Sr. Bernabé Planas salió en procesión un suntuoso carro fúnebre llevando las insignias del General en Jefe y Padre de la Patria, el carruaje iba tirado por dos hermosos caballos blancos. Enlutados y conducidos por dos próceres de la Independencia; el coronel Veroes y el comandante Juan Antonio Judas.

Un grupo de señoritas vestidas de blanco, regaban flores en medio del cortejo, el cual iba presidido por el primer Gobernador de la Provincia de Barquisimeto, Dr. Juan de Dios Ponte (nacido en Cabudare) y a su lado como colorido familiar inmediato, aquel a quien el Libertador denominó con el calificativo de el «Ulises de Colombia», nuestro ilustre prócer Juan Jacinto Lara.

Los cuerpos de la milicia uniformada hacían los honores de ordenanza. Al llegar al Templo de La Paz, fue recibido por todo el Clero y el carro fue colocado en la nave principal; las ceremonias religiosas las presidió el Vicario, Gloria de la Iglesia Larense, el mártir por sus hermanos, heraldo del culto y devoción a nuestra Divina Pastora: el Pbro. Maestro José Macario Yépez, y la oración fúnebre la pronunció el elocuente orador Pbro. Dr. José María Raldíriz.

Fuente: Síntesis Histórica del Santuario La Paz , por la Hna. Maria de Nazareth,Sierva del SSmo. S. QEPDD

Foto de portada: Templo de La Paz, en El Cojo Ilustrado 1897

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «Honras fúnebres al Libertador en Barquisimeto (1842)»

  • el 10 enero, 2021 a las 10:57 am
    Enlace permanente

    Excelente narración acerca de ese hermoso homenaje lleno de profundo sentimiento, la Hna. Nazareth fue una persona preocupada por su santuario, se mantuvo por años directora del coro solemne Nuestra Señora de la Paz, igualmente como directora de los caballeros del Santisimo. durante su apostolado mantuvo una intensa actividad, conformando un equipo de trabajo que se destacó por u disciplina y organización, tambien se desempeñó como profesora de liturgia en el Seminario Diocesano a pesar de su precaria salud, hermosa fotografia donde se observa a la izquierda la fachada del Colegio San Agustín en su segunda sede, casa que sobrevió al terremoto de 1812, felicitaciones por publicar dicha reseña.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *