La familia Monagas y el municipio Palavecino

 

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino
cronistaoficialdepalavecino.blogspot.com

LA FAMILIA MONAGAS se sumó a la lucha por la independencia, en la defensa de Maturín el 18 de marzo de 1813, participando en todo el proceso emancipador. Posteriormente, los hermanos José Tadeo y José Gregorio Monagas ocuparon la presidencia alternativamente desde 1847 a 1858.  José Tadeo gobernó desde 1847 a 1851, luego asumió su hermano José Gregorio entre 1851 y 1855, y nuevamente José Tadeo entre 1855 y 1858

Diez años más tarde, en 1868, José Tadeo recu­pera la pres­i­den­cia con la Rev­olu­ción Azul, por la unión de los  lib­erales y con­ser­vadores, pero muere el 18 de noviem­bre de 1868. Entonces, su hijo José Ruper­to asume la pres­i­den­cia el 1º de agos­to de 1869  has­ta  el 27 de abril de 1870, cuan­do fue der­ro­ca­do por la Rev­olu­ción de Abril que encabez­a­ba Anto­nio Guzmán Blan­co. José Ruper­to Mon­a­gas nació en 1831.

El primer con­flic­to de José Tadeo Mon­a­gas con José Anto­nio Páez, fue por no estar de acuer­do con la Con­sti­tu­ción de 1830 que declar­a­ba la sep­a­ración de Venezuela de la Gran Colom­bia, procla­man­do así, su leal­tad a Bolí­var y a la nación colom­biana, por lo que se con­vir­tió es el prin­ci­pal adver­sario de Páez.

 

 


José Anto­nio Páez en una cap­tura fotográfica

 

Julián Cas­tro lid­eró la Rev­olu­ción de Mar­zo que der­rocó ese mes en 1858, a José Tadeo, quien renun­ció y se asiló en la Emba­ja­da de Fran­cia, mien­tras su her­mano José Gre­go­rio fue puesto pre­so jun­to a su hijo Julio Mon­a­gas, no sobre­vivió a la cár­cel, murien­do el lib­er­ta­dor de los esclavos, cua­tro meses después, el 15 de julio de ese año.

El 5 de julio del año 1858, impul­sa­do por el gob­ier­no de Julián Cas­tro, se instaló la Con­ven­ción de Valen­cia a fin de refor­mar la Con­sti­tu­ción. Al año sigu­iente, el 20 de febrero estal­ló la Guer­ra Fed­er­al que duró 5 años, has­ta el 23 de abril de 1863.  Julián Cas­tro fue der­ro­ca­do el 1 de agos­to de 1859.  Luego de múlti­ples con­flic­tos, el Gen­er­al José Anto­nio Páez asum­ió la pres­i­den­cia el 10 de sep­tiem­bre de 1861, has­ta el 22 de mayo de 1863. La der­ro­ta del gob­ier­no y el tri­un­fo de los lib­erales, mar­có el fin del poder políti­co de la oli­gar­quía con­ser­vado­ra y la ascen­sión del grupo lib­er­al en 1864; que definirá la ori­entación políti­ca  en Venezuela el resto del siglo XIX.

Los her­manos Mon­a­gas hicieron impor­tantes refor­mas lib­erales: favorecieron a los deu­dores con la Ley del 10 de Abril de 1834 y la Ley de Espera y Qui­ta de 1849; elim­i­naron la pena de muerte por deli­tos políti­cos; y en 1854 apro­baron la Ley de Abol­i­ción de la esclav­i­tud. Pero establecieron un gob­ier­no nepotista. 

Cabudareños con Monagas

En el actu­al esta­do Lara cir­cu­laron var­ios per­iódi­cos que apoy­a­ban los gob­ier­nos de los Mon­a­gas. En Bar­quisime­to, en 1895 cir­culó La Causa Lib­er­al, per­iódi­co que pro­movía la cel­e­bración del cen­te­nario de José Gre­go­rio Mon­a­gas. Sus direc­tores fueron M. Hur­ta­do y J. M. Ver­a­cochea M. y era admin­istra­do por el Gen­er­al Juan Guedez.

 


José Tadeo Monagas

 

 

Es evi­dente que exis­tió una relación o vín­cu­lo entre la famil­ia Mon­a­gas y el hoy Munici­pio Palave­ci­no, por lo que a con­tin­uación pre­sen­ta­mos algunos cabu­dareños que apo­yaron o lucharon jun­to a los Monagas.

El 24 de enero de 1848, el Gen­er­al José Anto­nio Páez emprende una rev­olu­ción con­tra el Pres­i­dente José Tadeo Mon­a­gas, en el lla­ma­do ataque al Con­gre­so.  José Gre­go­rio Basti­das se incor­poró al Ejérci­to de Mon­a­gas, dirigi­do por el Gen­er­al San­ti­a­go Mar­iño cuan­do éste llegó a Cabu­dare el 27 de mar­zo de ese año, para sofo­car el alza­mien­to de Páez en la región occi­den­tal, sien­do recibido con bene­plác­i­to por la población.

Algunos par­tidar­ios de Páez habían insta­do al Gob­er­nador de Bar­quisime­to, Flo­ren­cio Jiménez, des­ig­na­do en 1847, a ple­garse al movimien­to paecista, pero Simón Planas impul­sa­do por las ideas lib­erales, para man­ten­er el orden con­sti­tu­cional cor­re­spon­di­ente a Mon­a­gas, lo apoya con 700 hom­bres que tra­jo de Cabu­dare. Entonces Flo­ren­cio Jiménez debió ocu­parse de la defen­sa del gob­ier­no y deja como encar­ga­do al cabu­dareño Ramón Vilaró, y  su coter­rá­neo Simón Planas, fue nom­bra­do su secretario.


Man­i­festación cívi­ca por el cen­te­nario del nata­l­i­cio del Gen­er­al José Gre­go­rio Mon­a­gas. Bar­quisime­to 4 de mayo de 1895


Sin embar­go, Ramón Vilaró, debió apo­yar tam­bién al Gen­er­al Flo­ren­cio Jiménez en su Cam­paña de Occi­dente, para man­ten­er  el gob­ier­no de José Tadeo y acabar con la insur­rec­ción de Páez. Deja encar­ga­do de la gob­er­nación has­ta sep­tiem­bre de 1848, al Coro­nel Mar­cos Ortiz, quien vivía en Cabu­dare pero era nati­vo de Cuara, (actu­al munici­pio Jiménez). Ortiz fue varias veces diputa­do al Con­gre­so por la Provin­cia de Bar­quisime­to y  era ami­go del Gen­er­al José Tadeo Monagas.

Simón Planas fue senador al Con­gre­so Nacional en 1849, y en 1853 el pres­i­dente José Gre­go­rio Mon­a­gas lo nom­bró Min­istro de lo Inte­ri­or y de Jus­ti­cia, car­go des­de el cual redac­ta y logra se apruebe la Ley de Abol­i­ción de la Esclav­i­tud, el 24 de mar­zo de 1854.

Cuan­do se dec­re­ta la par­ro­quia civ­il en el sitio de Los Ras­tro­jos, el 21 de noviem­bre de 1850, se le da el nom­bre de Mon­a­gas, quien ejer­cía la Pres­i­den­cia de Venezuela para el momen­to, y era pres­i­dente de la provin­cia, Martín María Aguina­galde, cuña­do de Simón Planas.

Según el his­to­ri­ador Telas­co Mac.Pherson, en 1858 se le cam­bió el nom­bre a Con­ven­ción, debido a la Con­ven­ción de Valen­cia que se efec­tu­a­ba en ese entonces, ya que los Mon­a­gas habían sido der­ro­ca­dos y esta­ban en des­gra­cia políti­ca. Efec­ti­va­mente, dicha denom­i­nación se evi­den­cia en los doc­u­men­tos que son pro­to­col­iza­dos entre los años 1858 y 1864 en el Reg­istro Sub­al­ter­no del entonces, Can­tón Cabu­dare. Final­iza­da la Guer­ra Fed­er­al con el Trata­do de Coche, el 23 de abril de 1863, y tri­un­fante el grupo lib­er­al, se le asigna el nom­bre de Par­ro­quia Los Ras­tro­jos, que es mod­i­fi­ca­da por la  de José Gre­go­rio Basti­das en 1954, que con­ser­va has­ta hoy.

Domin­go Anto­nio Mén­dez, fue pres­i­dente de la Provin­cia de Bar­quisime­to en 1860, mien­tras se desar­rol­la la Guer­ra Fed­er­al, cuan­do ésta final­iza y se crea el Esta­do Sober­a­no de Bar­quisime­to en 1864, con­tin­uó en el car­go, por lo que se con­vierte en el primer Pres­i­dente del Esta­do Bar­quisime­to has­ta 1865, cuan­do asum­ió la mag­i­s­tratu­ra el Gen­er­al Nicolás Patiño. Además fue Alcalde, Pres­i­dente del Con­ce­jo Munic­i­pal y Tesorero de Rentas de Cabu­dare, Senador y Diputa­do suplente al Primer Con­gre­so Fed­er­al en 1864.

José Ramón Brito en su obra, Hom­bres Ilus­tres de Cabu­dare, reseña que cuan­do fal­l­e­ció el cabu­dareño Domin­go Anto­nio Mén­dez, el 5 de julio de 1868: “…A su entier­ro acud­ieron numerosas per­son­al­i­dades tan­to de Cabu­dare como de otros lugares que en esos días vivían en Cabu­dare; tales como el Gen­er­al José Ruper­to Mon­a­gas, Gen­er­al Hermenegildo Zavarce…”

De acuer­do a revisión efec­tu­a­da en archivos del munici­pio, encon­tramos que los Gen­erales José Ruper­to Mon­a­gas y Eduar­do Ortíz, ¨…eje­cu­tan un arren­damien­to de bienes en Tara­bana y Bar­quisime­to¨ pre­cisa­mente en 1868. Es decir que José Ruper­to Mon­a­gas se encon­tra­ba en Cabu­dare para entonces real­izan­do estas gestiones.

Eduar­do Ortiz, era hijo del Gen­er­al Mar­cos Ortiz, fue gen­er­al y abo­ga­do que par­ticipó en la Guer­ra Fed­er­al, Sec­re­tario Gen­er­al de Esta­do durante el gob­ier­no region­al de Nicolás Patiño, fun­dador del per­iódi­co El Cón­dor de Tere­paima, primer per­iódi­co de Cabu­dare que cir­culó entre 1865 y 1868, cuan­do Cabu­dare fue cap­i­tal del Esta­do Barquisimeto.

 


Gen­er­al Nicolás Patiño Sosa, pres­i­dente del gran Esta­do de Bar­quisime­to, naci­do en Cabudare

 

Era dueño de una serie de propiedades tan­to en el Depar­ta­men­to Tere­paima (hoy Munici­pio Palave­ci­no) como en Bar­quisime­to. Además des­de julio de 1849 admin­is­tra­ba los bienes de su padre medi­ante poder otor­ga­do por él.

En el Dis­tri­to San Mar­cos (hoy Par­ro­quia José Gre­go­rio Basti­das) era dueño de la Hacien­da Chorobobo que la heredó de su padre (Mar­cos Ortiz), la cual  con­ta­ba con 40 tablones de caña dulce, 15 mil matas de café, var­ios conu­cos de siem­bra de yuca, taba­co, cam­bu­res y otros fru­tos, un edi­fi­cio para trapiche con máquina de seis fon­das de cobre, un edi­fi­cio para alam­bique con todo lo nece­sario, una casa grande amobla­da con cabal­ler­iza, una casa para pulpería con mostradores, bueyes, cabal­los, mulas y asnos, y car­retas entre otros bienes.

Tenía tam­bién, una pos­esión con­tigua a la hacien­da con 20 tablones de caña dulce, plan­tas de café, árboles fru­tales y fru­tos menores, 2 casas cubier­tas de paja y corre­dores de tejas y un ran­cho de paja para habitación de los mayordomos.

Era dueño de un ter­reno incul­to (no en pro­duc­ción) cer­ca­do con mal­la a oril­las del río Tur­bio,  otro en la mis­ma situación en el sitio de Las Jaguas, y otro ter­reno que com­pró a Car­los Muji­ca que con­tiene un horno de tejas, una casa que com­pró a Isabel Med­i­na y la mitad de esa  pos­esión cul­ti­va­da con café.

Era dueño de siete casas con techos de tejas, ubi­cadas tan­to en el Dis­tri­to San Juan Bautista como en el Dis­tri­to San Rafael, espa­cios que cor­re­spon­den hoy a la Par­ro­quia Cabu­dare. Una de ellas con­tigua a la plaza públi­ca, y otra que servía de depósi­to  de los fru­tos de la Hacien­da Chorobobo.  Además tenía una casa en Barquisimeto.

Todo esto, lo entre­ga en arren­damien­to por tres mil pesos al Gen­er­al José Ruper­to Mon­a­gas, medi­ante doc­u­men­to pro­to­col­iza­do el 8 de octubre de 1868. Éste a su vez da un poder al ciu­dadano español, Ser­a­pio Gar­cía para qué mane­je todas estas propiedades y lo rep­re­sente en todas las activi­dades que  se rela­cio­nen con este arren­damien­to por necesi­dad de ausen­tarse de esta población, esto es pro­to­col­iza­do el 10 de octubre de ese mis­mo año.

Descono­ce­mos has­ta cuan­do tuvo vigen­cia este acuer­do, ya que el Gen­er­al José Ruper­to Mon­a­gas, al año sigu­iente será pres­i­dente de Venezuela has­ta 1870, y su muerte se pro­du­jo el 12 de junio de 1880 y el Gen­er­al Eduar­do Ortiz fal­l­e­ció en 1888.

Fuentes con­sul­tadas
Bib­li­ográ­fi­cas
Brito, José Ramón. Hom­bres Ilus­tres de Cabu­dare. Bar­quisime­to, 1946. Tipografía Nicolás Vásquez. 48 p.
Castil­lo Blomquist, Rafael. José Tadeo Mon­a­gas. Auge y con­sol­i­dación de un caudil­lo. Monte Ávi­la Edi­tores. Cara­cas, 1984. 277 p.
Mac.Pherson, Telas­co. Dic­cionario del esta­do Lara. Históri­co, Geográ­fi­co,  Estadís­ti­co y Biográ­fi­co. Bib­liote­ca de Autores Larens­es. No. 3. Edi­ciones Pres­i­den­cia de la Repúbli­ca. Cara­cas, 1981. 558 p.
Doc­u­men­tales
Con­tra­to de arren­damien­to entre Eduar­do Ortiz y José Ruper­to Mon­a­gas. 8 de octubre de 1868.
Poder otor­ga­do a Ser­a­pio Gar­cía por José Ruper­to Mon­a­gas. 10 de octubre de 1868.
Hemero­grá­fi­cas
Gac­eta de Bar­quisime­to. 15 de julio de 1849. Año IV. No. 97

Rela­ciona­dos

- Simón Planas, el ver­dadero lib­er­ador de los esclavos

- El 1° de mayo de 1844 nació el Can­tón Cabudare

- Cabu­dare en un discurso

Comén­tanos tus impre­siones sobre este artícu­lo en el recuadro de abajo

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *